SOCIEDAD
Efemérides 27 de octubre

Así fue el día en que Néstor Kirchner murió y Cristina Fernández lloró sin consuelo

Cuarenta y siete días antes de morir, le habían practicado a Néstor Kirchner una angioplastia por obstrucción coronaria. Sin embargo, no pensaba en morirse sino sólo en su próxima candidatura presidencial. Qué pasó.

Néstor Kirchner
Néstor Kirchner | Telam

El 27 de octubre de 2010 era un día especial, de sol en Argentina: hacía 9 años que no se vivía un censo nacional y todos estaban atentos, espiando por la ventana, que el cencista llegara a su casa. Perouna noticia inesperada alteró todo y convirtió a la fragilidad humana en la noticia del día. A las 9:10 de la mañana había muerto el ex presidente Néstor Kirchner, de “muerte súbita”, a los 60 años. O tal vez había sido a las 9:15, poco importa ya la diferencia entre el parte médico y el informe oficial.

“Siendo las nueve y quince falleció el ex presidente Néstor Carlos Kirchner como consecuencia de un paro cardiorrespiratorio no traumático, que no respondió a las maniobras de resucitación”, decía el cable oficial que había sido escrito a partir de los datos aportados por los doctores Renato Lestard y Buonomo, médicos de la Unidad Presidencial.

“¿Asesinato?, ¿magnicidio?, ¿atentado?”, se preguntaba la gente común, en un intento de encontrar una explicación al shock del día. Pero no, el ex presidente había sufrido varios episodios cardíacos, incluso un infarto, y la noche del sábado 11 de septiembre de 2010, cuarenta y siete días antes de morir, le habían practicado una angioplastia por obstrucción de la arteria coronaria. Desde entonces, recibía atención médica regular, tanto en su casa como en hospitales.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite
Néstor Kirchner
Néstor Kirchner.

Muerte de Néstor Kirchner

Néstor Carlos Kirchner falleció en su cama de El Calafate, en su Santa Cruz Natal. Le pusieron su mejor traje y depositaron su cuerpo en el cajón presidencial, de cedro y con herrajes de bronce, que habían encargado en una funeraria histórica de Río Gallegos.

“Estaba recostado en la cama con un pijama celeste. El médico presidencial le hacía masajes cardíacos pero el aparato que registra la actividad cardíaca no daba señales. Le levanté los párpados, miré las pupilas: tenía midriasis total bilateral. Así supe que ya estaba muerto", contó tiempo después el Dr. Claudio Cirille, el médico de guardia que llegó en la ambulancia de emergencia para atender al mandatario, antes de las 8 horas.

Cinco anécdotas sobre la muerte de Néstor Kirchner

Ya no vivía, pero esperando que tal vez la ciencia pudiera devolverlo de la muerte. Los médicos lo subieron a un coche y lo trasladaron de inmediato al Hospital Formenti, en El Calafate. En otro vehículo los siguieron su esposa, Cristina Fernández, junto a su secretario y la custodia presidencial.

Cristina lloró sin consuelo

Cristina Fernández de Kirchner transitaba entonces el primero de sus dos mandatos presidenciales consecutivos.

A Kirchner lo intubaron, le pusieron suero, le aplicaron tres veces el desfibrilador y le hicieron masajes cardíacos, pero nada. No lo podían revivir.

Néstor Kirchner, luego de su operación en la carótida derecha en 2010.
Néstor Kirchner, luego de su operación en la carótida derecha en 2010.

Cristina no se despegaba de al lado –los médicos le habían solicitado permanecer afuera de la sala de guardias, pero no hubo caso y no se animaron a insistirle. Preguntó, casi les ordenó que hicieran algo más, entonces le aplicaron al paciente una inyección más de adrenalina. Ya no había nada que hacer. Y el llanto lo inundó todo, aunque el que acallaba era aún mayor.

Cristina abrazaba el cuerpo inerte del hombre que había sido su marido durante 35 años, el padre de sus hijos, Máximo y Florencia. Su cabeza era un torbellino de dolor y desconcierto. Aun así, llegó a pedirle a Pablo Barreiro, secretario privado de la presidenta, que fuera a buscar a su ama de llaves de máxima confianza, María Angélica “Cuca” Bustos y la llevara al hospital.

Esa misma noche, su cuerpo fue trasladado a Buenos Aires y sería velado en La Casa Rosada.

Mausoleo de Néstor Kirchner: un testigo reveló que sacaron 40 bolsos con dinero

Al mirarse, Cuca y Cristina estallaron en un abrazo y entre lágrimas, la vicepresidenta le pidió por favor que vistiera a Néstor con “la mejor ropa”. Cuca lo hizo, con la ayuda de Pablo Barreiro y su padre, Ricardo, “el jardinero”.

Uno de sus médicos, Renato Lestard, confirmó que su cuerpo no tenía evidencias de violencia física, pero no ordenó la autopsia, a pedido de su esposa, ya que el artículo 264 del Código Procesal Penal de la Nación establece que la autopsia es obligatoria "en todo caso de muerte violenta o sospecha de criminalidad".

