lunes 05 de diciembre de 2022
POLITICA polemica en la provincia

Inquietud de la oposición por la falta de boletas para participar de los comicios

En la última elección, algunas comunas enfrentaron demoras en la entrega de papeles. Los partidos también trabajan contrareloj para conseguir los avales que requiere la Justicia.

16-06-2013 02:59

La provincia de Buenos Aires se convierte en un escenario clave por representar el 38% de los electores de todo el país. En estos comicios, el oficialismo y la oposición se disputarán 35 diputados, un número seductor para cualquiera.

Mientras se terminan de discutir candidatos, los partidos de la oposición están preocupados por alcanzar la cantidad de avales necesarios para competir. Este nuevo requisito impuesto por la última ley electoral podría traer complicaciones en la Justicia en caso de no ser cumplido y hasta dejar sin competir a algunas alianzas. Por ello, varios partidos trabajan contrareloj para obtener no sólo las firmas, sino también las copias de DNI necesarias para validar esos avales.

Quienes buscan competir contra el kirchnerismo también creen que tendrán problemas con la impresión de las boletas. En la última elección, el Gobierno castigó a distintos municipios, que recién consiguieron boletas pocos días antes de la elección. Ni siquiera consiguieron los originales para imprimirlos por su cuenta. Ocurrió, por ejemplo, en el municipio de Mercedes.

La búsqueda de los talleres de impresión también se convierte en un problema. No son muchos los que imprimen con la calidad que la Justicia requiere, y muchos de ellos son contratados por el oficialismo.

A seis días del cierre de la lista de candidatos, aún el kirchnerismo no oficializó sus postulantes. Sin embargo, hoy hay dos nombres que distintos funcionarios ya se animan a mencionar: el de la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, y el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde.

En el territorio bonaerense, Francisco De Narváez es el único candidato opositor lanzado que hoy las encuestas señalan como el mejor posicionado para competir contra el kirchnerismo.

El Colorado ya conoce de victorias contra el oficialismo, ya que fue quien encabezó junto a Mauricio Macri y Felipe Solá el triunfo frente a Néstor Kirchner en 2009.

Esta vez, De Narvaéz no logró reeditar la alianza ni con Macri y ni con Solá, quienes apuestan a una postulación de Massa de último momento. En cambio, El Colorado realizó una alianza con Hugo Moyano, José Manuel De La Sota y dirigentes de La Juan Domingo, agrupación sciolista.

De esta manera, el camionero podrá renovar alguna banca nacional que había obtenido con el kirchnerismo como la de Omar Plaini. Por su parte, Moyano garantizará el cuidado de las urnas el día de la elección.

En tanto, el acuerdo con La Juan Domingo oficializó el pacto en las sombras que realizó el propio Daniel Scioli con De Narváez.

Sin lugares en las nóminas del Frente Para la Victoria, el sciolismo se asegura obtener bancas en la legislatura provincial a partir de la alianza Unión por la Libertad y El Trabajo en la que La Juan Domingo inscribió el Partido Popular. Pero este escenario en el que De Narváez se presenta como el principal competidor contra los K se desdibuja ante una eventual candidatura de Sergio Massa.

En esta Nota