24th de February de 2021
PROTAGONISTAS REALEZA BRITÁNICA
19-05-2020 02:15

A dos años de la boda de Harry y Meghan: la pareja que sacudió a la corona ingles

Un casamiento que tuvo con más invitados del show business que monárquicos y terminó de forma tormentosa. Romance, boda, Megxit y nueva vida en Hollywood.

19-05-2020 02:15

La boda que sacudió a la monarquía inglesa en el siglo XXI. Eso fue el casamiento del príncipe Harry de Gran Bretaña y la actriz estadounidense Meghan Markle. Para los pro-monárquicos, otra vez es una norteamericana, joven y divorciada quien le “arrebata” a un integrante. Y además lo termina sacando de Gran Bretaña y renunciando ambos a ser tratado como miembros de la realeza.

Este guión de sitcom que los medios ingleses bautizaron comoMegxit, se montó en menos de dos años. Como si Harry a los 35 años fuera un muñeco a control remoto manejado por Meghan, de 38, la prensa británica sigue firme apuntando contra ella. Es decir, el príncipe quinto en la línea de sucesión al trono, es una suerte de “varón domado” que no sabe decir que no. Poco creíble.

harry y meghan

harry meghan markle archie

Inglaterra tuvo en Eduardo VIII, tío de la actual reina,  el ejemplo máximo de quien deja la corona por un amor. Eduardo fue rey sólo 325 días hasta que renunció para casarse con Wallis Simpson, norteamericana y divorciada, con vivió en París hasta su muerte. 

Y así fue desde que el 27 de noviembre de 2017, Harry y Meghan cumplieron con el protocolo de oficializar su relación. Ya el 19 de mayo del año siguiente, con la boda y un listado de invitados que incluyó a un polista argentino y su mujer, la situación comenzaría a ponerse más tensa con los medios. El antagonismo -real o verdadero- con su cuñada Kate Middleton, la distancia con la reina Isabel II, y el polémico y problemático padre de la “plebeya” quien por interesantes cheques bastardeó la imagen de su hija.

Argentina no es un país extraño para Harry y Meghan: el ahora ex príncipe es un apasionado del polo y de hecho invitó al polista Nacho Figueras a su boda. Y en 2002 Meghan Markle hizo una pasantía en Buenos Aires, en la embajada de Estados Unidos.

En ese escenario, no hay duda que Meghan Markle es un objetivo fácil ante una Kate Middleton que cumple perfecto ese camino a lo que sin duda será el ascenso al trono de Guillermo. Pero un día, Harry dijo basta. En alguna entrevista mencionó el karma vivido por su madre Lady Di con los medios. Y no quería lo mismo para su mujer. Error estratégico: Harry mostró su punto débil.

Como sea, en enero de 2020, Harry y Meghan el plan “Goodbye UK” se puso en marcha. Entre 8 y el 18 de ese mes, se produce la desvinculación de la pareja de la monarquía británica. Ni Isabel II pudo convencer a su nieto de cambiar de opinión. Como en una telenovela en continuado, en esos diez días se resolvió que la pareja con más onda de la corona, renuncia a sus títulos de “altezas reales” , a los fondos públicos que recibía, y a su calidad de miembros activos de la familia real.

Isabel II y Meghan Markle: el último gesto de la reina

A pesar el recorte presupuestario que la corona impuso a Harry, él heredó de su madre y de su bisabuela unos 36 millones de dólares, según informó el diario londinense The Times.

Un mes después se sella el “contrato”: desde el 31 de marzo Harry pasa de príncipe a duque de Sussex pero está inhabilitado de usarlo “laboralmente”, y conserva su rango militar. Y la pareja deja de tener responsabilidades protocolares. No se sabe si Harry cantó “I want to break free” y luego “Libre soy” pero por las fotos que lo mostraron en Canada y ahora en Los Angeles, al ex príncipe la sonrisa no se le desdibujó.

Ya no hay duda que California era el destino que Harry y Meghan tenían como objetivo en su plan de escape de Inglaterra. Canadá fue una escala técnica e incluso estratégica para no irritar la hipersensibilidad británica. Un lugar para atemperar los ánimos hasta hacer base definitiva en Hollywood. Y ahi sí empezar una nueva vida. Las críticas y la mirada sobre la pareja siguen sobre ellos como el primer día. No hay duda, la vida de Harry y Meghan es más atractiva que la del resto de los integrantes de la corona.

EI / DS