8th de March de 2021
POLITICA Pandemia
24-04-2020 11:30

Cristina Kirchner acelera para sesionar y dialoga "minuto a minuto" con Alberto y Kicillof

La titular del Senado mantiene perfil bajo y no aparece en los medios, pero participa de la toma de decisiones. El chiste interno por una nota de Clarín.

24-04-2020 11:30

Nada es casualidad ni inocente cuando se trata de lidiar con la Corte Suprema de la Nación. Es necesario caminar despacio para evitar zonas grises que permitan judicializar medidas que adopte el Congreso de la Nación. Cuando se analiza la historia de la relación entre el kirchnerismo y el máximo tribunal, esa desconfianza parece fundada. La estrategia de la titular del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, es no dejar fisuras para la especulación política y aguarda la respuesta de los ministros de la Corte para avanzar con las sesiones online.

Mientras ese camino transcurre, la vicepresidenta mantiene contactos constantes con tres personas, según pudo saber PERFIL. El primero es el presidente Alberto Fernández: la pandemia, la relación con los gobernadores y las decisiones sanitarias más importantes son consultadas. La relación entre los compañeros de fórmula del Frente de Todos goza de buena salud y quienes comparten agenda todo el día con el mandatario apuntaron que "la opinión de Cristina aparece seguido cuando Alberto menciona alguna decisión".

Cristina Kirchner: "Cuando la Corte Suprema quiere resolver un asunto, lo hace"

Otro interlocutor permanente es Máximo Kirchner. Su hijo es titular del bloque del Frente de Todos en Diputados, aparece como el dirigente más importante de La Cámpora y fue el impulsor del proyecto de "impuesto a la riqueza" que desató el conflicto con la Corte. El tercer hombre de diálogo permanente con CFK es el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof. La crisis económica y sanitaria, sobre todo en el conurbano bonaerense, son asfixiantes y Cristina no deja de pedir información al respecto. Incluso tomó contacto con varios de los ministros bonaerenses. Por lo pronto el jueves el mandatario publicó el decreto para asistir a los intendentes en el pago de salarios, y aguarda noticias por la renegociación de la deuda.

Congreso. Ante la falta de certeza para sesionar, más allá de las especulaciones sobre las jugadas políticas del Poder Judicial, en el oficialismo hacen foco en los cambios discursivos que tuvo Juntos por el Cambio desde que se decretó la cuarentena. Dan el ejemplo del titular del interbloque opositor, Luis Naidenoff. "Pedía sesión virtual, decía que teníamos que ir por ahí. Luego de nuestra presentación ante la Corte, cambió de opinión y ahora exige una presencial. ¿Quién los entiende?", señaló un asesor parlamentario de CFK a este medio.

Los escritos del senador radical son la prueba. El 30 de marzo firmó una carta hacia la titular de la Cámara Baja solicitando "que se arbitren los medios necesarios a fin de que se convoque a los miembros de este Cuerpo a sesiones mediante el mismo sistema de videoconferencias". El 16 de abril, en medio de la polémica entre la Corte y Cristina, exigió una sesión presencial.

Cristina Kirchner busca aumentar los impuestos y fortalecer la recaudación en medio de la pandemia

Riquezas. La pregunta que dio vueltas en el círculo rojo durante los últimos días es si el proyecto para gravar los grandes patrimonios se detuvo por la falta de certeza para sesionar o simplemente fue una amenaza para negociar con los sectores con mayores fortunas. Desde el kirchnerismo fueron tajantes: "El proyecto está. Se activará cuando haya sesiones, no vale la pena ahora. No es un capricho, es para enfrentar la pandemia", aseguran.

Medios. Algo que ni la agenda por la pandemia ni la discusión con la corte le quitó a la vicepresidenta es la costumbre de analizar notas de los medios de comunicación. En las últimas horas, circuló una nota de Clarín como chiste interno en el grupo de Whatsapp que mantiene tiene con su mesa chica. El artículo se refiere a una encuesta que especula con un hipotético "balotaje de tres", comparando su imagen pública (mala, según el estudio) con la de Alberto Fernández (que mantiene altos niveles de aprobación) y la de Mauricio Macri. "Vio la nota y supongo que se empezó a reír sola, porque lanzó un emoji de risa", dijeron desde su entorno.

RI/FF