domingo 05 de diciembre de 2021
REPERFILAR Exclusivo

Kate Beckinsdale en RePerfilAr: "Nunca había hecho televisión de esta forma"

La actriz británica protagoniza la nueva comedia negra de la plataforma Paramount+.

24-11-2021 15:07

Luego de llamar la atención globalmente por su papel de Evelyn Johnson en el blockbuster del 2001, "Pearl Harbor", y de confirmar su crecimiento protagonizando la saga de "Inframundo" en 2003, Kate Beckinsdale parecía enfilarse como una de las grandes actrices de Hollywood, sobre todo tras protagonizar la película de Martin Scorsese, "El Aviador", junto a Leonardo DiCaprio y Cate Blanchet.

Sin embargo, con el tiempo su nombre fue dejando de aparecer en las grandes marquesinas. Ahora, quien supo interpretar a Anna Valerius en la criticada cinta del 2004 "Van Helsing", está de vuelta con Guilty Party, un policial de comedia negra de la plataforma Paramount+, donde, además, se desempeña como productora ejecutiva junto a su creadora Rebecca Addelmann (New Girl).

“Fue genial estar tan involucrada. Teníamos los guiones, pero tomábamos mis notas y sus notas y las cosas iban cambiando y desarrollando en base a nosotros mismos”, le expresó la actriz británica a este medio.

Kate interpreta a Beth Burgess, una periodista que es desacreditada públicamente tras ser acusada de falsificar la fuente de un reportaje. Ahora deberá limpiar su nombre intentando probar la inocencia de Toni (Jules Latimer), una joven condenada por el asesinato de su marido, la cual asegura ser inocente.

Kate Beckinsdale
 Kate Beckinsdale interpreta a Beth Burgess.

- En la película “El Engaño”, interpretas a una ex fiscal que tras ser desacreditada, busca probar la inocencia de una mujer injustamente condenada, un arco bastante parecido al de Beth en Guilty Party. ¿Este papel te ayudó a desarrollar este nuevo personaje?

- Pasé mucho tiempo dentro de prisiones, parece ser un tema recurrente, pero son tonos muy diferentes. Beth es una periodista que se siente atraída por razones completamente egoístas y cada vez se ve más y más involucrada, pero no diría que son similares. Sé que es muy aburrido escuchar a una actriz hablar sobre el viaje que transita su personaje pero Beth realmente pasa por muchos momentos destacables. Ella le quitó importancia a muchas cosas de su vida para poder enfocarse en su trabajo, tiene una mala relación con su madre, descuidó su matrimonio, no se siente cómoda en el trabajo tampoco. Me parece interesante encontrarnos con un personaje que no toma las mejores decisiones todo el tiempo.

- ¿Alguna vez te sentiste como Beth en tu carrera?

- Si, al comienzo de mi carrera. Cuando tenía 21 años conocí a John Schlesinger, con quien hice la película “Cold Comfort Farm”. Me dijeron que les encantaba para el papel y que era la favorita pero después me dijeron que era muy joven y que iban a seguir buscando. Me sentía muy apasionada por el papel, realmente lo quería, así que atrevidamente averigüé dónde vivía y le mandé una carta dándole las razones por las cuales merecía estar en el proyecto. Además, le envié todas las anotaciones del libro que probaban que, de hecho, la protagonista tenía la misma edad que yo. Le dejé la carta en la puerta de su casa. Por suerte le pareció todo muy gracioso y se lo tomó muy a la ligera y me dio el papel. Pero no podés hacer cosas así toda tu carrera. Así que diría que solo esa vez.

Kate Beckinsdale
Tiya Sircar junto a Kate Beckinsale en Guilty Party. 

- Dijiste que Beth tiene muchos defectos y es algo egoísta al principio ¿Cómo fue para vos conectar con esa parte del personaje?

- Creo que uno puede encontrar esas cualidades en cualquiera, de una forma u otra. Sucede acá que al comienzo de la serie Beth no está en una situación mental estable como para controlar esas cosas de la forma en que quisiera. Es una mujer que particularmente se encuentra en un momento muy extraño y complejo de su vida. Fue desacreditada en el trabajo, su matrimonio se desestabiliza. Simplemente, no está en su mejor momento. Creo que la mayoría de nosotros nos sentimos así en algún momento de nuestras vidas y es un punto interesante, dramático y conflictivo, muy interesante para explorar.

