domingo 27 de noviembre de 2022
POLITICA Cumbre de líderes del G20

La salud de Alberto Fernández: la reacción de España, aviso de Massa y plan de vuelo sin cambios

El jefe de Estado sintió que le bajaba la presión mientras hablaba con Pedro Sánchez. Los saludos que llegó a dar y la charla con Cristina Kirchner.

16-11-2022 08:15

Alberto Fernández saludó al presidente de Indonesia, Joko Widodo, y se hicieron la primera foto, para dar inicio formal a la participación de Argentina en el G20. Ingresó al hotel Apurva Kempinsky, donde ya estaban varios líderes mundiales y saludó a la presidenta de la Unión Europea, Ursula von der Leyen; al canciller de México, Marcelo Ebrard; al ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov; y al secretario de General de las Naciones Unidas, Antonio Guterrez.

También llegó a cruzar algunas palabras con la titular del FMI, Kristalina Georgieva, y cuando charlaba con el Presidente de España, Pedro Sánchez, sintió que le bajaba la presión. “Pensé que te habías dormido pero seguiste hablando”, le relató después el español sobre la descompensación que sufrió el mandatario argentino, por la que tuvo que ser trasladado al Hospital General de Bali. 

Alberto Fernández reconoce que desde hace mucho tiempo arrastra un problema de gastritis erosiva que resuelve con un Uvasal cada vez que una sensación de acidez lo invade. “Sentí una baja de presión” detalló al médico que lo acompañó en la comitiva que llegó a Indonesia el lunes por la tarde hora local. En ese momento, solo estaba con Walter Kerr, el traductor. El canciller, Santiago Cafiero y el ministro de Economía, Sergio Massa lo esperaban en la sala de sesiones donde el Presidente debía dar su primer discurso, pero no llegaba. Cuando decidieron preguntar, le explicaron el episodio y debieron tomar el discurso para presentarlo ellos. Por protocolo, fue Cafiero quien debió leerlo

Desde obstrucción arterial hasta gastritis erosiva: cuáles fueron los problemas de salud de Alberto Fernández

Fernández llegó al Hospital en ambulancia. Allí le realizaron una endoscopía y análisis de sangre. El médico que viajó con él, Manuel Estigarribia, siguió su estado de salud una vez afuera de la clínica. Al repasar el episodio médico del Presidente, Massa detalló en la intimidad de la comitiva que durante el desayuno mientras charlaban tocó el brazo del Presidente y lo sintió frío y transpirado. “¿Estás bien?”, le preguntó y el mandatario respondió que sí y partieron en autos separados a la cumbre. 

El jefe de Estado debió suspender este martes cuatro actividades: las dos sesiones en las que hablaría, el almuerzo con los líderes mundiales y la cena. Decidió, en cambio, dejar el Hospital e ir directo a la reunión bilateral con Xi Jinping. Había un anuncio importante y no podía suspenderlo: nuestro país consiguió la ampliación del swap por 5 mil millones de dólares y que China se comprometa a desembolsar antes de fin de año la deuda que mantiene por la construcción de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic en Santa Cruz. 

Alberto Fernández y Xi Jinping

Bilateral con China: Alberto Fernández consiguió ampliar el swap y desembolsos para represas

Al finalizar el encuentro, que duró veinte minutos, el Presidente se trasladó al hotel Meliá, donde está hospedado, habló con PERFIL y los medios que cubren la gira y volvió a su habitación para descansar. Estoy bien, estoy trabajando bien”, dijo Fernández. En el medio, habló con Fabiola Yáñez. Fue el secretario general de la Presidencia quien le avisó a la primera dama lo que estaba pasando antes de que se emitiera el primer parte médico.

El dato político más saliente de este episodio tiene que ver con que retomó el diálogo con la vicepresidenta. Cristina Kirchner lo llamó cuando se enteró de lo que estaba pasando con su salud. No hablaban desde el 2 de septiembre cuando el jefe de Estado la visitó en su departamento un día después del intento de asesinato. 

El jefe de Estado cenó en su habitación mientras la comitiva lo hizo en el restaurante El Patio de donde se hospedan hasta este miércoles. Los primeros en sentarse a la mesa fueron Julio Vitobello, Santiago Cafiero, Juan Manuel Olmos, Gabriela Cerruti, Jorge Arguello y la secretaria de Energía, Flavia Royon. Más tarde, se sumó Sergio Massa. Fernández no salió de su cuarto, tal como le indicó la Unidad Médica Presidencial. 

Santiago Cafiero

Para el miércoles, segundo y último día de la cumbre, Fernández decidió mantener las reuniones con Kristalina Georgieva y Pedro Sanchez en pie. Al encuentro con Arabia Saudita llegarán, en cambio, Cafiero y Massa y esperan la confirmación del canciller Alemán, Olaf Scholz para definir la asistencia del jefe de Estado. Horas más tarde, dejará Bali para hacer escala en Madrid, España antes de su regreso a Buenos Aires. La salud del Presidente no alteró el plan de vuelo.