7th de March de 2021
SALUD 28 de mayo
28-05-2020 11:08

Día Mundial del Cáncer de Sangre: qué problemas enfrentan los pacientes en la pandemia

Bajó la asistencia a los tratamientos de quimioterapia, entre otras dificultades que atraviesan las personas con enfermedades oncohematológicas debido al aislamiento.

28-05-2020 11:08

Desde distintas asociaciones de salud advierten que la pandemia por coronavirus provocó que hubiera una disminución abrupta de las intervenciones, tratamientos y consultas médicas. Entre ellas, se incluye a los pacientes con cáncer de sangre, que por su situación particular enfrentan varios problemas debido al aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el Gobierno.

En el marco del Día Mundial del Cáncer de la Sangre, que se celebra este 28 de mayo, la Asociación ALMA lanzó una advertencia para visualizar las adversidades que enfrentan los pacientes con enfermedades oncohematológicas.

Los cánceres de la sangre se dividen en tres tipos: leucemias, linfomas y mielomas. Las primeras son las más frecuentes y se estima que diagnostican alrededor de 3 mil casos por año en la Argentina. Por el momento, no hay un registro oficial de datos debido a que el Instituto Nacional del Cáncer empezó a considerar a las enfermedades oncohematológicas dentro de su órbita de acción el año pasado. 

La pandemia del coronavirus obliga a hacer cambios en los tratamientos para el cáncer

La situación de los enfermos oncohematológicos y de cáncer en general en estos tiempos de pandemia preocupa a las autoridades sanitarias y a las organizaciones de pacientes. Así lo expresó a PERFIL Fernando Piotrowski, paciente con leucemia y director ejecutivo de la asociación ALMA.

En primer lugar, ante el temor que sufre la población en general por el miedo al contagio y las medidas de aislamiento hubo un descenso del 16% de asistencia a las quimioterapias, con el riesgo y la gravedad que eso conlleva. Dentro de los pacientes de leucemia, hay inmunosuprimidos y quienes con los tratamientos que reciben son más propensos a virus y bacterias por lo que se instaló la preocupación de salir del hogar e incluso en un primer momento la recomendación de los profesionales fue permanecer en la casa.

“Por ello, instamos a los pacientes que se pongan en contacto con los respectivos oncohematológos que los siguen para retomar el ritmo de los tratamientos, los controles y las consultas. No hay que desatender lo importante con lo urgente. Si desentendemos la adherencia al tratamiento los cánceres van a avanzar y después va a ser mucho peor y más difícil el tratamiento”, indicó Piotrowski, quien lleva 18 años en terapia por su leucemia mieloide crónica.

Si desentendemos la adherencia al tratamiento los cánceres van a avanzar y después va a ser mucho peor, alertó Piotrowski

El Ministerio de Salud de la Nación y las distintas carteras sanitarias remarcan desde hace semanas que tras pasado más de dos meses del inicio de la cuarentena, los centros de salud ya tienen dispuestas las medidas preventivas y los protocolos necesarios para evitar el contagio para que los pacientes puedan asistir ante una emergencia, una consulta o la realización de un tratamiento al hospital o clínica habitual.

"Empecé hace dos o tres semanas a decir que hay que volver, que no hay que dejar ningún tratamiento. Se debe decir a las personas que, si tienen algún síntoma, no dejen de concurrir, que los establecimientos son seguros, que se consulte telefónicamente primero a su institución o a su médico para hacer un turno regulado. Eso se hace. Al principio aconsejamos que se postergaran las cirugías programadas, pero el miedo hizo que se postergara todo”, consignó el ministro de Salud, Ginés González García en una entrevista el pasado fin de semana para Periodismo Puro, el ciclo de reportajes que conduce Jorge Fontevecchia.

Hubo un descenso del 16% de asistencia a las quimioterapias y cayeron un 80% las donaciones de sangre

Otro de los problemas que enfrentan las personas con cáncer de sangre es la falta de donaciones, que cayeron alrededor de un 80 por ciento desde que arrancó el aislamiento. “Este insumo es importantísimo tanto para las transfusiones, operaciones y tratamientos de pacientes. Se instauraron protocolos en cada centro de hemoterapia con turnos programados para que no se aglomeran los donantes voluntarios para que se pueda seguir haciendo colectas”, apuntó Piotrowski.

Finalmente otra adversidad al inicio del aislamiento y que parece que empezó a encauzarse es la dificultad al acceso de medicamentos por parte de los prestadores.  “Cuando se aisló todo, también se cerró la atención de las obras sociales y hubo que diagramar todo un sistema de recetas online, de poder procesar las recetas por foto de Whatsapp y que el personal reducido hiciera tiempo de cargar los pedidos y hacer la auditoría para que los pacientes pudieran seguir con los tratamientos. Hoy por suerte ya son menos los retrasos que tenemos”, sostuvo Piotrowski. “Era comenzar a adapatrse a este nuevo sistema”, concluyó.

Diputados permitirá por ley el uso de las recetas digitales

Las leucemias, los cáncer de sangre más comunes

Las leucemias se presentan cuando no funciona adecuadamente el proceso de producción de células sanguíneas, que las genera la médula ósea. A medida que se dividen y maduran, se transforman en diferentes tipos, como plaquetas, glóbulos rojos y blancos. Estos últimos, a su vez, se subdividen en distintos subtipos 8, 9. 

Cuando una de las células que va a formar glóbulos blancos cambia y se convierte en una célula de leucemia, ya no madura normalmente. La presencia de estos linfocitos anormales también afecta a la capacidad de la médula para elaborar los otros dos tipos fundamentales de células sanguíneas: (glóbulos rojos y plaquetas), lo cual repercute en el adecuado funcionamiento del organismo.

Los síntomas que se manifiestan con las leucemias por lo general responden al mal funcionamiento de las células sanguíneas o a la acumulación de células sanguíneas anormales. Algunos de los síntomas más comunes son:

  • Fiebre.
  • Sudoración nocturna.
  • Inflamación de ganglios en cuello, axilas o ingle.
  • Fatiga persistente.
  • Picazón o sarpullido.
  • Infecciones frecuentes.
  • Dolor en huesos o articulaciones.
  • Pérdida de peso.
  • Falta de apetito.