miércoles 12 de mayo de 2021
POLITICA primera semana de la misión
13-11-2020 23:45

Apoyo con condiciones al acuerdo con el FMI y dudas por inflación

La incertidumbre sobre baja de los precios llevó a los cambios en la fórmula de movilidad jubilatoria. Massa se reunió con los técnicos, pidió moderar las exigencias y ratificó la voluntad de pago.

13-11-2020 23:45

La misión del Fondo Monetario Internacional volvió esta semana a Buenos Aires para avanzar en la negociación del plan de facilidades extendidas que le permitiría a la Argentina postergar pagos por cuatro años, tiempo en el que el país deberá volver a crecer.

En el arranque de la semana, volvieron a reunirse con el ministro de Economía, Martín Guzmán. La vicedirectora del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Julie Kozack; el jefe de la misión para Argentina, Luis Cubeddu, y el representante del organismo en el país, Trevor Alleyne, vieron en persona el fin del “veranito” con el dólar paralelo que logró Guzmán en las últimas semanas. También presenciaron el anuncio del dato de inflación más alto en lo que va del año: 3,8% en octubre.

Ese tema, justamente, es uno donde el FMI muestra sus dudas. El Gobierno prevé que la inflación baje al 29% el año próximo, pero la inestabilidad cambiaria llevó a ajustes de precios más vinculados al dólar blue que al oficial en el último mes, cuando la brecha llegó hasta el 150%. Hoy está en torno a 115%. Las dudas sobre el éxito de la baja inflacionaria, en ese marco, explican medidas como el cambio de fórmula –una vez más– para la movilidad jubilatoria.

Durante el gobierno de Mauricio Macri, “el FMI fue el que presionó para incluir a la inflación en el cálculo de actualización de jubilaciones con la idea de que el índice de precios al consumidor iba a bajar”, recordó un ex funcionario. Pero eso no pasó y la lección llevó ahora a buscar una alternativa que, pese a no ser popular, busca dar una señal de ‘sustentabilidad’ atando la evolución a los ingresos de Anses, además del índice de evolución salarial. Los salarios acumulan una caída del 20% desde 2018 a nivel real según las estimaciones de la consultora Ecolatina, que para este año prevé una nueva baja de al menos el 3%.

Absorción. Además de las distorsiones atadas al dólar y los precios “de cobertura” ante una eventual devaluación, el nivel de emisión monetaria es otro de los puntos, donde el Fondo espera una mayor absorción y menos emisión vinculada al ajuste fiscal que puso en marcha el Gobierno al reducir las asistencias que se generaron por el Covid.

A eso se suma el nivel de tasa de interés, que es negativa frente a la inflación y que es otro de los puntos que inquieta a la misión del Fondo, según indicó el economista Claudio Zuchovicki en un reciente evento sobre el mercado de construcción.  

La nueva negociación deberá pasar por el Congreso, según prometió Martín Guzmán. En ese contexto, ayer fue el turno de la visita del FMI al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quien garantizó que buscará “los consensos” para que el nuevo acuerdo con el FMI tenga apoyo parlamentario, pero advirtió que deberá ser “sin ajuste”.

Según trascendió, Massa les dijo que “no le pueden pedir al que quiere pagar lo que no le exigieron al que pidió la plata”, en referencia a la gestión del ex presidente Mauricio Macri, que firmó el programa por el que se desembolsaron los US$ 44 mil millones que hay que repagar.

El encuentro en el Salón de Honor de Diputados duró poco más de dos horas y Massa –que le regaló una camiseta de River a Cubeddu– estuvo acompañado por el representante argentino ante el FMI, Sergio Chodos. Tras el encuentro, calificaron a la reunión como “productiva y positiva”.

Uno de los puntos que marcó Massa al FMI es que para poder pagar, la Argentina tiene que crecer. Es uno de los puntos de interés que comparte el FMI para poder cobrar.

Agenda. El Gobierno apunta a renegociar los plazos para repargar la deuda contraída con el FMI a través de un programa de facilidades extendidas para postergar por cuatro años los vencimientos de capital y ofrecer un camino de reducción progresiva del déficit fiscal, previsto en 4,5% del PBI en el Presupuesto 2021.

Además de reunirse con Guzmán y Chodos en la sede del Palacio de Hacienda y la Sociedad Rural esta semana, se prevé que la comitiva mantenga encuentros también con el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, y los ministros de Trabajo, Claudio Moroni, y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, en los próximos días. Tienen previsto quedarse en Buenos Aires hasta el 23 de noviembre.

En un acto por videoconferencia, el presidente Alberto Fernández aludió a quienes lo corren con al ajuste fiscal. “Algunos están muy preocupados por ver dónde vamos a hacer el ajuste: lo estamos haciendo pagando menos intereses de la deuda que otros tomaron”, dijo.

 

Contra la inercia en precios

 

Tras el alza del 3,8% en la inflación durante octubre, la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, dijo que el Gobierno “seguirá trabajando para quebrar la inercia inflacionaria” que se arrastra de 2019.

Dijo que la suba de octubre obedeció a “pequeños ajustes” que debió autorizar el Gobierno en algunos productos y admitió que diciembre es “un mes complejo, pero trabajaremos en la contención para que no lo sea”.

“Hubo dos momentos en los que se permitieron pequeños y moderados aumentos de la canasta de productos: en julio y octubre. Sabíamos que habría un impacto de inflación este mes”, señaló.

Español defendió el programa Precios Cuidados y dijo que busca ser una referencia en la góndola para que el usuario “pueda decidir qué comprar, al incluir 399 productos”, aseguró en declaraciones radiales.

 


Elogios de Guzmán a Georgieva

R.P

El Ministro de Economía participó en la reunión extraordinaria de Ministros de Finanzas y Presidentes de Bancos Centrales del G20 donde se trata la Suspensión del Servicio de la Deuda (DSSI), que permite interrumpir los pagos de la deuda a los países más vulnerables golpeados por la pandemia del Covid-19.

Guzmán ratificó el apoyo de la Argentina a la Iniciativa en el evento donde también participó la titular del FMI, Kristalina Georgieva, quien advirtió que la situación por la pandemia no está bajo control todavía.  

El funcionario elogió al FMI en ese marco y destacó “el rol positivo que jugó en la negociación argentina, “especialmente al realizar un análisis de sostenibilidad de la deuda que sirvió de ancla para las discusiones y negociaciones entre el deudor soberano y los acreedores”.

“Como parte de lo que enfrentamos, vemos que muchos países atravesarán procesos de reestructuración de la deuda en el futuro cercano, por lo que respaldamos y apoyamos plenamente el DSSI. Argentina cree que jugará un papel positivo”, sostuvo Guzmán, al participar esta mañana de la reunión extraordinaria de Ministros de Finanzas y Presidentes de los Bancos Centrales del G20.

Georgieva pidió coordinación a los países del bloque. “Si los países del G20, se mueven en juntos, invierten juntos al mismo tiempo... gastarían un tercio menos para lograr el mismo objetivo de producción”, afirmó.

Guzmán, en tanto, reiteró que las Cláusulas de Acción Colectiva (CACs) “funcionaron de manera positiva” en el reciente proceso de reestructuración argentino, aunque sostuvo que no son suficientes y que se requieren soluciones multilaterales en esos procesos.

“Las CACs jugaron un papel importante. Muchos analistas consideran que serían suficientes y que Argentina fue prueba de ello, nosotros no creemos que sea así: si bien las CACs ayudaron, pensamos que hay margen para mejorar el marco de reestructuración de la deuda soberana”, sostuvo Guzmán.