viernes 27 de enero de 2023
PROTAGONISTAS la diva, condecorada

“He hecho lo posible por ser una dama y hoy me nombran ‘caballero’”

A los 95 años, Mirtha Legrand recibió la Legión de Honor, la distinción máxima que otorga el gobierno francés. Con un lleno total de los salones de la embajada de Francia en Buenos Aires, la conductora recibió emocionada la condecoración pero se esmeró por ponerle humor e ironía a su discurso. Y en sus palabras se refirió a la edad, a la vida y a la muerte.

26-11-2022 02:49

“En mi vida personal he hecho siempre lo posible por ser una dama y supongo que por haberlo logrado hoy me nombran ‘caballero’”, dijo Mirtha Legrand y generó una carcajada de todos quienes colmaron los salones del primer piso de la Embajada de Francia en Buenos Aires. Allí, con un aire acondicionado sobreexigido, la conductora recibió del gobierno francés la Legión de Honor “en grado de caballero”. Una distinción que este año también ya recibieron el doctor Pedro Cahn y, en ocasiones anteriores, Jorge Luis Borges, Joaquín Lavado –más conocido como Quino–, Estela de Carlotto, el pintor Julio Le Parc –quien hace décadas reside en París– o Susana Rinaldi.

Esta distinción la tomó por sorpresa pero para dar una idea de la alegría que le generó recibirla, la noche anterior a esta ceremonia, ella fue la gran invitada a la cena de gala que se organiza todos los años para juntar fondos para el pabellón pediátrico del Hospital Austral. En un momento, Valeria Mazza –anfitriona de dicho evento– le agradece a Mirtha su presencia, le da un presente y el micrófono para que ella hable. Y después de ponderar a la exmodelo, la conductora “pasó el chivo” –como dicen en estos casos–, es decir, anunció a los casi doscientos presentes que Francia la condecoraría. 

Mirtha Legrand 20221126
Afectos | En el escenario de uno de los salones de la Embajada de Francia, Mirtha Legrand rodeada por su hijas, nietos y bisnieta. Un discurso donde ella jugó con la ironía y el humor para evitar cualquier formalidad. Y su bisnieta Ámbar también le dedicó unas palabras a Mirtha. FOTOS: MARCELO DUBINI

Mirtha Legrand 20221126

Mirtha Legrand 20221126

Aplausos y risas. “Gracias, muchas gracias por los aplausos”,  expresó Mirtha a los invitados que la acompañaron en la embajada. “Gracias a las autoridades y personal de la Embajada de Francia, a mi familia y mis amigos que me acompañan con tanto amor en este día tan extraordinario y significativo para mí. Gracias por estar hoy aquí. Desde hace unos días, vengo escribiendo algunas palabras y espero que la emoción no me traicione”. 

Y no la traicionó. Décadas delante de una cámara y una expertise ya incorporada para sortear emociones, y también para exteriorizarlas con la luz roja encendida y también con el estudio de televisión en receso, como se vio en el famoso video donde dice frases que pasaron al archivo oral de la televisión argentina. “No puedo decirles lo honrada que me siento y lo que significa esta distinción a esta altura de mi vida. Y más viniendo de un país con el acervo cultural de Francia. A lo largo de mi carrera, he hecho varias obras de autores franceses y afortunadamente he tenido la oportunidad de viajar allí varias veces. De más está decir que amo su cultura al punto que me esforcé en aprender ese idioma tan musical y que tan bien les queda a las mujeres”. 

Si bien su apellido verdadera es castizo hasta la médula, el artístico –como se sabe–, no. Y al respecto dijo: “Siempre he tratado de honrar ese apellido artístico con todo lo que he construido y sigo construyendo porque Mirtha Legrand es una construcción permanente”. 

“Me preguntan si pienso en la muerte; no tengo tiempo, estoy ocupada con la vida”

Detalles. La ironía sobre sí misma logró el punto culminante en el cierre de su discurso. Y fue en referencia a un hecho que no solamente a mujeres como ella en algún momento le hacían perder el humor. Sí, que señalen su edad como un hecho negativo. “Siempre recibo críticas pero a mí me encanta sortearlas siguiendo adelante, trabajando con más entusiasmo a los 95 años, un número que no me representa”, dijo y se aunaron risas y aplausos. “Muchos me preguntan si a esta edad se piensa mucho en la muerte. Yo, la verdad, no tengo tiempo, estoy ocupada con la vida”, dijo y cerró con una ovación cerrada.  

Quizá en mucho de ese planteo ante el presente haya tenido que ver Facundo Manes, a quien ella consultó varias veces respecto a qué hacer una vez terminada la pandemia. Y él fue quien la animó a trabajar, que era lo que ella también quería. Por eso, él fue uno de los presentes más en calidad de amigo que de político en campaña. Una raza que también tuvo representantes en esa ceremonia para llevarse una foto con la diva. Por supuesto, en su mayoría del macrismo, que Mirtha Legrand milita en sus mesas de los sábados por la noche. El resto fueron casi todos amigos de toda la vida, colaboradores del ámbito más privado y de la televisión. Y además, sus herederos.