domingo 25 de julio de 2021
POLITICA conexiones con zonas afectadas
13-03-2021 06:44

Reducirían las frecuencias hasta un 50% con Brasil y 40% con EE.UU.

También analizan disminuir un 30% los vuelos con Chile, Perú, Panamá, Ecuador, México y Colombia por operar como escalas.

13-03-2021 06:44

Con la prolongación de la emergencia hasta el 31 de diciembre mediante el decreto 167/2021, el Gobierno habilitó la posibilidad de medidas excepcionales de cara al incierto horizonte de la pandemia. Una de las que más inquietud despierta corresponde al manejo de las fronteras que no volverían a cerrarse porque la llave ara cortar el flujo con el exterio, esta vez, reposaría en la frecuencia de vuelos. En particular, con Estados Unidos y Brasil, dos de los destinos preferidos de los viajeros argentinos.

El ministerio encargado de estudiar y ejecutar esta disposición es Interior, a través de la Dirección Nacional de Migraciones y la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC). Y quien tendrá la última palabra es Salud, tal como lo hace desde el inicio de la pandemia. La puerta de ingreso aéreo seguirá abieta en Ezeiza pero lo que se estudia es reducir los vuelos entre un 30 y un 50% cuando provengan de zonas muy afectadas por el virus o funcionen como escalas rumbo a esos destinos comprometidos.

Brasil sería el país que, a priori, sufriría el mayor número de recortes: hasta un 50 por ciento menos de las frecuencias que operan con regularidad. El escenario epidemiológico en aquella nación vecina preocupa de sobremanera a las autoridades sanitarias con la expansión de una cepa propia, originada en Manaos, con una mayor carga viral, capaz de contagiar más rápido e, incluso, reinfectar.

Esa variante, también rotulada P1, ya se extendió por todo el país y los estados del sur, los más populosos, se encuentran entre los más comprometidos en su condición sanitaria. Son, además los que limitan con la Argentina:Río Grande do Sul, Santa Catarina y Paraná. Ya pesaba, sobre Brasil, una disminución en las frecuencias del 20 por ciento a lo que se le añadiría un 30 por ciento extra.

A las autoridades
les preocupa, de
sobremanera, la
expansión de la
cepa brasileña.

Algo similar ocurriría con Estados Unidos donde la reducción de los puentes aéreos llegaría a un 40 por ciento al añadirse al 10 por ciento ya vigente. Y luego se establecería hasta un tercio menos de vuelos rumbo a Chile, Perú, Panamá, Ecuador, México y Colombia. No todos estos países se encuentran en una situación epidemiológica alarmante pero el temor es que funcionan como escalas, muchas veces, desde otras latitudes más comprometidas.

La nueva disposición podría ser publicada en las próximas horas o días. Lo que afirman en el Gobierno es que se busca coordinar con el resto de los ministerios y órganos ejecutores que deben acomodarse al nuevo decreto. En público, se habla de un debate que se está dando en equipo. De manera concreta, a lo que se aspira es a que sea una comunicación lo más cuidada posible con el resto del Ejecutivo.  Y salvo que la curva se dispare y demande acciones más determinantes, la dinámica fronteriza se mantendría tal “Frente a la aparición de la nueva cepa y el crecimiento de casos, hemos desalentado la salida de la Argentina con fines turísticos”, subrayó ayer el jefe de Gabinete de Cancillería, Guillermo Justo Chaves, en declaraciones a Radio Provincia. Y resaltó que las posibles restricciones en vuelos se definirán en función de “preservar la vida de los argentinos” y sin ánimo de “entorpecer la libertad de ningún argentino” sino de preservar sus vidas.

Mediante el decreto 167/2021, puiblicado el jueves en el Boletín Oficial, el Gobierno extendióla emergencia sanitaria hasta el 31 de diciembre. Tamién revalidó las condiciones de ingreso al país, con un PCR  negativo, examen de salud y una  DDJJ donde consigne su itinerario.

En esta Nota