- En uno de los episodios, a tu personaje le debe chupar los pies durante una escena completa, lo cual se debe haber sentido bastante particular ¿Cómo fue filmarla?

- Fue un día realmente raro. Por la mañana alguien me había enviado a través de Instagram un video diciéndome que yo tenía sus pies favoritos y yo no me siento particularmente atraída por mis pies, así que ya me sentía un poco rara con todo ese tema. Después, fuimos a la locación y todo el equipo estaba siendo muy cuidadoso por el COVID. Tenés gente cuidando los niveles de interacción e intimidad que tenés con cada uno. Alguien del equipo me vino a avisar que iba a tener un doble de pies para esa escena. Les dije que no sabía si iba a funcionar porque era un plano abierto y claramente se ve que soy yo, pero me dijeron que el doble era para los planos cerrados. Eso era todavía peor. La actriz iba a tener que ponerse los pies de dos personas diferentes en su boca y es un asco. Entonces le dije que si no le molestaba quedarse conmigo, que ya nos conocíamos y habíamos roto el hielo, y chupar solo mis pies (risas). Así que se quedó conmigo. Me dijo que le iba a decir a sus padres que no vean esa escena. No sé si la habrán visto pero sí, fue un antes y un después en la vida para las dos.

Kate Beckinsdale
La escena más complicada que hizo Kate en la serie. 

- ¿Qué nuevos retos encontraste a la hora de ser Beth en esta comedia negra en contraste con otros personajes que has interpretado?

- Fue diferente por muchas razones. Primero que nunca había hecho televisión de esta forma y segundo que era el momento más alto del COVID en Canadá, donde hace muchísimo frío. Además, hay algo entre los escritores y directores de comedia que realmente le dan lugar a todos de compartir ideas, bromas, y presentar diferentes cosas. Yo personalmente disfruté mucho esa parte, que sea un ambiente tan colaborativo, de improvisación. Eso fue muy interesante, me gustó mucho.

- ¿Disfrutas esa parte de hacer televisión en comparación con hacer cine, donde todo es más estructurado?

Sí, pero también es un verdadero placer poder trabajar con un personaje que te guste mucho. Ella no es una heroína en el sentido clásico de la palabra. Ella se siente muy derribada y a veces se equivoca y hace algo mal, o hace algo completamente egoísta. Tiene que aprender mucho a lo largo del show. Así que tener todo este tiempo, a lo largo de 10 episodios de media hora, hace que sea un camino mucho más largo para recorrer con el personaje y no siempre tienes esas oportunidades como actriz. Eso también fue muy bueno y lo disfruté mucho.

Kate Beckinsdale
Beth Burgess se ve obligada a trabajar en un sitio web.

- Hay muchas mujeres delante y detrás de la pantalla en Guilty Party, en una época en la que se reclama mayor cupo femenino en la industria ¿Qué pensás sobre esto?

- Sí, tenemos muchas escritoras mujeres y hay muchas mujeres en el equipo. Siempre intentamos que todo sea lo más diverso posible, bajo estas circunstancias de COVID por supuesto. Y si, la protagonista es una mujer, pero no creo que sea un show de mujeres. Es una comedia y hay muchos momentos graciosos sobre la vida de una mujer, pero toca muchos temas generales para todos como por ejemplo las relaciones. Tenemos hombres muy buenos y graciosos en el show. Creo que el punto es ser muy inclusivos y diversos y no simplemente centrarnos en las mujeres. No era el punto.

- ¿Qué va a encontrar el público al mirar Guilty Party?

- Creo que es un show muy auténtico, tiene muchas cosas. Es divertido, muy conmovedor de diferentes maneras. Las relaciones son muy interesantes. Hay muchos personajes que son muy diferentes y están muy bien definidos. No es como ningún show que haya visto antes, porque el tono cambia constantemente. Cuando pensás que es una comedia de repente pasa algo muy conmovedor. Hay un gran giro en el plot que no esperas. Todo ese tipo de cosas hacen que sea interesante y diferente.

Guilty Party cuenta con 10 episodios de media hora cada uno y está protagonizado por  Kate Beckinsdale, Jules Latimer, Geoff Stults, Laurie Davidson y Andre Hyland. Fue creada  por Rebecca Addelman, dirigida por Trent O'Donnell y puede verse en Paramount+.