domingo 26 de junio de 2022
POLITICA verano movido

Con Carrió a la distancia, la Coalición apuesta al equilibrio

El partido opositor esquiva las disputas de sus socios y propone reeditar el contrato moral a nivel interno. La consolidación de los liderazgos bajo la mirada de Lilita.

09-01-2022 03:55

Sobre el final de 2021, la fallida discusión sobre el Presupuesto 2022 recalentó el escenario político, con nuevos cruces entre el oficialismo y la oposición que se repitieron con el tratamiento de bienes personales y más recientemente con las negociaciones en torno a un acuerdo con el FMI.

Como partido fundador de Juntos por el Cambio, la Coalición Cívica pujó por tener protagonismo en la toma de decisiones políticas, aunque en varias ocasiones optó por diferenciarse o por tomar distancia de polémicas en las que prefirió no entrar.

En el caso del Presupuesto, su estrategia inicial apuntó a la racionalidad y a garantizar la gobernabilidad, a través de una anunciada abstención que finalmente se convirtió en un voto negativo. La confirmación de acuerdos inconsultos de parte de sus socios de la UCR y del PRO con el oficialismo los hicieron cambiar de opinión. No estaban dispuestos a ser quienes convalidaran una estrategia que no los había tenido en cuenta.

Es por eso que comenzó a sonar a nivel interno la reedición del contrato moral, insignia de Elisa Carrió. “No robar, no mentir y no votar contra los pobres” son las tres premisas que buscan instaurar los cívicos en el ámbito de Juntos por el Cambio.

“Tenemos que ser mejores”, aseguran desde el espacio, que ya está mirando a 2023 y que no quiere tener ningún traspié ético en la consolidación.

Como espectadora de toda la movida está Elisa Carrió, quien se encuentra en pleno descanso en su casa de Exaltación de la Cruz y que, según comentan en su entorno, pidió no ser molestada. Mantuvo algunos contactos con referentes como el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, pero también transmitió a la dirigencia joven de la Coalición Cívica que confía en ellos. El fin de año le regaló un esperado encuentro con su hijo mayor y con su nieta, por lo que prefiere seguir monitoreando desde afuera el trajín diario del espacio.  

Carrió confía en las tres figuras que se están haciendo cargo de los distintos frentes partidarios: Maximiliano Ferraro al frente de la estructura nacional, Juan Manuel López como jefe del bloque de diputados y Maricel Etchecoin como referente bonaerense que también integra la mesa nacional de Juntos por el Cambio.

Con respecto a un posible acuerdo con el Fondo Monetario, desde la Coalición Cívica anticipan que también tendrán una mirada “responsable”. No quieren ubicarse ni en el ala de los duros que rechaza cualquier iniciativa del gobierno nacional, más allá de su contenido, ni tampoco quieren ser funcionales a un oficialismo que en varias oportunidades buscó sacar rédito del apoyo opositor para favorecer su proyecto.

Como miembros del interbloque de Juntos por el Cambio, integrado a su vez por diez bloques distintos, reconocen la actual falta de liderazgo después de la salida de Mario Negri de la conducción, pero prefieren no apurarse a ubicar en ese lugar a Cristian Ritondo. Más allá de los nombres, creen que primero deben ponerse de acuerdo en el rumbo durante el año electoral y que la coordinación la irán logrando en el camino.