viernes 20 de mayo de 2022
POLITICA Día de la Memoria, la Verdad y la Justicia
24-03-2022 13:18

Victoria Donda y Amado Boudou, las perlitas en la marcha K por el 24 de marzo

La actual titular del INADI y el ex Vicepresidente fueron dos de los concurrentes notables a la marcha convocada por La Cámpora en la ex ESMA. Idas, vueltas, causas judiciales y denuncias de ambos.

24-03-2022 13:18

La marcha convocada por La Cámpora en el Espacio Memoria y Derechos Humanos (donde funcionaba la ex ESMA) para luego avanzar hacia Plaza de Mayo contó con las participaciones de Victoria Donda y Amado Boudou. Los dos kirchneristas de la vieja guardia, que acumulan idas y vueltas en el oficialismo además de causas judiciales, estuvieron cerca de Máximo Kirchner en la movilización por el 24 de marzo.

En el medio de la feroz interna del Frente de Todos y alejados del presidente Alberto Fernández (que tuvo su acto por separado), Donda y Boudou eligieron acercarse al kirchnerismo duro, espacio que disputa con el Gobierno nacional sobre todo por sus diferencias en el acuerdo con el FMI.

La titular del INADI, además de haberse distanciado del kirchnerismo entre 2008 y 2019, mantuvo enfrentamientos abiertos, que llegaron a los insultos, con La Cámpora. El exministro de Economía, por su parte, pasó de ser el preferido de Cristina Kirchner al exilio político por las causas en su contra, y ahora vuelve al oficialismo en la línea intransigente.

Las fotos de esta mañana están cargadas de simbolismo y se transforman en mensajes claros para la línea del Frente de Todos que ronda a Alberto Fernández, sobre todo por las críticas previas de Boudou a la administración del Presidente y la banca que el propio mandatario le dio a Donda cuando fue denunciada por no tener registrada a su empleada doméstica mientras era (y es) funcionaria.

Victoria Donda en la marcha por el 24 de marzo
Victoria Donda en la marcha por el 24 de marzo

Victoria Donda y Amado Boudou, dos historias que confluyen en el kirchnerismo

Corría el año 2011 cuando la actual titular del INADI juraba como diputada nacional del Frente Amplio Progresista (FAP), cuatro años después de haberse despegado del kirchnerismo. En el recinto, se escucharon cánticos de La Cámpora, la agrupación con que este 24 de marzo marcha hacia Plaza de Mayo.

Según Donda, los camporistas le gritaban "trola". Del otro lado respondieron que el grito era "Rodra", en referencia a Rodrígo "Rodra" Rodríguez, integrante de la agrupación y hombre cercano a Máximo Kirchner que fue pareja de la ex congresista. 

Sin embargo, con el armado electoral del 2019 que reunió a diversas vertientes del peronismo, Donda volvió a su espacio de antaño e incluso ocupando un cargo público, el cual temblaría por el escándalo de una empleada doméstica que no estaba registrada y trabajó "en negro" en su casa durante 10 años.

Con todo, siguió al frente del INADI, solventada por Alberto Fernández. Hoy, sin embargo, marchó con La Cámpora en medio de la interna del oficialismo. El otro dato que se desprende de su participación es su historia personal: nació en la ex ESMA, en cautiverio, luego de que sus padres José María Laureano Donda y María Hilda Pérez fueran secuestrados y desaparecidos.

Movilizacion a 46 años del golpe 20220324

Boudou es parte de ese mensaje camporista. No sólo se fotografió al lado de la cúpula de la agrupación, sino que también forma parte de Soberanos, una vertiente que continúa levantando las banderas del primer kirchnerismo y que critica duramente a Alberto Fernández.

La llegada del ex integrante del partido conservador UCeDé también tiene su propia historia, sobre todo luego de haber sido apresado por utilizar recursos del Estado para obligar a quebrar a la imprenta Ciccone y quedarse con ella a través de una sociedad fantasma (The Old Fund), mediante cohecho. El objetivo era, de acuerdo a la investigación, apropiarse de la única imprenta en el país capaz de hacer papel moneda.

Las decisiones de la justicia alejaron a Boudou de su terruño, aunque el ex funcionario del Palacio de Hacienda siempre reconociera su condición de kirchnerista. Donda, por su parte, no sólo mantuvo cruces con La Cámpora, sino que identificó a Cristina Kirchner con el pasado. "Hoy para mí significa pasado. Yo la veo a Cristina y veo una foto sepia", dijo en 2017 cuando era diputada de Libres del Sur.

Este 24 de marzo, ambos confluyeron nuevamente en el kirchnerismo de pura cepa, a pesar de sus turbulentos idas y vueltas del espacio.