Néstor Kirchner le pasa el mando a Cristina Kirchner en 2007.
Néstor Kirchner le pasa el mando a Cristina Kirchner en 2007.

Esta decisión alimentó rumores y sospechas sobre la causa de su muerte, pero todo se disipó cuando el periodista Ceferino Reato, que lo había entrevistado pocos días antes de su muerte reveló que Kirchner le había dicho: “el próximo presidente soy yo, salvo que me muera antes”.

El día en que murió Néstor Kirchner

Un dato periodísticamente curioso fue que, ese mismo día un equipo periodístico de la Editorial PERFIL, integrado por el cronista Nicolás Diana y el fotógrafo Eduardo Lerke había llegado a El Calafate para investigar sobre los negocios inmobiliarios que tenía la familia presidencial en la provincia, contar cómo era el Hotel Alto Calafate por dentro y hacer una crónica de cómo sería la jornada presidencial durante el censo nacional.

El mausoleo de Néstor Kirchner, en Río Gallegos.
Mausoleo de Néstor Kirchner.

“Apenas llegamos, notamos un clima raro. Tenso”, recuerda Diana, una década después. Y agrega: “En un momento se abre el portón, sale una persona de seguridad a los gritos. Le dice a un policía que llame ya al jefe de la custodia. Que es urgente. Nos mira y dice: `rajalos a estos dos de acá’ ”, contaron luego los periodistas acreditados que, por entonces, no tenían la menor idea de lo que estaba sucediendo.

Hasta que un contacto del ex presidente, en El Calafate le tiró un cable a tierra: “‘se murió Néstor, andá al hospital’”, le dijo telefónicamente a Diana.

“El hospital era un caos. Estacionamos el auto, nos bajamos y dos agentes nos gritaron que nos fuéramos a 200 metros. Nos quedamos igual”, relató Diana tiempo después. “Estuvimos casi 50 minutos, hasta que en un momento desde una de las salidas del hospital sale una mini caravana con el cuerpo de Kirchner. Una ambulancia y seis camionetas. En una de ellas, adelante, iba sentada Cristina”.

Néstor Kirchner en 2003
Néstor Kirchner en 2003.

Pocos minutos después llegaron otros Kirchner, Máximo y Alicia, y figuras de su entorno como Rudy Ulloay Julio de Vido. También se asomó Lázaro Báez, diciendo: “Se me murió un hermano”.

Las exequias del ex presidente Kirchner se prolongaron durante más de tres días, hasta el 30 de octubre. Su féretro se ubicó en el centro del Salón de los Patriotas Latinoamericanos, habilitado como capilla ardiente. Multitudes de ciudadanos y personalidades de la política local e internacional se acercaron a despedir sus restos y dar sus condolencias a la familia.

Como había ocurrido en el funeral de otros dos notables ex presidentes, Juan Domingo Perón (1974) y Raúl Alfonsín (2009) en Buenos Aires llovía, pero el agua no amedrentó a los cientos de miles de deudos que querían despedirlo personalmente. Otros miles seguían el duelo por la televisión, que transmitía en vivo las 24 horas.

Fin a la hegemonía K en Santa Cruz: un sindicalista es el nuevo gobernador y Milei quedó primero

“Argentina perdió a un gladiador, que se enojó, que siempre nos sacó del pozo y era respetable en todo”, dijo Diego Armando Maradona al retirarse del salón de la Casa de Gobierno.

A las 13 horas del día 30, un su féretro cubierto con una bandera patria fue trasladado en un cortejo fúnebre hasta el aeroparque. Era tal la caravana y la muchedumbre que el vehículo tardó 70 minutos en llegar. La gente lo despedía a su paso con variados carteles de aliento para la viuda: “¡Fuerza, Cristina!”, “Néstor, querido, el pueblo está contigo”, “Para Cristina, la reelección”.

Un avión de la Fuerza Aérea lo llevó hasta Río Gallegos, en donde descansa.

Después del 27 de octubre de 2010 y durante varias noches, Cristina le pidió a Cuca que durmiera con ella, en su habitación, porque no podía conciliar el sueño.

Luego de su fallecimiento, Cristina guardó riguroso luto durante casi dos años.

Con un look canchero y jovial, Cristina Kirchner recorrió la histórica Confitería del Molino

Néstor Kirchner nació el 25 de febrero de 1950, en Rio Gallegos. Cuando murió, era diputado por la provincia de Buenos
Aires, desde el año 2009.

Cuando comenzó la dictadura militar, el matrimonio Kirchner se mudó a Río Gallegos, a mediados de 1976 . Inauguraron un estudio jurídico y, en 1091, la pareja y Alicia Kirchner fundaron el Ateneo Juan Domingo Perón. En 1982, la unidad básica Los Muchachos Peronistas, que fue su plataforma para aspirar a la intendencia de Río Gallegos (1987-1991), luego del retorno a la democracia, en 1983.

Néstor Kirchner fue gobernador de Santa Cruz (1991-2003) y presidente de la Nación (2003-2007).

 

MM.