viernes 28 de febrero de 2020 | Suscribite
POLITICA / pacto social
sábado 11 enero, 2020

El segundo mes de Alberto arranca con el eje en deuda y obras públicas

Tras atender la “emergencia”, el Gobierno lanza planes de viviendas, rutas, agua y cloacas. Antes de fin de enero enviarán varias reformas para tratar en el Congreso y llega la misión del FMI.

por Federico Águila

Contento. Fernández, ayer, al ingresar a la Casa Rosada junto al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Foto: cedoc
sábado 11 enero, 2020

“El segundo mes será nuestro primer mes”. Así grafican en Casa Rosada cómo transitará Alberto Fernández las próximas semanas al frente del Gobierno con anuncios en varios frentes. Después de la emergencia, en el Ejecutivo ahora le darán paso al anuncio de obras de infraestructura, con eje en la construcción de viviendas, rutas, agua potable y cloacas en diferentes puntos del país. El eje también estará puesto en el Congreso, donde se discutirán a partir del 22 de enero en sesiones extraordinarias varios proyectos, como los regímenes jubilatorios de privilegio. Todo, con la mira puesta en la renegociación con el FMI y los acreedores externos, que comenzará formalmente a partir de la segunda quincena de enero.

El jueves, en un acto en San Fernando, el Presidente realizó su primer balance público de sus 30 días en la Rosada: “Estoy muy contento después de este primer mes, pese a las trabas que tuvimos”, reveló el primer mandatario al referirse a una conversación telefónica que había mantenido más temprano con Cristina Kirchner.

Al interior del Frente de Todos, los resultados son de satisfacción por los primeros treinta días en el Ejecutivo, aunque aclaran una y otra vez que la situación sigue siendo crítica en muchos sectores de la economía y que la renegociación de la deuda con el FMI aparece como el frente más importante a despejar para comenzar a pasar de la emergencia actual a cualquier base sostenible de crecimiento.

El Gobierno dedicó los esfuerzos del primer mes a enviar señales de pago, en especial con la aprobación de la ley de “Solidaridad y reactivación”. La norma que salió antes de Navidad que permitió la eliminación de la movilidad jubilatoria, aumentó retenciones, bienes personales y congeló tarifas, entre otros puntos. A la vez, hubo varias medidas para cumplir con la promesa de campaña de “poner plata en el bolsillo de los argentinos”. Entre ellas, bonos para jubilados que cobran la mínima, aumentos para estatales y privados, la vuelta de Precios Cuidados y el lanzamiento de la tarjeta alimentaria.

“Nuestro primer mes en el Gobierno fue de emergencia. Cuando llegamos, había muchas cosas que no funcionaban y, además, necesitábamos medidas urgentes para poner plata en el bolsillo a la gente y empezar a reactivar el consumo”, relata a este diario un funcionario con despacho en la Rosada.

Obras. Ahora, con el primer capítulo de emergencia abrochado, desde el Ejecutivo planean anuncios para los próximos días orientados a obras de infraestructura, que permitan generar empleo y movilizar un sector castigado en los últimos meses. Habrá anuncios en varios puntos del país para la construcción de viviendas, agua potable, cloacas y rutas.

El jueves, Fernández presentó junto al ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, el programa Argentina Hace. Está pensado ejecutarlo en forma inmediata para ofrecer resultados en los próximos tres meses: busca generar “20 mil puestos de trabajo” con una inversión de 9 mil millones de pesos. Katopodis salió esta semana a jugar fuerte junto al Presidente. Ahora, será el turno de María Eugenia Bielsa, titular de la cartera de Vivienda, quien anunciará la construcción y, en especial, la finalización de planes habitacionales que están frenados. También habrá anuncios sobre nuevas obras de agua potable y cloacas por parte de Aysa, que conduce Malena Galmarini, y que también acompañó al Presidente en el acto del jueves en San Fernando.

Extraordinarias. El Presidente prorrogó las sesiones extraordinarias hasta el 29 de febrero para debatir varios puntos. Se estima que a partir del 22 de enero, Diputados podría convertir en ley el nuevo Consenso Fiscal con las provincias, que ya fue aprobado por el Senado. Y en esa fecha podría comenzar a tratarse otra de las propuestas del Presidente, como es la reforma a las jubilaciones de privilegio en el Poder Judicial y el Servicio Exterior. Otro de los temas que se tratarían a partir de fin de mes, es la anunciada reforma judicial que Fernández adelantó en su discurso de asunción. En el Ejecutivo estiman que podrían enviar una parte de la reforma, que por ahora estipula fusionar a los doce juzgados federales con los penales económicos y los de instrucción.

Otro de los temas que el Gobierno tiene en carpeta, es buscarle una solución integral a los deudores de créditos UVA y de la Anses. En diciembre, el Banco Central mantuvo por este mes el valor de agosto de las cuotas hipotecarias y rebajó las tasas de interés y que los deudores con el organismo previsional no paguen las cuotas de los primeros tres meses del año.

Deuda. El segundo mes de Fernández estará marcado por el inicio formal de las negociaciones con el FMI y acreedores externos para prorrogar los vencimientos de la deuda externa. En la Rosada cayeron muy bien las declaraciones de Alejandro Werner, director del Departamento Hemisferio Occidental del organismo de crédito, quien señaló que las primeras medidas tomadas por el Gobierno van en una “dirección positiva”. En el Gobierno estiman que en la segunda quincena de enero llegará al país la misión del Fondo, que buscará conocer de primera mano el plan integral del ministro de Economía, Martín Guzmán (quien ya se reunió antes de asumir con la titular del FMI, Kristalina Georgieva). Y saber si las primeras medidas y las que vienen tienen consistencia para hacer frente al desafío crucial del gobierno de Fernández.

Con el Fondo Monetario “está todo bien encaminado”

Alberto Fernández se refirió públicamente ayer a la negociación con el Fondo Monetario Internacional. “Está todo bien, está todo encaminado”, sostuvo el Presidente, aunque evitó dar mayores precisiones ya que “es una negociación y por lo tanto hay poco para hablar”. Ante cada consulta, en el Gobierno se muestran optimistas de cara a la negociación formal con el organismo de crédito, que enviará una misión a Buenos Aires en la segunda quincena de enero.

Según varios funcionarios consultados por PERFIL, el cambio de rumbo que tomó el gobierno de Fernández con respecto al tema Venezuela y el asilo que le brindó al ex presidente boliviano Evo Morales, no perjudican la relación con el gobierno de Donald Trump, quien tiene la llave para cerrar cualquier acuerdo con el organismo multilateral de crédito. “Todas las medidas que tomamos con respecto al gobierno de Maduro o la situación de Evo Morales en nuestro país, están habladas con Washington”, señaló a PERFIL un funcionario al tanto de las negociaciones con el Fondo. Por ejemplo, en el caso de Venezuela, la Casa Rosada tuvo esta semana una posición intermedia. El canciller Felipe Solá cuestionó el uso de la fuerza del gobierno de Maduro en la Asamblea Legislativa, y a la vez el Gobierno le quitó las credenciales diplomáticas a Elisa Trotta, la embajadora de Juan Guaidó en el país.


Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4919

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.