POLICIA
Sensacin de inseguridad (I)

Wilde: bronca vecinal por el crímen de la arquitecta

Renata Toscano, de 43 años, recibió un balazo en la cara cuando le intentaron robar el auto. Anoche, un numeroso grupo de exaltados vecinos fue a la Comisaría de la zona para reclamar mayor seguridad.

default
default | Cedoc

El brutal crímen de una arquitecta y profesora de catequesis, asesinada de un balazo en la cara para robarle el auto, hizo que anoche vecinos de la ciudad de Wilde se concentraran frente a comisaría de la zona para, entre gritos e insultos, reclamar mayor seguridad.

Los airados vecinos concurrieron a la sede policial situada en la calle Las Flores 365 y en la puerta fueron recibidos por el jefe de la seccional, comisario Víctor Hugo Villalba, quien explicó a los vecinos que "es un momento lamentable en el cual la Policía hace los mayores esfuerzos posibles para lograr el esclarecimiento".El jefe policial fue increpado por dos exaltados vecinos que lo conminaron a renunciar y debió soportar gruesos insultos que coreó la mayoría de los presentes, que luego cortaron la avenida Mitre.

Esto no les gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

"Si no servís andate, tenemos muerte todos los días, no nos hagas matar, sos tan culpable como los asesinos", le espetó uno de los manifestantes que se le puso cara a cara. Ante la ola de insultos, el jefe de la seccional aseguró que por el caso fueron demorados dos mayores y dos menores de edad, aunque fuentes policiales informaron a DyN que no tendrían relación con el caso.

La víctima fue identificada como Renata Toscano, de 43 años, cuyo cuerpo fue encontrado en el interior de su automóvil Ford Ka color blanco, modelo 2001, en la intersección de las calles Raquel Español y Bolívar, a tres cuadras de un asentamiento conocido como "Villa Azul", de donde se sospecha serían los autores del hecho.

Los voceros informaron que el hecho ocurrió alrededor de las 13, cuando la mujer llegaba a su domicilio en su automóvil y fue interceptada con fines de robo por tres jóvenes armados, cerca de su domicilio. Aparentemente la mujer apretó el acelerador y uno de los asaltantes le efectuó un disparo que, tras perforar el parabrisas, impactó en su cara. Según las fuentes, la mujer alcanzó a manejar hasta su domicilio, pero falleció en el auto. El cadáver quedó en el interior del vehículo, mientras los asesinos escaparon sin consumar el atraco.

A partir de declaraciones de testigos, los investigadores habrían identificado a los responsables por lo que personal de la Jefatura Distrital de Avellaneda realizó varios allanamientos ordenados por la fiscal Mariela Bonafine, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada número 1 de Avellaneda, del departamento judicial de Lomas de Zamora, que culminó con la aprehensión de cuatro sospechosos.

"Estamos elaborando un informe secuencial de los hechos, la situación témporo-espacial y la mecánica de fuga, vamos reuniendo elementos para detener realmente a los autores", dijo a DyN una alta fuente policial. La muerte de la mujer despertó la disconformidad de los vecinos con las autoridades policiales por la cantidad de hechos delictivos en la zona.

"La gente está consternada. Era una señora muy querida y, por sobre todas las cosas, educada. Daba una participación a la comunidad importante. Hoy el país se queda con una luchadora menos", dijo a la prensa María Denegri, vecina de Wilde, cuyo hijo Leandro, que tenía 22 años, fue asesinado por delincuentes cuando llegaba en auto a su casa en junio de 2003.

Los vecinos indicaron que, además de su profesión de arquitecta, la mujer daba clases de catequesis en el colegio religioso San Ignacio, situado en la calle Bragado 6502 de Wilde. "Esto nos da la pauta de que no existe credo ni condición social; estamos en manos del enemigo. No son sensaciones (de inseguridad), es lo que está pasando a diario", agregó Denegri. Otra vecina dijo haber visto a tres jóvenes que interceptaron a la mujer cuando llegaba a su casa y que le dispararon a quemarropa, al tiempo que señaló: "Esto ya es tierra de nadie, estamos cansados". Según relató otra mujer a la prensa, la arquitecta estuvo viviendo en Italia pero hace dos años volvió "porque amaba a su patria".

 

Fuente: DYN