martes 17 de mayo de 2022
POLICIA lleva seis años y medio en prisión
08-01-2022 03:46

Por “problemas de convivencia”, Farré ya pasó por siete cárceles distintas

El femicida de Claudia Schaefer dejó el penal de Bahía Blanca tras denunciar que lo amenazaron y obligaron a comprar un asado. Desde ayer está en la cárcel de Campana.

08-01-2022 03:46

Fernando Farré (49) juntó sus cosas y a las 22.39 de este jueves 6 de enero abandonó la cárcel de Bahía Blanca. Lo subieron esposado a un camión de traslado de detenidos para llevarlo a su nuevo destino de encierro: la Unidad 41 de Campana. Allí seguirá cumpliendo la condena a prisión perpetua por haber asesinado de múltiples puntazos a su ex mujer Claudia Schaefer (44), en agosto de 2015. 

Según fuentes judiciales, el femicida del country ingresó al penal a las 6 de la mañana y enseguida fue alojado en el pabellón de admisión, donde será evaluado por un equipo interdisciplinario que después definirá en qué sector de la cárcel permanecerá detenido y quienes serán sus nuevos compañeros de encierro. 

El femicida denunció días atrás que sus compañeros de detención lo amenazaron para que pagara el asado de Fin de Año. Por “ocho lechones, dos corderos, pollo y fruta” aseguró haber abonado cerca de 100 mil pesos. También dijo que fue golpeado por dos internos, que sufrió episodios de abuso sexual y que hacía al menos 48 horas que permanecía alojado en una celda de aislamiento. 

De acuerdo a los voceros, en su nuevo lugar detención el ex ejecutivo de Coty no recibirá ningún beneficio extra porque continuará bajo un régimen cerrado. Farré fue condenado a perpetua en el año 2017 y lleva seis años y cinco meses en prisión. Para obtener una salida transitoria, por ejemplo, tiene que cumplir la mitad de la condena, que en este caso son 12 años y 6 meses. 

El traslado del femicida fue ordenado por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) Nº 2 de San Isidro a partir de un habeas corpus que presentó el acusado. En la resolución se destaca el carácter “urgente” del traslado por los “problemas de convivencia” que el acusado presenta con el resto de la población carcelaria”.

“Hágase saber que la unidad de destino a designarse deberá contar con todos los medios e infraestructura para brindar adecuado tratamiento a las patologías que padece Farré –arritmia, úlcera sangrante, hernia de esófago, taquicardia, hipertensión arterial, elevado colesterol, depresión crónica profunda y trastornos del sueño”–, señala el escrito.

En la resolución, firmada por el juez Alejandro Lago, se sugieren cuatro destinos posibles: las unidades 46, 47 y 48 de San Martín y la 41 de Campana”. Finalmente, las autoridades del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) se inclinaron por la última opción, un penal que Farré no conocía. Antes pasó por otras seis cárceles: San Martín (Unidad 48), Florencio Varela (U24 y 32), Sierra Chica (U2), General Alvear (U30) y Bahía Blanca (U4). En casi todas tuvo problemas de convivencia.

En 2018, por ejemplo, estando en Varela, denunció amenazas y ataques por haber descubierto el supuesto plan de un detenido para matar a un fiscal. En aquel momento, el femicida solicitó una medida de resguardo porque “temía que lo maten en cualquier momento”. Según la denuncia que presentó, el 24 de junio de 2018 el ex saxofonista de Los Fabulosos Cadillacs, “Naco Goldfinger”, actualmente detenido por narcotráfico, le arrojó agua hirviendo junto a otros internos. 

Tras la presentación judicial Farré dejó Florencio Varela y continuó su detención en Sierra Chica. El 23 de febrero de 2019 llegó a Bahía Blanca. Y no tardó en tener problemas con sus compañeros de detención. Además, recibió una denuncia por hostigar a sus familiares. 

En junio de 2020 allanaron su celda y secuestraron dos teléfonos celulares. Solo estaba permitido el uso de whatsapp, pero Farré tenía “descargas y actividad de otras aplicaciones de redes sociales como por ejemplo Facebook, Instagram y Twitter”, se detalló en el acta.

Sandra, la ex cuñada del femicida, contó que recibió una solicitud de amistad del perfil de Farré que ella bloqueó y que luego se enteró que el hombre había intentado contactar a su hija mayor. Incluso le había mandado un mensaje a una amiga de la joven para preguntarle por un número de teléfono. 

El crimen de Claudia Schaefer ocurrió el 21 de agosto de 2015. En pleno proceso de separación, su ex pareja fue a la casa que el matrimonio alquilaba en el country Martindale de Pilar para retirar sus pertenencias y, al ingresar al vestidor, Farré la degolló y le provocó 74 lesiones con dos cuchillos. En 2017 lo condenaron a prisión perpetua en un juicio por jurados que lo declaró culpable.

“Psicótico y peligroso”

R.P.

Fernando Farré no solo tiene problemas con sus compañeros de detención. Jorge Césaro, su ex abogado, denunció que “es un psicótico peligroso que se encuentra completamente desconectado de la realidad y que no tiene control sobre su accionar”. 

El abogado hizo una presentación en el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) para que “se tomen medidas urgentes”, según publicó el diario La Nación.  

El pedido es “para contener el severísimo agravamiento de su estado de salud mental y de interrumpir los ilícitos que está cometiendo”.

“Farré utiliza redes sociales como Instagram y Facebook para hacerse pasar por abogado y, desde ese rol imaginario, inventa interminables conspiraciones para asesinar a distintas personas e intenta defraudar a profesionales con supuestas contrataciones de servicios”, señaló Césaro en la presentación ante el SPB.

El femicida, por su parte, respondió que él fue víctima de amenazas, calumnias e injurias por parte del letrado. Según Césaro, el conflicto con su ex cliente comenzó por el pago de los honorarios.

En esta Nota