lunes 27 de septiembre de 2021
POLITICA Relaciones exteriores
05-11-2020 09:12
05-11-2020 09:12

Thomas Shannon, el ex secretario de Trump que mantiene informado a Alberto Fernández

Su contratación, que busca mejorar la imagen del gobierno argentino, fue idea del embajador en Estados Unidos Jorge Argüello.

05-11-2020 09:12

A través de la Cancillería argentina, el Gobierno Nacional contrató a un destacado ex subsecretario de Estado de los Estados Unidos, Thomas Shannon, para lograr un acercamiento al establishment norteamericano y despejar las “desconfianzas” que despierta el gobierno de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner en los Estados Unidos.

Shannon, quien fuera funcionario de George W. Bush entre 2005 y 2009, es un histórico diplomático que tiene contactos con las oficinas más poderosas de Washington. Mantiene una buena relación con el presidente Alberto Fernández, desde la época en la que era jefe de Gabinete de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner.

Su contratación fue idea del embajador argentino ante los Estados Unidos Jorge Argüello y, tras una compulsa con otros lobistas, el canciller Felipe Solá se inclinó por el experto diplomático para asesorar los movimientos de la política exterior.

La diplomacia de los lobistas

Shannon, que trabaja como lobbista para la Argentina desde las oficinas de la firma global de abogados Arnold&Porter, puede jugar un papel importante en Washington frente a la desconfianza que causa la agenda geopolítica del gobierno.

Estados Unidos difiere con la postura argentina respecto del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, cuestiona la oposición a la candidatura de Mauricio Claver Carone —flamante titular del Banco Interamericano de Desarrollo (BID)— y rechaza la ayuda financiera de China.

Argüello, designado por Alberto Fernández como representante de los intereses argentinos en el país del Norte, tiene una amplia experiencia en el manejo diplomático de Washington, pero Shannon es norteamericano y conoce todos los secretos del Capitolio y la Casa Blanca, y siempre hizo lobby para acercar a las partes en conflicto. Trabajó 35 años para el Departamento de Estado, y ahora asesora al Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto.

Entre sus mayores desafíos deberá exponer la estrategia de la Casa Rosada frente a la crisis de Venezuela, el BID y las relaciones con el gobierno chino de Xi Jinping, quien fuera subsecretario de Estado para América Latina de Barack Obama será una pieza importante en la estrategia diplomática que emprenderá Alberto Fernández para aumentar las exportaciones a los Estados Unidos y obtener inversiones directas de sus principales compañías de bienes y servicios.

Si Donald Trump renueva su mandato en las elecciones, recordará a los países que se alinearon con su agenda en América Latina, siguiendo con su política quid pro quo para las relaciones bilaterales de los Estados Unidos. Serán Brasil, Paraguay y Uruguay, socios de la Argentina en el Mercosur los que tendrán trato privilegiado con mayor acceso a los mercados norteamericanos.

Para lograr el cometido de reactivar el comercio exterior que le encomendó Alberto Fernández a la cartera que dirige Felipe Solá, Shannon deberá trabajar en lograr una sintonía con la administración norteamericana.

El exsecretario de Estado, quien estuvo durante quince días como interino bajo la administración de Trump, conoce cómo funciona la diplomacia en América Latina, lo que puede ser funcional para intereses de la Argentina, en medio de la crisis del coronavirus y la tensión creciente entre Estados Unidos y China.

 

CI/FF