viernes 20 de mayo de 2022
POLITICA los movimientos del ex jefe de estado
05-03-2022 03:38

Macri activó la defensa de su gestión y logró endurecer al PRO

El ex presidente se metió de lleno en el debate sobre el acuerdo y ajustó las posiciones. Cumbre con economistas de JxC y reunión en su casa con Larreta y Bullrich.

05-03-2022 03:38

La llegada de un acuerdo con el FMI lo activó como pocas veces. El sábado pasado Mauricio Macri escuchó a cuatro economistas de Juntos por el Cambio: los diputados Martín Tetaz (UCR), Ricardo López Murphy y Luciano Laspina (PRO) y al senador radical Martín Lousteau. El objetivo: trazar un análisis certero sobre las implicancias del posible acuerdo del Gobierno con el organismo internacional de crédito y determinar una estrategia conjunta.

El ex presidente sintió en las últimas semanas que el tema del FMI iba a ser la cuestión de discusión política número uno, pero que además de intentar consolidar una posición en JxC, también sería el blanco de misiles directos desde el oficialismo.

Su intuición no fue fallida: el presidente Alberto Fernández, esta semana en la apertura de sesiones ordinarias, volvió a criticar al ex jefe de Estado por el endeudamiento con el Fondo. Por ello decidió ponerse al frente de la estrategia opositora con diálogos permanentes con diputados, senadores y dirigentes del principal frente opositor.

En ese marco en la cumbre con economistas emanaron dos conclusiones: la primera que el acuerdo, tal como trascendió, no era bueno, y en segundo lugar que, más que un comunicado de JxC, lo ideal era pensar en una señal política fuerte contra el Presidente en el Congreso.

Allí fue el senador Lousteau quien deslizó la idea de irse del recinto en la sesión del 1° de marzo, algo que finalmente ocurrió en la apertura de sesiones ordinarias y terminó con el PRO retirándose. Los dos radicales, producto de la posición institucional de la UCR de no dejar sus bancas, terminaron quedándose para no forzar la ya dura interna del centenario partido.  

En ese marco esa discusión del sábado trascendió y llegó a oídos de Cristian Ritondo, jefe del bloque Frente PRO y de diálogo directo con Macri, quien avaló la jugada y le contó a las espadas parlamentarias de la UCR y de la Coalición Cívica que el partido “amarillo” había decidido retirarse del recinto si el Presidente comenzaba a culparlos de los problemas de endeudamiento. Fue el propio Macri quien también se ocupó de hablar con los legisladores del PRO para que encabecen su defensa simbólica.

El argumento central: que la deuda de más de 44 mil millones de dólares que tomó Cambiemos fue para cancelar otras deudas en su inmensa mayoría. Deudas que, además, provenían de los tres gobiernos kirchneristas que habían precedido a Macri.  

En ese marco, luego de irse del recinto en plena sesión mientras Alberto Fernández hablaba, un grupo selecto de diputados nacionales del PRO más el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y Patricia Bullrich se fueron esa misma tarde a la casa que alquila Macri en Acassuso. A ellos se sumaron Ritondo y Diego Santilli más María Eugenia Vidal, entre otros diputados nacionales.

Distendido, el ex jefe de Estado sentó al grupo del PRO en el living de su casona mirando al Río de la Plata y, mientras le servía agua mineral a cada uno, planteó qué posición debería tener el partido con respecto al acuerdo inminente con el FMI.

En este contexto, Larreta retomó uno de los planteos que realizó López Murphy: la idea de que la oposición podía aprobar la refinanciación del endeudamiento, pero no el programa que conlleva, más aún si implica diferir pagos que afectarán al próximo gobierno y, sobre todo, si viene con aumento de impuestos. Otro más. Por ello en las últimas horas había surgido fuertemente la idea de que la oposición pueda acompañar un artículo que autorice la renegociación del endeudamiento y separe el programa que supone para que voten en contra o se abstengan.

En ese encuentro Macri pidió dejar en claro que “el acuerdo no es bueno, eso tiene que quedar claro” y pidió no quedar “pegado” a la estrategia de Cristina Kirchner y sus aliados para intentar pegar a JxC al albertismo.

Otro planteo que surgió en esa mesa es si era mejor dejar al Gobierno al borde del default o, justamente, quedar como funcionales al kirchnerismo. Ese dilema rodeó el living de Acassuso.

Allí también se escuchó: “Es un acuerdo para golpear al próximo gobierno”. La discusión recorrió dos ideas malas: si dejar que el Gobierno caiga en default o si recibir, en 2023, “una bomba”, en las palabras de uno de los asistentes.

“Vamos a dar el debate, pero ellos se tienen que ocupar de que estén todos sentados, en especial diputados y senadores de La Cámpora”, explican en el PRO a PERFIL.

También dieron su mirada técnica Laspina y el ex ministro de Economía, Hernán Lacunza, quien esta vez no ahondó en sus clásicas metáforas.  

Para Macri fue una semana de gran intensidad política que lo volvió a mostrar en el centro de los debates políticos.

 

Ritondo y Santilli criticaron a Kicillof en Zárate y Vidal visitó Tigre

Desembarcos en la Provincia. El presidente del bloque Frente PRO de Diputados, Cristian Ritondo, y su par Diego Santilli, visitaron Zárate, donde mantuvieron reuniones con vecinos y comerciantes, con duras críticas al gobernador Axel Kicillof. Mientras que María Eugenia Vidal estuvo en Tigre.

“Los delincuentes ganaron la calle en todo el territorio bonaerense”, afirmó Ritondo y agregó: “no sé qué está esperando el gobernador Kicillof para frenar la escalada delictiva, su falta de compromiso la pagan los vecinos con sus vidas”. Por su parte, Santilli planteó: “Los vecinos de Zárate nos plantean una agenda muy distinta de los eternos discursos del gobernador. No hay un plan de producción y empleo, no hay un plan contra el avance de los delincuentes y los narcos.  El gobierno bonaerense está ausente”. Fueron acompañados del diputado provincial Matías Ranzini, armador de JxC en el municipio.

Por su parte, Vidal recorrió Tigre junto al presidente del Concejo Deliberante, Segundo Cernadas y el diputado provincial Alex Campbell. Visitaron una empresa, se reunieron con una vecina del barrio Enrique Delfino y estuvieron con militantes en El Talar. “El año pasado nos dimos cuenta que el PJ unido no es invencible y le vamos a ganar en el 2023”, dijo Campbell.

Por su lado, Cernadas planteó que ”el narcotráfico volvió a ganar terreno en el Conurbano”.