POLITICA
BOLSILLOS ESTRESADOS

Inflación de enero, muy caliente y febrero no afloja

Más proyecciones de las consultoras privadas sumaron su alerta por un enero con mayor inflación a la que preveía el Gobierno, que sigue apostando a bajarla al 4%. A poco de comenzar, febrero agrega subas en tarifas, combustibles y prepagas entre otros. Alimentos ya viene siendo una preocuapción desde el comienzo de este año. Esta semana hubo incrementos en el precio de la carne vacuna y se espera que en los pròximos días termine de trasladarse al mostrador la escasez de oferta en ganado en pie por el impacto de la sequía.

20230128_inflacion_mensual_gp_g
| G.P.

A 48 horas que termine el mes, que se espera la inflación de enero se ubique por encima del 5%, febrero llega con nuevos aumentos que recalentarán la dinámica inflacionaria y complicaría los planes del Ministro de Economía, Sergio Massa, de reducir a menos de 4% para abril, en lo que sería un factor clave para las elecciones de este año.

Para el mes que viene, el mayor impacto lo tendrá la actualización de las tarifas de energía para quienes les corresponda la quita de subsidios, pero también habrá incrementos en combustibles, prepagas y alquileres, principalmente.

Los combustibles tendrán un incremento de 4% durante febrero, según el esquema de aumento de los precios de la nafta y el gasoil acordado a través del programa Precios Justos.

En cuanto a las tarifas de energía, los usuarios residenciales de luz, comprendidos en los niveles 1 de ingresos altos y 3 de ingresos medios, percibirán en sus facturas un incremento promedio de un 14% en el servicio eléctrico. Por su parte, las facturas de gas aún tienen incrementos tarifarios pendientes de definición.

Para las prepagas, a partir de febrero se comenzará a aplicar una nueva fórmula de aumento de las cuotas, vinculada al índice de variación salarial. Por un plazo de 18 meses, el incremento tendrá como tope máximo el 90% del índice Ripte del mes anterior para quienes tengan ingresos netos inferiores a seis salarios mínimos, vitales y móviles.

Por otro lado, aquellos inquilinos que renuevan los contratos de alquileres lo harán con una variación anual del 85,88%.

En tanto, el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) autorizó incrementos de hasta 9,8% en febrero para los servicios de telefonía, Internet y televisión por cable.

Esto le pondrá más presión a la inflación que las consultoras proyectan para enero estaría por arriba del 5% y muy cerca, nuevamente, del 6%.

De acuerdo con la consultora LCG, “los alimentos subieron en torno al 5,5% en las primeras cuatro semanas de enero, lo que pondría un piso por encima del 5% a la inflación general del mes”.

En el período de estudio, las frutas aumentaron un 9,5%, las verduras un 9%, la comidas para llevar un 7,1%, los lácteos y huevos un 7%, las bebidas un 6,2% y los aceites un 4,7%.

Por su parte, las carnes subieron en estas cuatro semanas un 2,5% en promedio de acuerdo con la medición de LCG, sin mostrar aún el salto que se produjo en los mercados concentrados estos días, que tuvieron aumentos de hasta el 30% por kilo vivo de novillo y que el impacto en el precio en góndola llegará en los próximos días y de manera escalonada.

“La falta de hacienda por la sequía está haciendo subir los precios y estamos esperando ver cual es el techo. Si sube $150 el kilo vivo, aumenta $ 600 al mostrador cuando se termina de trasladar”, explicó Sergio Pedace, vicepresidente de la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores.

En este punto, cabe recordar que el precio de la carne al mostrador se encuentra sumamente atrasado. Durante 2022, la carne vacuna aumentó menos de la mitad de lo que registró la inflación en alimentos, 42% contra 95% respectivamente, según señaló la Bolsa de Comercio de Rosario.

El Gobierno busca renovar el programa Precios Justos, para apaciguar la dinámica inflacionaria que, de cara a las elecciones de este año, el equipo económico propuso llegar al mes de abril con un dato del IPC inferior al 4%, en lo que es un plan de conseguir una inflación del 60% para el 2023 según reza el Presupuesto.

En este punto, Carlos Melconian, expresidente del Banco Nación en el gobierno de Mauricio Macri, apuntó que “una cosa es que de pedo tengas un mes con 3% y otra un amesetamiento”. “Eso sería más que un milagro”, dijo el economista a Radio Mitre, al explicar que “de casualidad puede haber un mes donde baje estacionalmente”.

Por su parte, Dante Sica, exministro de Producción, expresó en radio Rivadavia: “Salvo que el gobierno esté pensando en un programa, que lo anuncie dentro de 15 días y que te genere una especie de shock, eso sería algo que te permita pensar que la inflación puede empezar en 3”.