miércoles 22 de septiembre de 2021
POLITICA En la mira judicial
26-08-2020 13:54
26-08-2020 13:54

Arribas pide salir del país para vender a un jugador brasileño al fútbol inglés

El ex jefe de la AFI macrista está procesado por espionaje ilegal. En ese contexto, le pidió al juez Augé permiso para salir del país. Quiere concretar la venta de un mediocampista brasileño.

26-08-2020 13:54

Gustavo Arribas quiere vender a un brasileño. Se trata del jugador Allan Marques Loureiro, mediocampista que podría pasar del Nápoli al Everton inglés. El ex jefe de la AFI es su representante. Y ante la posibilidad de que se concrete el pase, el escribano amigo de Mauricio Macri le pidió al juez Juan Pablo Augé que lo deje salir de la Argentina. La fiscalía ya rechazó el planteo, y ahora deberá definir el juez de Lomas de Zamora.   

"Soy el único sostén de la familia y, como adelanté, mi actividad laboral se desarrolla principalmente en Brasil y, en lo vinculado con la representación de deportistas, también en otros países, sobre todo de Europa", afirmó Arribas en el escrito presentado ante el juez Augé. El objetivo del empresario es viajar ya mismo, hasta el 20 de octubre próximo.

En su texto, el ex Señor 5 argumentó que ya se abrió el mercado de pases en la liga europea: "Cierra el venidero 5 de octubre en las ligas europeas en general y el 16 de octubre, en particular, para el Reino Unido de Gran Bretaña", aseguró.

Al igual que su ex vice Silvia Majdalani, Arribas fue procesado y embargado por 2 millones de pesos, con una prohibición de salir del país. El motivo fue el supuesto espionaje ilegal contra el Instituto Patria y Cristina Kirchner, en 2018. 

La estrategia defensiva de Gustavo Arribas es negar, desconocer y apelar

La Cámara Federal porteña resolvió la semana pasada que la investigación por los seguimientos ilegales se mude a Comodoro Py. A esa chance se aferraba la defensa de Arribas, en busca de un trato judicial más amable que el recibido hasta el momento en los tribunales de Lomas. El tironeo sobre la competencia lo deberá zanjar la Cámara de Casación de Comodoro Py. Pero hasta que lo haga, la causa avanzará en Lomas de Zamora.

Además de la causa por la inteligencia al Instituto Patria, Arribas fue citado a indagatoria por Augé en la otra pesquisa paralela: la de espionaje ilegal a funcionarios, políticos, periodistas y empresarios del más variado perfil y color político.

Del fútbol a la AFI, el recorrido de Arribas

"No poseo en la actualidad ingresos o actividades comerciales que me permitan desempeñarme en la República Argentina, lo que originó la pérdida de mi residencia fiscal ante la AFIP", subrayó Arribas ante Augé.

Arribas está varado en Buenos Aires. Primero la pandemia y, ahora, el procesamiento le impidieron viajar a San Pablo. Su objetivo era volver a la ciudad brasileña, en realidad. Porque el representante de jugadores vivía en San Pablo, hasta que su amigo Mauricio Macri lo convocó para que dirigiera la AFI. 

La intención del ex jefe de la Agencia Federal de Inteligencia era instalarse nuevamente con su familia en Brasil. Su esposa, la abogada brasileña Lindamir Sumny, consiguió volver a San Pablo junto a la hija de ambos, quien debía empezar las clases.

La estrategia defensiva de Arribas está en manos del abogado Alejandro Pérez Chada. Representante de Mauricio Macri y otros ex funcionarios de Cambiemos, este experimentado penalista ya le consiguió, en 2017, un sobreseimiento exprés en la causa Odebrecht.

Espionaje ilegal: piden indagar a Nieto y citar de nuevo a Arribas y Majdalani

Con Macri en la presidencia de Boca, Arribas había sido intermediario del pase de Carlos Tevez al Corinthians en 2005. La venta del delantero llegó a ser investigada por la unidad anti-lavado.

Durante la presidencia de Macri, Arribas transfirió los negocios del fútbol a su hijo y a su sobrino: Ezequiel Arribas y Juan Manuel Gemelli. Ambos lograron la venta de uno de sus representados, a fines del año pasado: el delantero de 21 años Tomás Conechny, que saltó de San Lorenzo (club del que Arribas es hincha y socio) al Portland Timbers. El equipo de Estados Unidos pagó un millón de dólares por el 60% del pase. Tras la salida macrista del poder, Arribas retomó el control de las operaciones. 

"Cuando tomé la decisión de asumir la función pública, mi familia me acompañó y nos mudamos al territorio nacional, siempre con el propósito de retornar a Brasil una vez que cesara en el cargo. Por esta razón, tras concluir mis tareas en diciembre de 2019, comenzamos los preparativos para regresar a Brasil", relató ante Augé. El juez no parece demasiado inclinado a aceptar el planteo de Gustavo Arribas.