viernes 07 de octubre de 2022
POLITICA JUICIO OBRA PÚBLICA

Causa Vialidad: cuáles son las posibilidades de que Cristina Kirchner vaya presa

Distintos especialistas coinciden en que las definiciones llegarán el año que viene. Qué pasará de acá a fin de año y quiénes serían los próximos jueces en intervenir hasta una eventual condena firme.

24-08-2022 14:23

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner está convencida que el tribunal que juzga la Causa de Vialidad ya tiene lista la condena de prisión contra ella. Sin embargo, no quedará presa por lo menos hasta el año que viene, cuando haya elecciones.

Así lo analizaron distintos especialistas en diálogo con PERFIL. Se espera que cerca de fin de año los jueces dictaminen por la condena o absolución. Luego de esto el caso seguirá su trámite en la Cámara Federal de Casación y la Corte Suprema tendrá la palabra final.

 “Hay que esperar lo que diga el tribunal”, señaló el abogado constitucionalista Andrés Gil Domínguez, que prefiere llevar algo de calma. “Hasta ahora, tenemos un proceso en primera instancia”, aclaró para asegurar que aún faltan muchos pasos.

Cristina Fernández en el balcón del Congreso

En caso de llegar, el año que viene, a esta segunda instancia, la causa se verá atravesada por dos ejes. Uno tiene que ver con la campaña electoral de 2023, donde la prohibición para ejercer cargos públicos para Cristina Kirchner (pena que pidió el fiscal Diego Luciani), podría ser determinante para la carrera electoral.

Para la abogada Natalia Salvo, docente de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y de la Universidad Nacional de José C. Paz (UNPAZ), “esto es lo que se busca”. “La finalidad de esta causa es que se meta en las elecciones, con la inhabilitación política”, afirmó ante la consulta de este medio y remarcó: “Veo una ruptura de las garantías constitucionales”.

En caso de no poder ser candidata el año que viene, perdería los fueros y quedaría a disposición de la Justicia para ir presa, al igual que cualquier ciudadano.

Cristina Fernández en el balcón del Congreso

El otro punto es la reaparición de los camaristas Mariano Borinsky y Gustavo Hornos, que ya están en la mira del kirchnerismo por ser los jueces que jugaba al paddle con Mauricio Macri en la Quinta de Olivos. Estos magistrados tendrían un rol destacado porque la causa, si hay apelación, ya tiene definido su rumbo en la sala del tribunal que ellos integran. “Ya está asignada esa sala porque se llegaron por otras incidencias, es un proceso con sala asignada”, explicó Domínguez y adelantó que “también habrá planteos de recusación”.

En tanto, Salvo analizó: “Van a estar dos jueces que tuvieron visitas privadas por motivos no particulares”. “Hay un clima enrarecido por los jueces que van a revisar esta causa, luego de eso lo revisará la Corte, con toda la deslegitimación que tiene el tribunal”, comentó la letrada.

Natalia Salvo: “La finalidad de esta causa es que se meta en las elecciones, con la inhabilitación política”

La defensa también critica el vínculo entre el fiscal Luciani y los miembros del tribunal que enjuician a Cristina Kirchner. Remarcan que tiene una relación extra laboral que perjudica a la defensa, la ex presidenta en este caso, por eso, esta no sería la primera vez en la causa donde hay sospecha de irregularidades.

“Desde la ética judicial hay que replantearse que jueces y fiscales, que comparten ámbitos de trabajo, generen relaciones que vayan más allá de lo profesional”, señaló Domínguez. Frente a esto, se preguntó: “¿En qué condiciones está la persona acusada si el juez y el que acusa tienen una camaradería?”

En este escenario, se espera que la condena firme llegue el año que viene, o más adelante. A fin de año, podría conocerse la sentencia del tribunal en primera instancia, aunque, habría que esperar las siguientes instancias para que se defina si va o no presa Cristina Kirchner.

Escenario judicial adverso

Más allá de los cuestionamientos en si, las expresiones de Cristina Kirchner contra la Justicia Federal también pueden tomarse como una muestra de lo que le depara el escenario judicial en el marco del juicio. 

En un juicio oral hay cuatro instancias en las que se hacen valoraciones acerca de las acusaciones y los delitos que se investigan. En el juicio por Vialidad, el Ministerio Público Fiscal fue la primera parte en exponer su punto de vista: el fiscal federal Diego Luciani consideró que la vicepresidenta fue jefa de una asociación ilícita y por eso pidió que la condenen a 12 años de prisión.

Cuáles son las posibilidades de que se indulte a Cristina Kirchner en la Causa Vialidad

Desde el 5 de septiembre comenzarán a contabilizarse 13 semanas en las que las defensas expondrán sus alegatos, es decir, buscarán defenderse de la acusación fiscal. Una vez que concluya ese lapso, los jueces del Tribunal Oral Federal N°2 estarán en condiciones de dictar un fallo que, a priori, la defensa de la vice espera que sea adverso. 

Con esa condena firmada, un tercer órgano de la Justicia intervendrá en el juicio. La Cámara Federal de Casación, con la sala mencionada antes, revisará el fallo del Tribunal y determinará si convalida tal cual está o hace revisiones: en este caso la presidenta del Senado tampoco espera buenas noticias.

Así las cosas, el panorama pinta oscuro. Y la última palabra la tiene la Corte Suprema, a la que llegarán las partes a través de una nueva vía recursiva. 

Qué puede hacer la Corte Suprema con Cristina Kirchner

La actual conformación de la Corte tampoco le resulta ventajosa a la vicepresidenta. Por eso se cae de maduro que los supremos Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz, Ricardo Lorenzetti y Juan Carlos Maqueda escribirán una sentencia que avalará la condena a ella y al resto de los acusados. Con que tres de ellos voten por sostener la condena basta para convalidarla.

Corte Suprema: cuáles son los proyectos que buscan aumentar el número de miembros
Los jueces Rosatti, Rosenkrantz, Maqueda y Lorenzetti tendrán la última palabra sobre la situación de Cristina.

Cuando salga ese fallo, la sentencia quedará firme y en condiciones de ser ejecutada. En cualquier caso es un proceso que tarda al menos dos años en ser recorrido, y por qué no más. Entonces si se repitiera ese parámetro, Cristina Kirchner tendría un lapso temporal para asegurarse protección de fueros a partir de un nuevo cargo público

Juliana Di Tullio: "Estamos armando una gran marcha para mostrarle a la derecha que somos millones"

Si bajo la protección de los fueros aparece el fallo de la Corte Suprema, el Congreso debería votar su desafuero. Caso contrario, seguiría a salvo de ser encarcelada y de que corra la prohibición para ejercer cargos públicos.

De ese modo, el foco está puesto en cómo se desarrollarán los hechos a partir del inicio de la feria judicial del año que viene: cuánto tardará la Casación en revisar el fallo del TOF N°2 será clave para calcular, de esa manera, el margen de acción que tendrá la Corte para actuar. 

El escenario indicaría que si una eventual condena queda firme y el 11 de diciembre de 2023 la actual vicepresidenta no ostenta cargos, inmediatamente podría ser detenida. 

AR / AS / MCP