viernes 09 de diciembre de 2022
PROTAGONISTAS Fotografía / Mercado

Quién es el fotógrafo argentino elegido por Ferrari, Aston Martin y Porsche para inmortalizar sus autos

Tiene 45 años y se crio en Caballito. Rafael Delceggio es un fotógrafo con más de 20 años de carrera en el mundo publicitario y de la moda, que logró unir sus dos grandes pasiones y despertar el interés de las marcas de autos más suntuosas del mundo. Actualmente trabaja para Porsche, Ferrari, Aston Martin y Pininfarina, entre otros. Los excéntricos coleccionistas de autos lo convocan para tener retratos únicos de sus modelos.

22-10-2022 14:26

“La primera campaña de autos que hice no tuvo nada que ver con los deportivos; fue para un lanzamiento del Honda Fit” cuenta Rafael Delceggio, porteño egresado del colegio Marianista de Caballito quien tuvo un intento fugaz y errático con la arquitectura, del cual escapó inmediatamente para seguir su instinto vinculado a la imagen y el arte. “Me pase de arquitectura a Imagen y Sonido, en el 95, en la UBA. Era muy nueva la carrera entonces”, recuerda.

Al egresar trabajó en varios medios gráficos como La Nación, Revista BRANDO, 90+10, Para Ti, HOLA, entre otras, ligado al universo del fashion style. Así, posteriormente se involucró en campañas de moda para marcas ícono de aquellos años: Ona Saenz, Complot, Chocolate, María Vázquez. Fue el puntapié para meterse de lleno en la fotografía publicitaria y, de nuevo, trabajar con los grandes: Leo Burnet, Cravero Lanis, Ogilvy. Jugar en las grandes ligas parece ser algo natural para Delceggio.

“Estaba convencido de que llegaría el momento de trabajar con los autos porque es algo que me fascina. Después de aquella campaña con el Honda Fit, hice otra para Toyota con el lanzamiento de un modelo de Hilux en Latinoamérica. Ahí me convocaron de una revista especializada en autos, Miura Mag, como director de arte”.

Fue Aston Martin la primera de las exclusivas marcas que lo contrató, proponiéndole ser el Director de Fotografía de un comercial filmado en Miami. Eso le dio la posibilidad de mostrarse en acción en un mercado donde los convertibles y deportivos son mucho más habituales que en las calles de Buenos Aires.

Detrás llegó Ferrari; al ver su trabajo, los ejecutivos de la sede de Miami lo contrataron para documentar el Ferrari Challege of North America (una serie de carreras que se corren por diferentes autódromos de Estados Unidos) y volcar todas esas fotos en un exclusivo libro de la firma italiana. “Cuando me propusieron el trabajo en Ferrari sentí que todos mis planes habían dado resultado, que había hecho las cosas bien y que los años de trabajo y esfuerzo habían llegado a buen puerto. ¡Cuando sos chico querés una Ferrari! En mi caso quería una Ferrari y una Ducati, jaja, y casualmente hace un par de semanas hice unas fotos para Ducati en Miami. Creo que no puedo pedir más.”.    

“En esas carreras tuve la suerte de conocer a muchos coleccionistas de autos que me encargaron una obra única de sus automóviles y generamos juntos los proyectos de fine art para cada uno”, agrega Delceggio, a quien parece que la especificidad en su carrera sigue encontrando nichos dentro de nichos. “Actualmente recibo pedidos de obra específicos de coleccionistas privados donde genero una pieza única y original de sus vehículos. Estoy reuniendo y curando el material fotográfico para hacer una exposición en Art Basel, en Miami”.  

En un mercado cuya adoración y comercialización de autos deportivos y de lujo llega al punto de que las marcas tengan sus propias torres (Bentley, Aston Martin, Porsche) el arte alrededor de esos bienes de lujo es todo un universo en sí mismo. Y fue desde ese lugar desde el cual Delceggio cautivó a los ejecutivos de Porsche, quienes lo convocaron para realizar una obra conceptual y específica con imágenes de 7 ejemplares distintos del mítico 911, para ser expuesta en el DRT, un festival que la marca alemana realiza anualmente en Florida, y que es uno de los más importantes del mundo. 

“Yo había hecho una serie a la que titulé FrankenCars, donde reuní 7 autos que hice convivir en un mismo universo y a los cuales les hago un retrato, con un formato establecido. Conceptualmente, le doy forma y vida a un nuevo concepto de auto único e irrepetible. Eso despertó el interés en la gente de Porsche y me propusieron hacerlo especialmente con el 911, para esa edición del DRT” concluye.

 

*Desde Miami

 

En esta Nota