miércoles 30 de noviembre de 2022
POLITICA Desde Indonesia

Tras el percance de salud de Alberto, Cafiero presentó la posición de Argentina en el G20

El jefe de Estado suspendió su presentación por sufrir un cuadro de hipotensión. En la primera sesión fue el canciller quien tomó su lugar acompañado por Sergio Massa. Cafiero condenó la escalada militar en la guerra Rusia-Ucrania.

15-11-2022 03:17

A última hora del lunes de la Argentina y ya martes por la mañana en Bali, Alberto Fernández dejó el Hotel Meliá en donde se hospeda rodeado de un importante anillo de seguridad que acompaña a cada uno de los jefes de Estado que llegaron a Indonesia para participar del G20 y se trasladó al hotel Apurva Kempinsky a seis kilómetros de distancia, en donde se concentra la cumbre. Ingresó a la cumbre, hizo la foto oficial con el Presidente de Indonesia, Jojo Widodo y minutos más tarde padeció un episodio de hipotensión y mareos. Por este motivo, Fernández suspendió su participación en la primera sesión y la voz de Argentina la presentó el canciller, Santiago Cafiero.

Cafiero presentó el discurso que Fernández había preparado en el que se planteó que “Rusia desate una invasión militar sobre Ucrania” y se insistió con que estos dos países regresen a la mesa de negociación. En nombre de la CELAC, el canciller dijo que por la pandemia, América Latina y el Caribe enfrentaron en 2020 “la peor contracción económica de su historia” y sobre el final de su discurso, volvió a posicionar a Argentina como productora de alimentos y energía.

Santiago Cafiero en el G20 1 g_20221115
Santiago Cafiero en el G20.

Así fue el discurso de Cafiero ante el G20

En los tres minutos que tuvo para hablar, Cafiero planteó que “parece increíble que, cuando todavía no superamos la conmoción causada por una pandemia, Rusia desate una invasión militar sobre Ucrania poniendo en crisis la paz mundial”. Continuó esta declaración lanzada a los pocos segundos de tener la palabra diciendo que “es muy riesgoso para el mundo que se tolere la ´lógica de la escalada militar´ como un modo válido en la resolución de conflictos” y recordó que la guerra no sólo afecta a los países involucrados: “Los efectos de la guerra afectan al mundo todo. En el hemisferio norte los mercaderes de la muerte negocian armas letales, pero en el hemisferio sur los alimentos se encarecen o faltan y lo que termina matando no son las balas o los misiles si no la pobreza y el hambre”.

Alberto Fernández G20 Indonesia 1 g_20221115
Alberto Fernández y su par de Indonesia, Joko Widodo, de la 17ª Cumbre de Líderes del G20.

En uno de sus encuentros en París con el Presidente de Francia, Emmanuel Macron y el jefe de Estado argentino avanzaron en la posibilidad de hacer un fuerte planteo en el G20 sobre la necesidad de abrir una mesa de negociación ante el conflicto bélico, algo que ya habían hablado cuando se encontraron en Nueva York. Esto se volvió a conversar en la cena que compartieron en Indonesia este lunes por la noche (hora local). “Se habló sobre tener una posición conjunta para propuestas sobre la guerra y para pedir a los organismos internacionales una visión distinta sobre los países del sur”, explicaron desde la comitiva sobre la cena (8.30 hora Argentina) ofrecida por Macron en la que además de Alberto Fernández participaron los jefes de Estado y Gobierno de Corea, Camboya y Sudáfrica, entre otros.

Ya en la primera sesión y frente a otros líderes mundiales, Cafiero dijo que “es imperioso que unamos esfuerzos para que las partes involucradas regresen a la mesa de negociaciones. Debemos hacer valer la fuerza del ´multilateralismo´ aunque algunos quieran desconocerla. Nuestros pueblos necesitan desarrollarse con justicia social, en un mundo que en la diversidad encuentre la paz”. Sobre los efectos que la guerra generó en nuestro país, el canciller detalló que “Argentina, parte del hemisferio sur, no es ajena a esa enorme tensión que vivimos. En lo que va del año, esta guerra le costó a mi país casi 5.000 millones de dólares. ¿Quién reparará semejante perjuicio?”.

Alberto Fernández G20 Indonesia 1 g_20221115
Alberto Fernández asistió en Bali a la cena ofrecida por su par de Francia, Emmanuel Macron, previa a la apertura de la Cumbre del G20.

Inmediatamente, el canciller habló de la seguridad alimentaria. “Necesitamos recuperar la paz y contribuir a la recuperación mundial. En los últimos años, la Argentina ha producido millones de toneladas de soja, de trigo, de maíz y de aceite de girasol. Esa producción, en su mayoría, estuvo destinada al mercado externo. Seguiremos trabajando en el mismo sentido porque la Argentina quiere ser parte en la construcción de un mundo más solidario que garantice la seguridad alimentaria”, comentó.

Sobre esto, detalló que la “seguridad alimentaria significa terminar con el hambre en el mundo. Si es eso lo que buscamos, empecemos por poner fin a la intolerable desigualdad que la concentración económica provoca. Debo admitir que, en contra de mis expectativas, tras la pandemia el mundo parece querer exhibir su peor rostro. Los costos que hemos pagado resultan cuantiosos y lo que la guerra nos impone ahora se vuelven intolerables”.

Alberto Fernández espera que la relación con Xi Jinping sea más que “un cuento chino”

En nombre de la CELAC detalló que “América Latina y el Caribe enfrentaron en 2020 la peor contracción económica de su historia. La CEPAL calculó un retroceso de 27 años en los niveles de pobreza extrema. De ese modo, América Latina y el Caribe se convirtieron en la región del mundo que perdió más años en expectativas de vida. Ahora debemos enfrentar los efectos de la guerra”. Y también le dedicó un capítulo a la provisión de energía. “En la última Cumbre de las Américas propuse organizar continentalmente no solo la producción de alimentos, si no también el desarrollo de nuestro enorme potencial energético y de minerales críticos para la transición ecológica”, dijo y mencionó que “tan solo en Argentina, contamos con la segunda reserva de gas no convencional del mundo. Con Chile y Bolivia constituimos el “triángulo del litio” en el que se concentra más del 60% de las reservas mundiales de ese mineral. Estamos desarrollando la producción de hidrógeno verde”.

Para cerrar su intervención, Cafiero expresó que “es nuestro deber construir un mundo más justo y previsible. Démosle una oportunidad a la paz. Miremos cómo el hambre y la pobreza se expanden en el sur del mundo mientras en el norte las armas acumulan muertos. No puede ser que no hayamos aprendido de tanto dolor vivido. La historia es una magnífica maestra que acumula experiencias. Pero su enseñanza solo trasciende cuando somos capaces de escucharla. Solo así podemos evitar caer en los mismos errores en los que la humanidad cayó en el pasado”.

La segunda intervención del Presidente debería ser a las 14 de Indonesia. Más tarde participaría de un evento encabezado por Joe Biden para debatir sobre infraestructura e inversión global y debería mantener la reunión bilateral con su par chino, Xi Jinping. La comitiva espera un nuevo parte médico para saber si puede retomar esta agenda o queda suspendida.

RA / ED