miércoles 29 de junio de 2022
POLITICA reacciones opositoras

JxC oscila entre dudas internas y unidad sin matices

La Coalición Cívica volvió a marcar diferencias y planteó que “voltear el Presupuesto no era una opción”. Durante el debate se multiplicaron los pases de factura. Pero ante las críticas oficialistas se siguen mostrando inquebrantables.

19-12-2021 00:57

Juntos por el Cambio atraviesa momentos ciclotímicos, con dudas, incertidumbres y pases de factura por las posiciones a tomar en las negociaciones con el Gobierno, pero al mismo tiempo una unidad sin matices ante las críticas y las embestidas del oficialismo. Ayer mismo se dieron las dos situaciones, con un llamado de atención interno de la Coalición Cívica a sus socios pero también una cerrada defensa ante las críticas del Frente de Todos por el rechazo al Presupuesto.

“Para la Coalición Cívica voltear el Presupuesto no era una opción. Entendemos que la tensión y la insensatez del oficialismo pueden haber encerrado a Juntos por el Cambio, pero necesitábamos aplomo para tener una posición más inteligente y responsable”, manifestó el partido de Elisa Carrió al analizar la sesión donde se cayó el Presupuesto 2022 por 132 votos a 121.

Había sido Martín Tetaz el que usó textual la palabra “voltear” en la previa al tratamiento de la ley. “La oposición está a un paso de la mayoría para voltear el Presupuesto”, expresó el diputado de Evolución Radical en una entrevista con A24

En la previa y durante el debate, los pases de factura y las dudas estuvieron a la orden del día. Primero Ricardo López Murphy marcando que directamente no había que dar quórum, a diferencia del resto de los bloques. Después por la decisión de los radicales rebeldes de armar un dictamen propio a pesar de que habían consensuado en JxC no hacerlo (terminaron algunos diputados a los gritos en el hemiciclo). Los cruces siguieron al decidir cómo votar, ya que algunos, como la CC, hablaban de abstenerse. Eso se frenó cuando vieron que había sectores de JxC negociando incorporaciones al proyecto “porque total la Coalición se va a abstener y habrá ley”. 

Finalmente, con todos de acuerdo en el rechazo, las dudas llegaron al momento de la oferta de Alberto Fernández de frenar la sesión y seguir negociando. Los halcones se oponían, pero era una opción que ya estaban barajando. En una reunión del bloque PRO en la larga noche de la sesión un referente de las palomas planteó: “¿Y si nos proponen volver a comisión qué hacemos?”. La oferta no los agarró desprevenidos, pero igual les costó unificar la postura de aceptarlo. Hasta que habló Máximo Kirchner y ahí nadie dudó. Los videos muestran claras las reacciones: María Eugenia Vidal hace gestos, Hernán Lombardi se para y se acerca a Cristian Ritondo, Omar De Marchi y Luciano Laspina a los gritos, Federico Angelini se da vuelta eufórico. “Te aviso que yo voto en contra (de la moción), somos unos boludos”, le dijo uno de ellos al jefe del bloque.

A partir de ahí la unidad fue inquebrantable y los opositores se abroquelaron en las respuestas a las críticas oficialistas. Ayer, por ejemplo, Alberto Fernández les dijo que “vergüenza debería darles lo que fueron capaces de hacer”. La respuesta más dura llegó, precisamente, de la Coalición Cívica luego de sus advertencias a la oposición. Paula Oliveto tuiteó: “Vergüenza es robar. Vergüenza es mentir. Vergüenza es mandar un Presupuesto con variables falsas y con superpoderes. Vergüenza es no dialogar para sacar un Presupuesto mejor. Vergüenza es robar vacunas y festejar mientras el pueblo llora a sus muertos. Háblame de vergüenza”.