jueves 19 de mayo de 2022
POLITICA ACAMPE 9 DE JULIO
31-03-2022 16:22

Quién es Eduardo Belliboni, el piquetero crítico de Mauricio Macri y Cristina Kirchner que lidera los acampes contra el Gobierno

Fue empleado de fábricas de plástico, metalúrgicas y hasta chofer de colectivos, pero contó que lo echaron de los lugares donde trabajó por defender a sus compañeros. Crítico por izquierda de los últimos presidentes, lidera el Polo Obrero.

31-03-2022 16:22

"Hay problemas sociales que no pueden esperar mucho más", dijo este jueves 30 de marzo Eduardo Belliboni. El dirigente social es hoy uno de los líderes del Polo Obrero y concentra la organización de decenas de miles de personas que padecen la crisis en el cuerpo porque, asegura, cada vez se les dificulta más el acceso a la comida.

A sus 63 años, Eduardo Belliboni es uno de los hombres que están atrás del gigantesco acampe montado en la avenida 9 de julio contra el gobierno de Alberto Fernández.

Según contó en las últimas horas, la grave situación social que se ve en los barrios populares que recorre periódicamente lo motiva a seguir intransigente en sus reclamos por la asistencia integral a los comedores populares y la apertura del listado de beneficiarios de programas sociales, entre otros. Pero no es la primera vez que encabeza una medida de fuerza.

Es que se lo ha visto frente a protestas contra el macrismo, el kirchnerismo y contra las privatizaciones ferroviarias del menemismo. Al repasar los inicios de su militancia, Belliboni se jacta, entre otras cosas, de que “en todos los lugares en los que trabajé fui despedido por defender los intereses de los trabajadores", como contaba hace un tiempo en una entrevista en A24.

Eduardo Ballinoni 20220331
Eduardo Belliboni.

El acampe en la avenida 9 de Julio lo encuentra en un momento de su vida en el que está totalmente dedicado a la militancia obrera en los barrios y comedores populares. No lo hace solo en el conurbano bonaerense sino que también viaja por las provincias en su rol al frente de la Mesa Nacional del Polo Obrero.

Quienes lo conocen de cerca y comparten su cotidianidad aseguran que esa actividad no le alcanza para vivir. Por eso, sostienen que en su tiempo libre hace changas como electricista, profesión que eligió tras haber sido empleado en empresas de producción de plástico, metalúrgicas, colectivero y "ferroviario de corazón", como figura en su biografía de Twitter. 

Fotos | Masivo acampe piquetero de 48 horas en la Avenida 9 de Julio: "No hay soluciones"

Quién es Eduardo Belliboni en la izquierda

Se trata de un dirigente que a los 13 años empezó a trabajar “como repartidor de cigarrillos. Después fue metalúrgico, colectivero, remisero, ferroviario”, contaron en su entorno a este medio. Su militancia política llegó a principios de la década del 80, en los últimos años de la dictadura militar, cuando florecía la lucha por los derechos humanos.

En el gobierno de Carlos Menem ya era trabajador ferroviario en la seccional de Escalada. Desde ahí participó en la Coordinadora Ferroviaria y participó de distintas huelgas contra la privatización del ferrocarril. 

"Empezó a trabajar como repartidor de cigarrillos. Después fue metalúrgico, colectivero, remisero, ferroviario"

En la primera década de este siglo, comenzó su militancia social. Llegó a través de su compañero Hugo Lorenzato. “Lo convocó a colaborar en un asentamiento en Villa Fiorito, en una época de desalojos, represiones y así comenzó a militar en el Polo Obrero de Lomas de Zamora”, relataron desde la organización.

Su lucha siguió también en el kirchnerismo. Sus críticas se centraban en el vínculo del matrimonio Kirchner con los Estados Unidos y su cercanía con la que llama la "burocracia sindical".

El enfrentamiento con el gobierno nacional llevó a Belliboni a ser parte de la "Unidad piquetera", que integra su Polo Obrero con otras organizaciones como el Movimiento Teresa Rodríguez, el Movimiento Territorial Rebelde, el MST y el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL). 

Eduardo Ballinoni 20220331

Se trata de un grupo de organizaciones que está enfrentada a los movimientos sociales y dirigentes que están más cerca del gobierno del presidente Alberto Fernández, como el caso de Daniel Menéndez, de Somos Barrios de Pie, con quien supo tener posiciones más cercanas. La disputa por los programas de asistencia social es el gran divisor de las aguas entre su sector y quienes tienen más simpatía con la Casa Rosada. 

