domingo 04 de diciembre de 2022
POLITICA quienes son los 16 jefes comunales que lo apoyan

Los intendentes presionan a Massa para que sea candidato

01-06-2013 04:40

Sergio Massa consiguió el apoyo de 16 intendentes bonaerenses aliados con quienes se reunirá el próximo viernes  7 para terminar de definir si compite como candidato a diputado nacional y enfrenta una lista kirchnerista.

El respaldo electoral al intendente de Tigre llega de distritos como Tordillo, con la menor población de la provincia pero también de varias localidades del Conurbano con gran caudal de votos. Y suma el apoyo de algunos intendentes del interior que lo ayudarían a aplacar su nivel de desconocimiento en esas zonas.

Ellos mandan en territorios que le garantizan capitalidad territorial y llegada a 1.685.335 de electores. Un número que seduce a cualquiera si se tiene en cuenta que esta misma cantidad de votantes sólo la suman si se junta el electorado de seis provincias como Tierra del Fuego, la Rioja, La Pampa, San Luis, Formosa y Chubut.

Algunos de ellos, como Luis Acuña (Hurlingham) y Gilberto Alegre (General Villegas), piden sin disimulo por la candidatura de su líder. Otros como Gabriel Katopodis (San Martín) prefieren el equilibrio entre el massismo y el kirchnerismo.
Este último asumió como intendente en 2011. En plena campaña electoral fue la “voz oficial” de Massa en las llamadas telefónicas de propaganda política a los hogares: pedía  con su voz que voten por él. Sucede que Massa, precisamente, nació en San Martín y allí su imagen era aún mejor que en Tigre.

Pero ni bien asumió, Katopodis manifestó una lealtad compartida con el kirchnerismo. Incluso, una semana atrás, en la Plaza de Mayo colgó globos con su nombre en apoyo a Cristina Kirchner. 

Massa también logró robarle intendentes al peronismo disidente. Oscar Luciani, jefe comunal de Luján, es otro de los que componen la nómina que le responde. Llegó a la intendencia con la boleta de Francisco De Narváez, aunque ya manifestaba cierto nivel de independencia. Esta conquista vale doble para el massismo, ya que Luján es donde De Narváez tiene domicilio electoral y es la localidad a la que el diputado se enorgullece de llamar “mi ciudad”.

“Es Massa o el cianuro”, repiten algunos de estos alcaldes que se reunirán el próximo viernes en el delta. Ellos aseguran que si el intendente de Tigre no compite, el Gobierno nacional no los perdonará y les hará perder sus distritos.  Lo presionan porque temen que si se implementa la reforma judicial, además, tendrán serias complicaciones legales.

En la última cena que compartieron juntos en Olavarría, uno de ellos le repitió: “Si no vas a jugar decilo ahora, si jugás te esperamos y anuncialo el último dia”. Massa se rio y no contestó. Hablan entre ellos para rastrear nuevos movimientos que Massa oculta, pero no logran confirmar sus intenciones. Anhelan que el misterio se devele el próximo viernes.

En esta Nota