martes 24 de mayo de 2022
POLITICA horas finales antes DEL acuerdo
05-03-2022 02:39

Guzmán, de las tratativas en madrugada al Congreso

El ministro de Economía criticó al FMI y adelantó detalles de su presentación en Diputados.

05-03-2022 02:39

El jueves, Martín Guzmán amaneció en el Ministerio de Economía. Ese día, a las 13 logró destrabar la negociación y llegó a un entendimiento con el Fondo Monetario Internacional. Llamó a Alberto Fernández, quien lo habilitó a comunicar la firma mientras que en sus oficinas todavía estaban el director del Cono Sur ante el FMI, Sergio Chodos y la secretaria Legal y Administrativa, Rita Haydee Tanuz. En el Congreso estaban apurados y ya habían avisado que el proyecto ingresaría el jueves, pero Guzmán no corrió detrás de los tiempos políticos y decidió involucrarse en la edición de la letra chica del acuerdo: corrigió él mismo la traducción al español para que no contuviera palabras que desvirtuaran lo negociado en inglés.

Quienes siguieron minuto a minuto el cierre del acuerdo fueron Alberto Fernández y la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra. El viernes finalmente el proyecto ingresó por la Cámara de Diputados, a donde deberá ir el lunes. “La serie ya es larguísima y tiene una cuantas temporadas, pero esto continúa”, dicen desde el Ministerio de Economía.

“A nadie en nuestra fuerza le gusta que el FMI esté en la Argentina. Ahora, el FMI ya estaba cuando llegamos. Empezamos a gobernar con una deuda de US$44.500 millones y no contábamos con reservas disponibles para pagarla. Entonces, el único camino era llegar a un acuerdo que nos permita que el propio FMI nos mande los dólares con los cuales refinanciar la deuda que tomó el gobierno anterior. Y eso es lo que hicimos”, dijo Guzmán. Con tono moderado fue más allá: “el organismo de crédito es “contrario a los valores que pregona” la fuerza política a la que pertenece el Gobierno.

El funcionario ya adelantó lo que será su exposición. Explicó que la Argentina incrementará sus reservas en alrededor de US$ 6.200 millones en el corto plazo, una vez que FMI efectúe los desembolsos comprometidos en el acuerdo para refinanciar la deuda de US$ 45 mil millones contraída por el gobierno de Mauricio Macri.

Estos desembolsos, según explicó Guzmán, ingresarán a las arcas del Banco Central a través de US$ 7 mil millones de Derechos Especiales de Giro (DEG), que al cambio significan US$ 9.800 millones, una vez que el Congreso Nacional y el directorio del organismo multilateral avalen el acuerdo suscripto entre ambas partes.

“Reducir la inflación es el principal objetivo de la política macroeconómica y acumular reservas es el punto de partida”, dijo el ministro en declaraciones a El Destape. Tras indicar que la inflación de febrero y marzo muestra “signos de tensión”, explicó que lo primero que se necesita es “calmar las expectativas y no hay manera de hacerlo con escasez de reservas”.

El ministro recordó que el propio FMI evaluó que el programa previsto en el préstamo otorgado al Gobierno de Macri “fracasó”, y parte de aquellos desembolsos terminaron en una “fuga de divisas”.

“También reconocieron que debieron haber habido controles de capitales para evitar que pase lo que pasó. No quedaron ni escuelas ni hospitales, sino solo problemas”, dijo.

Sobre la decisión de llevar la discusión al Congreso, Guzmán explicó que “es la primera vez que un acuerdo con el FMI tendrá que ser considerado por el Congreso de la Nación, a través de una ley que nosotros propusimos. Además, se trata de un acuerdo distinto a todos los anteriores, no solo en la Argentina sino en otros países”. Y agregó: “este acuerdo no tiene ninguna de las condicionalidades que podríamos denominar estándar. No hay reforma previsional, ni laboral, ni privatización de empresas públicas, ni ajuste del gasto”.

El funcionario también habló sobre el escenario tarifario, al plantear que los usuarios que presenten situaciones de “mayor vulnerabilidad tendrán aumentos del 20%, muy por debajo del promedio de variación salarial”.

Confirmó que el foco tarifario en la segmentación propuesta por el Gobierno estará puesto en los sectores de “mayor capacidad económica, a quienes se les eliminarán los subsidios”, en tanto que los sectores medios tendrán actualizaciones de “aproximadamente el 80% del Coeficiente de Variación Salarial del año anterior”.

También aclaró que no habrá “ningún tipo de reforma jubilatoria. Solo vamos a estudiar algunos regímenes especiales que benefician a jueces y diplomáticos”. “La disponibilidad de divisas limita el crecimiento, por lo tanto necesitamos dólares para crecer, siempre pensando en un perfil productivo más dinámico”, dijo el ministro.

En relación con las revisiones trimestrales pactadas con el FMI, algo que cuestionan desde el propio oficialismo explicó que “en el caso de fallar alguna, siempre quedamos una revisión por delante, por lo tanto solo se afectaría un desembolso en el caso de dos revisiones consecutivas negativas”.

Finalmente, el ministro descartó un eventual aumentó de retenciones en el caso de una suba en el precio de los cereales: “Tenemos que afianzar la creación de fideicomisos para amortiguar el efecto de los precios y estamos trabajando en esa línea”.

En esta Nota