"Entre todas las organizaciones que hay acá, hay menos de 200 mil planes. Los que tienen la mayoría de los programas sociales son los movimientos oficialistas, que los sostuvieron durante el macrismo con un pacto de gobernabilidad que hizo Carolina Stanley (NdR: ex ministra de Desarrollo Social) con la CTEP. Son el Movimiento Evita, Somos Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa los que están más cerca del gobierno", marcó en la tarde del miércoles en una entrevista. 

Cortes en el centro porteño: quienes son las figuras que están detrás de los piquetes

La declaración vino con una salvedad: "(Juan) Grabois en menor medida. Él es muy nombrado pero no tiene tantos programas; él organiza a muchos compañeros cartoneros". 

Uno de los vínculos políticos y personales más duraderos de Belliboni es con Néstor Pitrola, quien ya no se acuerda cuándo lo conoció. "Son décadas", asegura. Así y todo, el ex diputado nacional por el Frente de Izquierda lo define en declaraciones a PERFIL como "una máquina; una permanente usina de políticas de organización de la juventud y de los que están luchando para salir de la pobreza".

Nestor Pitrola
Pitrola es uno de los dirigentes más cercanos a Belliboni.

“Hoy su rol central es la organización de los trabajadores desocupados, y su último aporte ha sido impulsar un suplemento en nuestro periódico Prensa Obrera dedicado a los barrios, a recoger toda la problemática de la desocupación y la pobreza en la Argentina, que no es sólo trabajo sino reclamos de techo, tierra, vivienda, salud y medio ambiente. También ha empujado mucho nuestro método histórico de organización y el de la Juventud Obrera”, le reconoció.

En tanto, la diputada nacional del Partido Obrero, Romina Del Plá, destacó su activa participación en los reclamos de justicia por la muerte de Mariano Ferreyra. Ella, al igual que toda su círculo más cercano, le dice 'Chiquito', una ironía ya que su altura es cercana a los dos metros.

“Estaba en la marcha ese día. Fue de los que organizaba el cordón mientras le pegaban a Mariano. Jugó todo un rol importantísimo en la lucha contra los asesinos. Él siempre sostuvo que era un ataque a la clase obrera, no un enfrentamiento”, valoró la diputada. Pero no se quedó ahí, también tuvo un “rol de colaborar” con la familia de Elsa Rodríguez, una de las heridas por los hombres de José Pedraza que asesinaron a Ferreyra.

Eduardo Belliboni y su visión de Cristina Kirchner y Mauricio Macri

Mientras gran parte de la épica kirchnerista centra al movimiento fundado por Néstor y Cristina Kirchner como la representación de la izquierda latinoamericana y progresista, el dirigente del Polo Obrero que en estos días acampa en pleno centro porteño no muestra limitaciones en desmentirlo. 

"Cristina no es de izquierda. Ningún dirigente de la izquierda iría a tocar la campana de Wall Street", opinó durante una entrevista con el periodista Luis Novaresio, al recordar el día de 2006 en que la actual vicepresidenta secundó a Kirchner mientras tocaba la "Opening Bell", que indica el cierre de la rueda en la Bolsa norteamericana.

Fotos | Masivo acampe piquetero de 48 horas en la Avenida 9 de Julio: "No hay soluciones"

Tras definirse como marxista, en ese entonces agregó que el kirchnerismo y Cristina en particular "son la manifestación del nacionalismo burgués 'progresista' que ha sostenido intereses hasta de los grandes capitales como la Barrick Gold, Vaca Muerta o Chevrón".

En tanto, en Página/12 señaló tiempo atrás al ex presidente Mauricio Macri como el responsable "de que la gente viva en una situación dramática en lo económico y lo social, y que no tenga perspectiva de futuro". "Su gobierno ha destruido la escuela pública y alimentado los planes sociales como nadie frente al fracaso de su política económica y de empleo", agregó. 

En 2019, mientras los medios agitaban la posibilidad de que haya un balotaje entre Macri y Alberto Fernández, Belliboni cantaba su voto en blanco en televisión. "El peronismo y el macrismo tienen historias diferentes, pero comparten puntos en común muy fuertes como la idea del pago de la deuda con el FMI", sostuvo.

RI cp