lunes 05 de diciembre de 2022

También la Justicia uruguaya está lista para avanzar en el Lázarogate

El diputado Garrido dijo a Perfil.com que apuntan al campo que Fariña habría comprado para Báez a nombre de su contador, Pérez Gadín.

08-06-2013 22:00

Mientras el próximo lunes Leonardo Fariña y Federico Elaskar deberán declarar ante el juez Sebastián Casanello por la causa de lavado de dinero, en diez días comienza en Uruguay la indagatoria en manos de la jueza especializada en crimen organizado Adriana de los Santos y el fiscal Juan Gómez, para saber si efectivamente ese fue el país a donde se destinó el presunto dinero ilícito.

El lunes 17 se le tomará indagatoria a un escribano y un operador inmobiliario quienes actuaron en la venta de un campo que podría haber sido comprado con los fondos ilícitos.

La causa surgió a partir de la denuncia que presentaron el pasado 26 de abril en Montevideo los diputados argentinos Graciela Ocaña y Manuel Garrido, quienes pidieron investigar las denuncias de corrupción que fueron reveladas en el programa de Jorge Lanata, Periodismo Para Todos.  La semana pasada, Lanata mostró cómo se puede cruzar en lancha desde Argentina hacia Uruguay sin tener que pasar por ningún tipo de control.

“La denuncia la hicimos a partir de las revelaciones que surgieron del programa Periodismo Para Todos y también con información de sociedades anónimas vinculadas con Uruguay que nosotros veníamos investigando”, dijo a Perfil.com el diputado radical, Manuel Garrido.

Además, agregó que en esta investigación particularmente se esta hablando de “la compra de un campo que había sido realizada por Fariña”.

“Tanto Fariña como Elaskar  hablaron durante el programa PPT sobre los paraísos fiscales en Uruguay y también en Suiza, es por eso que hemos presentado esta denuncia en Montevideo, como también lo hicimos en Suiza”, señaló el diputado.

El terreno. El campo del cual habla el diputado Garrido es “El Entrevero” de Punta del Este. El predio se convirtió en uno de los aspectos centrales de la investigación uruguaya porque se estima que fue adquirido para blanquear capitales.

Otro dato interesante es que el inmueble en discordia está a nombre de Daniel  Pérez Gadín, el contador del empresario kirchnerista Lázaro Báez.

“Promovimos estas investigaciones para que no quede impune como tantos otros casos. Este tipo de delitos se desarrolla en varias juridicciones, es por eso que necesitamos la colaboración de todos para saber qué es lo que realmente pasó”, señaló Garrido a este portal.

Según publica el diario El País de Uruguay, la jueza Adriana de los Santos ya solicitó la intervención de la Unidad de Información y Análisis Financiero del Banco Central y también de expertos de la Secretaría Antilavado de Activos de la Presidencia de la República.

Sin embargo para que se pueda probar el blanqueo de fondos ilícitos en Uruguay, es necesario contar con el efectivo delito de lavado de dinero que está investigando en Argentina el juez federal Sebastián Casanello y el fiscal Guillermo Marijúan. Si ambos magistrados no prueban la existencia del delito, tampoco sería posible considerarlo en Uruguay.

El próximo lunes deberán presentarse a declarar Leonardo Fariña y Federico Elaskar en la causa ya que el juez Casanello rechazó la prórroga que había solicitado el abogado del primero.

En esta Nota