POLITICA
diputados

El oficialismo se anotó un primer triunfo y logró aprobar en general la ley ómnibus

Con 144 votos a favor y el acompañamiento estratégico de aliados del PRO, del radicalismo y del bloque de Miguel Pichetto, los libertarios se llevaron la aprobación del texto enviado por el Poder Ejecutivo. Pese a que el Gobierno dio por cerradas las negociaciones, todavía quedan algunos artículos que necesitan reunir el consenso para ser aprobados en particular. La sorpresa del voto en contra del radical Facundo Manes, el rechazo de los socialistas y de Stolbizer y el acompañamiento prometido de los tres tucumanos que se escindieron del kirchnerismo. Récord en extensión de la sesión.

20230203_diputados_votacion_ley_omnibus_cuarterolo_g
Aplausos. Los libertarios y sus aliados celebran el número a favor en el tablero, después de tres jornadas consecutivas de debate. | Pablo Cuarterolo

El gobierno de Javier Milei logró este viernes un primer triunfo parlamentario con la aprobación en general en Diputados del proyecto de ley ómnibus, después de más de treinta horas de debate, un hecho inédito para el Congreso.

Se trata en rigor de una victoria parcial, porque la discusión no logró ser agotada y la votación artículo por artículo se reanudará el próximo martes, es decir que habrá más de tres días para que los distintos bloques sigan negociando el acompañamiento de varios puntos conflictivos que no lograron ser resueltos hasta el momento.

Con el apoyo del bloque PRO, de la UCR, de la mayoría de los integrantes de Hacemos Coalición Federal y de bancadas provinciales como Innovación Federal, el oficialismo alcanzó 144 votos a favor, 109 en contra y tres legisladores estuvieron ausentes.

Dentro del conteo final resultó un dato llamativo el voto en contra del diputado radical Facundo Manes y de su colega del espacio Pablo Juliano, dos de los que encabezaron la máxima resistencia al acompañamiento del partido a la privatización de empresas del Estado, aún cuando fue reducido el número planteado en el proyecto original y la delegación de facultades al presidente Javier Milei.

“Nosotros no somos gobierno ni cogobierno”, aclaró en su mensaje Ritondo

De los 23 integrantes de Hacemos Coalición Federal, hubo cuatro votos en contra de los socialistas Esteban Paulón y Mónica Fein, de Margarita Stolbizer y de la cordobesa Natalia de la Sota.

También estuvo ausente el chubutense Jorge Ávila, con lo que el bloque HCF aportó 18 votos que reunió trabajosamente el oficialismo libertario. Sumaron además, tres votos a favor los legisladores del flamante bloque Independencia, integrado por los tucumanos que se escindieron de Unión por la Patria en desacuerdo con el rechazo al proyecto de Ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos.

Desde la presentación del proyecto por parte del Poder Ejecutivo, el texto sufrió múltiples idas y venidas, conforme avanzaban las negociaciones de LLA con el resto de los bloques. Con solo 38 diputados propios, a los que se suman los dos del bloque Buenos Aires Libre de Carolina Píparo y José Luis Espert de Avanza la Libertad, el oficialismo debió realizar un arduo trabajo de construcción de consensos que por momentos, quedó a punto de empantanarse por la intransigencia que se transmitía desde la Casa Rosada. Hasta el jueves por la tarde, con la llegada al Congreso de Karina Milei y Manuel Adorni, y más tarde con la visita del ministro del Interior Guillermo Francos, que también se hizo presente el viernes, el Gobierno no facilitaba el acceso a interlocutores válidos lo que seguía retrasando el momento de la votación que finalmente se concretó sobre el final de la tarde de ayer.

20240202 Tercer día de sesión por la votación del proyecto de ley
Dialoguistas. Los integrantes del bloque Hacemos Coalición Federal y los radicales, centrales en la cifra final de la votación. Fotos: Pablo Cuarterolo

En dicho armado jugó un rol fundamental la figura de Miguel Ángel Pichetto, un referente de peso y sobre todo experiencia política que fue marcando el ritmo de las distintas instancias políticas y reglamentarias que eran novedosas para muchos de los integrantes de La Libertad Avanza. Con Nicolás Massot y Emilio Monzó como laderos fundamentales, el bloque de HCF también contó con un respaldo importante de los legisladores referenciados en el gobernador de Córdoba Martín Llaryora.

“La Oficina del Presidente agradece el voto positivo de los señores diputados que votaron a favor de la Ley de Bases y agradece especialmente la colaboración de los señores diputados y jefes de sus respectivos bloques Cristian Ritondo, Miguel Pichetto y Rodrigo de Loredo, quienes a pesar de nuestras diferencias han contribuido para que la ley avance”. Ese fue el mensaje que se conoció minutos después de la votación final y que buscó por un lado marcar el triunfo propio y consolidar una estructura de aliados que LLA necesitará en cada tratamiento parlamentario por lo menos en los próximos dos años.

Tercer día de debate en Diputados

Ritondo, presente en cada una de las instancias de negociación que sirvió para dar mayor volumen a LLA y garantizarse unos ochenta diputados dispuestos a acompañar no solo en general, sino también en particular el próximo martes. “Nosotros no somos gobierno ni cogobierno”, se encargó de aclarar Ritondo en su mensaje de cierre y citó el discurso del día previo de su colega Silvia Lospennato que habló de otorgar al Gobierno una “caja de herramientas” para poder dar solución a los problemas que, según dijo, dejó el “populismo berreta”.

La referencia de Rodrigo De Loredo, otro de los activos negociadores desde la discusión en el plenario de comisiones, también reconoce el aporte del radicalismo que brindó 32 voluntades a favor y que ahora tendrá una complicación en el seno de su partido con la disidencia marcada por Manes, quien en su mensaje del miércoles hizo un encendido rechazo a la propuesta y dijo que Argentina “necesita estadistas, no leones”.

 

El tajante comunicado de Milei

P.V.

La cuenta en redes sociales de la Oficina del Presidente emitió un comunicado ayer en medio del intenso debate por la ley ómnibus que fue aprobada en general en la Cámara baja, lo que generó malestar en algunos diputados opositores. El texto daba por terminada la negociación.

“La historia los juzgará según su desempeño en favor de los argentinos o en favor de continuar empobreciendo al pueblo. Que Dios y la Patria se los demanden”, sostiene el comunicado en clara alusión a los diputados opositores que continuaban pidiendo cambios. El mensaje que fue compartido por el Presidente despertó la respuesta del diputado de la CC, Maximiliano Ferraro. “... dejen de intervenir en otro poder del Estado como es el Poder Legislativo, desde la Oficina del Presidente”, le respondió el diputado a Milei y agregó que los 257 legisladores deben votar según sus “convicciones”. En tanto Miguel Pichetto, quien pedía celeridad para que la sesión se encamine a la votación, salió al cruce al lilito: “Un tuit y un vaso de agua no se le niega a nadie”, ironizó restándole importancia al comunicado.