POLICIA
los argumentos del fallo por el caso marianela

Para los jueces, Amador mató a su novia por un ataque de “furia”

2023_02_24_francisco_amador_marianela_rago_zapata_telam_g
Perpetua. La pena efectiva que deberá cumplir el femicida. Víctima. Marianela Rago fue asesinada en el año 2010. | télam

Los jueces que dictaron la prisión perpetua de Francisco Amador por el crimen de su expareja Marianela Rago Zapata, la estudiante de periodismo de 19 años asesinada en 2010 de 23 puñaladas y degollada en su departamento del barrio porteño de Balvanera, basaron su decisión “en el contexto de violencia de género” en el que se encontraba la víctima y “la furia” que le provocó al hombre haber comprobado que ella tenía un nuevo novio.

En los fundamentos, los jueces Hugo Navarro, Juan María Ramos Padilla y Rodolfo Goerner del Tribunal Oral en lo Criminal 29, afirmaron que “existen numerosos indicios, serios, graves y concordantes que también lo sindican (a Amador) como el autor del hecho”.

Amador (37) fue condenado a prisión perpetua el 29 de noviembre último al haber sido hallado culpable como autor del “homicidio agravado por haber sido cometido con ensañamiento y alevosía”, en perjuicio de su expareja, Rago Zapata.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

“En el caso particular de Marianela, su voz fue acallada definitivamente, y sus dichos solo pueden conocerse por vía indirecta, a través de las versiones de sus amigos, compañeros de escuela y facultad, y por los miembros de su familia”, aseguró el juez Navarro en el voto que guió los fundamentos de la condena.

El magistrado indicó que Amador era “la única persona que pudo querer matarla y de esa manera, causándole sufrimiento y con ‘bronca’”, señaló que el vínculo entre ambos “era enfermizo”, que él estaba obsesionado con su expareja y que ella “incluso temía que la matara”.

“Se comprobó que Amador, lejos de acompañarla del modo que dijo en su indagatoria, terminó persiguiéndola y controlándola en todos sus pasos. Protagonizó episodios sumamente violentos con ella, la golpeó y amenazó en numerosas oportunidades, hasta el día que, por un ataque de celos y furia, produjo su muerte”, afirmó.

Según el fallo, los motivos que provocaron los celos del ahora condenado fue el haberse enterado de una nueva relación que tenía su expareja.