jueves 01 de diciembre de 2022
POLITICA enojo de los movimientos sociales

La dura crítica Pérsico a la gestión de Alberto Férnández: “Estamos en una Argentina pre-peronista"

El funcionario de Desarrollo Social y líder del Movimiento Evita criticó la falta de empleo formal. “Sigue habiendo una deuda enorme del Gobierno con la economía popular”, sostuvo horas antes de la jura de Victoria Tolosa Paz como titular de la cartera social.

14-10-2022 09:07

Horas antes de la asunción de Victoria Tolosa Paz como Ministra de Desarrollo Social, Emilio Pérsico cuestionó la "deuda enorme" que la gestión de Alberto Fernández tiene con a economía popular y sostuvo que la primer tarea debe ser registrar trabajadores informales. 

Estamos en una Argentina pre-peronista: solo tenemos el 20% de los trabajadores privados registrados”, lanzó el funcionario de Desarrollo Social en la mañana de ayer, un dardo directo y reeditado contra la identidad del Frente de Todos. El cuestionamiento no es azaroso: Pérsico alega que en un gobierno que se define como peronista justamente lo que falta es esa sustancia, pero sobre todo las medidas que lo hicieron uno de los movimientos históricos más importantes del país. 

Somos la economía en negro, la economía de los negros ¿Qué somos? Porque la mayoría de los argentinos está en esa situación”, fue el reclamo interno del líder del Movimiento Evita que además es funcionario gubernamental. “Sigue habiendo una deuda enorme del Gobierno con la economía popular”, remarcó en diálogo con el programa Argenzuela que conduce Jorge Rial por Radio 10

Una hora después estaba sentado en la jura de las ministras Tolosa Paz, Raquel Olmos (Trabajo) y Ayelén Mazzina (Mujeres, Género y Diversidad), en primera fila y junto a Pablo Moyano. Entonces Alberto Fernández le dedicó un mensaje especial: “Me alegra mucho verlos juntos a los dirigentes gremiales y también a Emilio como parte de las organizaciones sociales. Todos unidos porque la Argentina nos necesita”, expresó. 

Victoria Tolosa Paz,
Juramente de Tolosa Paz, Ayelén Mazzina y Raquel "Kelly" Olmos en las afueras de Casa Rosada.

Sin embargo, el enojo del Secretario de la Economía Social quedó expresado de manera contundente, peronómetro en mano, contra el Poder Ejecutivo del que forma parte.

Actualmente, el área que encabeza Pérsico está a cargo del plan Potenciar Trabajo, que trata de ser una primera inserción al empleo por la mitad del valor del Salario Mínimo, Vital y Móvil. El programa tiene 1,3 millones de beneficiarios según los datos que la cartera publicó en diciembre del 2021. 

Las exigencias de Patria Grande al Gobierno Nacional

No es la primera rebelión interna de las terminales de la economía popular que habitan el dispositivo oficialista. Antes del atentado contra Cristina Fernández de Kirchner, Juan Grabois amenazó con escindir a sus legisladores del bloque del Frente de Todos en la Cámara de Diputados si no había acciones para los sectores más vulnerables. Durante los meses anteriores recorrió radios y estudios de televisión reclamando un Salario Básico Universal. Hasta el momento hay silencio y ninguna medida al respecto.

Quien convenció al líder de Patria Grande de quedarse fue la propia Vicepresidenta, que le prometió luego de hablar con Sergio Massa que habría un derrame de la recaudación del "dólar soja" para quienes están en la indigencia.

 20221008_massa_na_g
Sergio Massa, Ministro de Economía.

Fue el diputado Itaí Hagman, del riñón de Grabois, quien le recordó a Massa que tenía esa promesa escrita en el Boletín Oficial: "Terminado el programa de dólar soja con una recaudación que incluso superó lo esperado, ahora toca cumplir el compromiso asumido en simultáneo: un refuerzo de ingresos para la población bajo la línea de indigencia. No hay más tiempo que perder", escribió en Twitter hace 10 días. Todavía la medida no se adoptó más allá que desde el Ministerio de Economía reconocieron a PERFIL que se estaba trabajando en ello.

A esto se suma el dato real: el INDEC indicó en su último informe que hay 2,6 millones de argentinos que no pueden comer y 10,6 millones que están en la pobreza. A tres años de la asunción de Alberto Fernández, las críticas de Pérsico parecen más empujadas por una realidad inocultable que por un deseo de cuestionar al Presidente.

GI/fl