29 nov 2020
POLITICA |Lo coordinan máximo Kirchner y Sergio Massa
sábado 14 noviembre, 2020

El Frente de Todos quiere redireccionar el impuesto a la riqueza para sostener el IFE

Kirchnerismo y massismo repiten, desde hace semanas, que la reconstrucción económica tiene que ser con "inclusión". La jugada desnuda también el vínculo hoy con el Ejecutivo.

Tándem. El titular de Diputados y el jefe del oficialismo defendieron juntos el proyecto ante empresarios. Foto: NA.

El mismo día que los diputados discutían el Presupuesto 2021, los legisladores del oficialismo definían cuándo avanzar con el tratamiento del Aporte Solidario y Extraordinario. En el despacho del titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa y con la presencia del presidente del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, se decidía poner el 17 de noviembre como fecha.

En ese entonces, el Poder Ejecutivo buscaba la manera de recortar los programas creados durante la pandemia de coronavirus, algo que un sector de la alianza de gobierno pone reparos. Dos semanas después y con la confirmación de Alberto Fernández y su ministro de Economía, Martín Guzmán, de terminar con el Ingreso Familiar de Emergencia, los legisladores se preparan para aprobar el impuesto a la riqueza con el cambio y novedad de que parte de lo recaudado será para un IFE 4.

¿Habrá entonces una nueva cuota de este programa direccionado a 9 millones de personas sin ingresos? Según pudo saber este medio, el oficialismo de la Cámara de Diputados avanzaría en este sentido.  “Vamos a demostrar que le podemos resolver algún problema al Gobierno”. Esta frase lanzada por un diputado del Frente de Todos ante PERFIL sintetiza cómo está hoy el vínculo entre el Poder Ejecutivo y su bloque de legisladores en el Congreso. Acelerarán esta semana con la sanción del Aporte Solidario con un mensaje para Fernández: parte de lo recaudado quieren que sea para el IFE 4 que el equipo económico del Gobierno planeó finalizar.

"Vamos a demostrar que le podemos resolver algún problema al Gobierno", dijo un legislador.

Para una parte de la alianza que llegó al poder el 10 de diciembre de 2019, el plan de reconstrucción económica tiene que ser con “inclusión”, palabra que repiten desde hace semanas. Dos de los tres sectores piden esto: el kirchnerismo y el massismo. “Si no tienen plata para el IFE 4, se lo vamos a resolver”, dice un legislador.

El Aporte Solidario que llegará al recinto el martes podría recaudar aproximadamente 307.000 millones de pesos extras a lo largo del próximo ejercicio fiscal y, según el proyecto, estos fondos ya tienen un destino asegurado: comprar equipamiento de salud por la pandemia, apoyar a las pymes con subsidios y créditos, urbanizar los barrios populares, equipar a YPF para producir y envasar gas natural y financiar un relanzamiento del plan Progresar para los jóvenes.

Ante esto, este medio pudo corroborar que los diputados se preparan para modificar la iniciativa en el recinto y destinar una parte del gravamen al Ingreso Familiar de Emergencia. Este programa podría así tener una nueva cuota. Según dijeron a PERFIL, la aprobación de esta iniciativa haría que cerca de 7 millones de personas (estiman que el resto ya pudo retomar las actividades que realizaban antes de la pandemia en su totalidad) vuelvan a contar con los $ 10.000.

Oscar Parrilli: "Ya tenemos los votos para aprobar el impuesto a las grandes fortunas"

Los más de 300 mil millones de pesos que significan este impuesto no se incluyeron en el Presupuesto 2021 que la Cámara de Diputados se prepara para aprobar el mismo martes. Sin conocer la propuesta que incluirán el martes en la discusión parlamentaria, en el Ministerio de Economía veían con buenos ojos este proyecto que admitían que “sería útil, aunque sea en parte, para bajar el déficit fiscal propuesto del 4,5%. Tal como piden obsesivamente los mismos que ahora se quejan por el fin del IFE y del ATP”.

Máximo Kirchner fue el impulsor del proyecto que firmó junto a Carlos Heller. Aunque nunca dudaron de poder alcanzar los votos para su aprobación, desde fines de septiembre (cuando se logró el dictamen), los diputados intensificaron las conversaciones con empresarios que se oponen al impuesto para quienes tengan más de 200 mil millones de pesos. Será un gravamen por única vez y que alcanzará a menos de 10 mil personas.

Muchas de estas reuniones las encabezó un tándem que se afianzó tras la llegada al poder. Massa y Máximo se juntaron y defendieron el proyecto con empresarios que van desde Miguel Acevedo, presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA); pasando por el banquero Jorge Brito; hasta encuentros aún más reservados como el que tuvieron con el supermercadista Alfredo Coto, que en abril criticaba fuertemente el proyecto.

Este dúo suele jugar aún más unido de lo que incluso se imaginan en la Casa Rosada. Además, saben protegerse entre ellos cuando distintos funcionarios les apuntan: a uno lo critican por el alto perfil y al otro por el silencio. También rechazan declaraciones del propio Presidente que les reclama a través de los medios el tratamiento de la reforma judicial. Este pedido público no cayó bien en el oficialismo del Congreso, por lo que Fernández debió aclarar por whatsapp a algunos diputados que no se trataba de un mensaje dirigido a ellos, sino a la oposición.

Los más de 300 mil millones de pesos quue significan no se incluyeron en el Presupuesto 2021

En las últimas horas también se mostraron molestos por algunas versiones que ponían en duda el esquema de funcionamiento en la Cámara. “Funcionamos muy bien y juntos”, dicen desde los dos sectores.

“De aquí hasta que termine el año va a haber la inversión social necesaria para los que necesiten ayuda no en forma de IFE pero sí de otra forma”, dijo el Presidente esta semana. Días antes, Guzmán había adelantado: “El IFE sirvió muchísimo. Protegió a gente que estaba en una situación muy dura. Generó un efecto real en la economía. Implicó un esfuerzo importantísimo. Las medidas de protección social van evolucionando. Hoy no es el momento de un IFE 4 porque hay que mantener ciertos equilibrios para también proteger a la actividad, proteger a la gente, a todo el país”.

A pesar de estas declaraciones, el oficialismo en el Congreso buscará avanzar este martes en la posibilidad de que el IFE 4 sea una realidad para los trabajadores informales, desempleados y monotributistas de las categorías inferiores que sufrieron la reducción de sus ingresos durante la cuarentena.

 


¿Destino en la Corte?

R.P.

El senador Oscar Parrilli (Frente de Todos) estimó hoy que el proyecto de Aporte Extraordinario a las Grandes Fortunas, que tratará el martes la Cámara de Diputados, cuenta con los votos suficientes para ser aprobado en el Congreso, y cuestionó la “actitud antiargentina y antisolidaria” de quienes se oponen a la iniciativa. No descartó que, una vez aprobada la ley, “estos empresarios seguramente vayan a la Justicia en busca de cautelares y demás; en definitiva, vamos a ver lo que hace la Corte Suprema cuando le lleguen estos casos, si le exime a estos sectores el pago del impuesto”.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5194

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.