4th de March de 2021
POLITICA Poroteo en el Senado
16-12-2020 13:30

Aborto legal: JxC debate si vale la pena darle un "triunfo" a Alberto Fernández

El principal interbloque opositor mantiene una mayoría de votos en contra y crecen las presiones internas para que los "verdes" analicen su postura en función del rédito político.

16-12-2020 13:30

"No le podemos regalar esta ley a Alberto". Después de un largo diálogo, esa fue la conclusión de una alta autoridad del PRO durante una reunión de Juntos por el Cambio donde no se pudo esquivar el tema del momento, la discusión sobre el aborto legal que espera la sanción definitiva en el Senado. En rigor, todavía no está en claro si el rédito iría al Presidente o si será Cristina Kirchner la que finalmente resulte triunfadora por juntar los votos después del fracaso de 2018.

Durante todo 2020, Juntos por el Cambio logró conformar un núcleo de 29 senadores integrado por propios y aliados provinciales que votaron en línea en la mayoría de las oportunidades.

De acuerdo al "poroteo" previo, sustentado en la votación de 2018 y las expresiones públicas de la mayoría de ellos, solo 10 están a favor de la aprobación del texto enviado por el Poder Ejecutivo contra unos 18 que se inclinan por la negativa y la abstención de Lucila Crexell, que aún no dio indicios si mantendrá en esta oportunidad. 

Dentro de la decena verde, hay figuras como los porteños Martín Lousteau y Guadalupe Tagliaferri, la bonaerense Gladys González y la mendocina Pamela Verasay que vienen trabajando por la aprobación definitiva, después de la fallida experiencia de hace dos años, pero el voto en contra prevalece en la Cámara más conservadora y en los últimos días tomó fuerza la idea de que la especulación política estará vigente hasta el último minuto. 

En ese contexto, Lousteau dijo a PERFIL que “la media sanción fue muy importante: uno siente que el apoyo creció. Estamos trabajando para que el Senado también muestre eso, y transforme finalmente la IVE en ley. Con ello resolveremos un tema significativo de salud pública y consagraremos el derecho de la mujer a decidir por sí misma acerca de su propio cuerpo y su deseo de ser madre”.

La senadora PRO Guadalupe Tagliaferri.

Los diputados de La Pampa tuvieron un rol definitorio en la histórica votación de 2018 y es por eso que los integrantes de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito se entusiasmaron este año con torcer la decisión de representantes de la provincia. Según supo PERFIL, el diputado Martín Berhongaray era uno de los posibles votos verdes que las mujeres de la militancia a favor contabilizaban. El pampeano propuso una serie de cambios al texto presidencial y al no tener eco, votó en contra.

La referencia tiene que ver con que dentro de ese "combo" pampeano de posibles convencibles se incluía al senador Juan Carlos Marino, que optó por la negativa en 2018 pero que dejó trascender que había disposición a rever ese veredicto. En diálogo con medios locales reveló que su hija menor Albertina está favor del aborto legal pero dijo también que le aclaró a ella que "no puede legislar para su hija". 

La cuestión entonces es que Marino se está "subiendo el precio" y aprovechando su condición de indeciso, por lo que ya trascendió que hubo contactos de autoridades nacionales para dialogar sobre su decisión, al igual que Oscar Castillo, una de las opciones verdes de hace dos años que tiene un monobloque propio.

En una jugada similar a la que hizo Sergio Massa al inicio de la discusión, Marino recibió a comienzos de esta semana a militantes de ambos sectores para escuchar su postura y terminar de definir su voto para la sesión prevista el 29 de diciembre en la Cámara alta.

Los verdes también se entusiasman con el voto de Stella Olalla que no realizó aún declaraciones públicas sobre su intención de voto pero que, de acuerdo a las negociaciones previas, se sumaría al grupo verde. "Nosotros creemos que va a votar bien", resumieron en el espacio que defiende la IVE en el Senado. 

Pero más allá de los números, lo que sobrevuela el espacio opositor es si vale la pena sostener la convicción, ante un posible triunfo que sin dudas se anotará el Gobierno nacional, sobre todo después de que Mauricio Macri no lo logró sobre su gestión..

En política, cuando las convicciones son fuertes es difícil torcer una voluntad pero cuando no están tan claros los fundamentos, un voto verde puede transformarse en una abstención y contribuir a que el oficialismo no se lleve los laureles sobre el fin de un año tan complicado. Ese es la estrategia que le están pidiendo a algunos representantes de Juntos por el Cambio, aunque desde el sector verde más firme piden que no aflojen con sus decisiones. 

DM/MC