Despejado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
sábado 21 de septiembre de 2019 | Suscribite
SOCIEDAD / Quieren llevarla a todas las escuelas del pais
sábado 7 septiembre, 2019

Con una canción, enseñan RCP a nenes desde jardín de infantes

La iniciativa nació en España y busca que los chicos sepan activar pedidos de ayuda ante una situación grave. La experiencia piloto.

por Santiago Carrillo

Accion. Chicos de sala de 5 en la New Model International School practican bajo la mirada de sus maestros. También usaron un oso de peluche. Foto: gza. aaarba

“Había una vez una persona dormida que no podía despertar. Ni cuando la llamaba, ni cuando la movía. Hay que pedir ayuda al 107 para que venga la ambulancia a darnos la solución”. Con una melodía tomada del cancionero popular en español, la Asociación de Anestesia, Analgesia y Reanimación de Buenos Aires (Aaarba) modificó la letra y la adaptó para crear una herramienta clave al armar un curso de reanimación destinado a niños de 4 y 5 años, con el objetivo –nada menos– de poder salvarle la vida a un adulto.

La iniciativa nació en España, pero ya se realizó la primera experiencia piloto en el país, en el jardín de infantes de la escuela New Model International School (NMIS), en Palermo. La impulsora fue Nanci Biondini, médica anestesióloga y parte de la comisión directiva de Aaarba, luego de que en marzo recibiera un video en el que niños españoles aprendían cómo responder cuando un adulto se descompensa. “Apenas lo vi supe que había que replicarlo en Argentina”, cuenta Biondini. Inmediatamente se comunicó con Marta Nonide Robles, la enfermera española que creó el programa luego de que una niña de 7 años llamara al operador de emergencias que ella atiende para pedir ayuda porque su abuela se había desmayado, y que ahora preside la organización RCP Desde Mi Cole. Robles estuvo además presente en la inauguración de la versión local del programa.

¿Cómo funciona? “Primero mostramos un video con la canción, que explica paso a paso qué debe hacer un niño ante la descompensación de un adulto. Una vez que aprenden la letra, lo cantamos todos juntos y recreamos la situación”, explica Biondini sobre las técnicas para activar la cadena de emergencia, que consiste en llamar a la ambulancia y verificar si la persona respira, algo explicado en la canción con instrucciones sencillas: primero hay que levantar la pera y luego acercar la mejilla al pecho. Incluso, los niños aprenden cómo hacer la reanimación cardiopulmonar con un peluche propio. “No les enseñamos a hacer compresiones porque no tiene sentido a su edad. La idea es entrenarlos para que cuando estén en la escuela primaria ya estén preparados para la formación completa”, aclara Biondini. “Los chicos lo toman como un juego”, asegura.

Silvana Cacace es la directora del nivel inicial de la NMIS, y cuenta que “los días siguientes a la instrucción, cuando los chicos veían a otro compañero llorando –por cualquier situación–, se le acercaban para comprobar si estaba respirando. Quedaron tan fascinados con lo que aprendieron que lo replican constantemente”. En la actividad también participaron otros profesores de la institución, quienes simularon estar desmayados para que los niños practicaran cómo moverlos y ponerlos de costado. “Resultaba increíble ver cómo los chicos podían mover cuerpos de adultos quietos. Los maestros de sala de 5 se involucraron mucho en el entrenamiento”, agrega Cacace.

Antes, estudiaron la iniciativa y les plantearon la idea a los padres, que estuvieron de acuerdo incluso con que se grabara un video para difundir el programa. “Me parece bárbaro. Sobre todo porque hay muchos chicos que quedan bajo el cuidado de sus abuelos”, dice Erika Salcedo (48), mamá de Theo, uno de los niños que realizaron el curso en su escuela. “Mi hijo estuvo cantando la canción durante varios días”, cuenta Salcedo. “Si a los niños se les enseña, ellos aprenden muy rápido. Saben qué tienen que hacer y no se asustan, por lo que son capaces de salvarle la vida a un adulto”, opina.

En funcionamiento. Si bien la idea de enseñar los mecanismos de reanimación en jardín de infantes es una novedad en el país, la Aaarba tiene desde 2011 un programa para dar cursos en las escuelas primarias y secundarias de CABA a partir de sexto grado. Silvina Pantaleone es la coordinadora del proyecto y detalla que en estos ocho años ya se entrenó a 16.900 alumnos en más de 40 escuelas. “Está demostrado que aplicar las técnicas de reanimación multiplican entre dos y tres veces la capacidad de supervivencia de una persona que sufre un infarto”, cuenta Pantaleone. Además, la médica instructora aporta un dato sobre la necesidad de conocer las técnicas: “Hay cien muertes súbitas por día en Argentina”.

“Queremos que la formación de RCP en los jardines de infantes se incluya en el programa que está dispuesto en la ley para escuelas primarias y secundarias”, dice Pantaleone (ver aparte), quien además forma parte de la American Heart Association, la organización más prestigiosa del mundo en reanimación. “Si empezamos a formarlos desde el jardín, los chicos van a estar más preparados”, asegura.

Por ley, es obligatorio en primaria

En el país existe desde el año 2012 la Ley de Promoción y Capacitación en las Técnicas de Reanimación Cardiopulmonar (RCP) Básicas. La iniciativa fue propuesta por el médico Daniel López Rosetti y consiste en enseñar dentro del programa educativo las maniobras de RCP a todos los alumnos argentinos de sexto y séptimo grado.

Además, desde 2015 también está sancionada la Ley 27.159 para la Prevención de la Muerte Súbita. Si bien en esta reglamentación hay más de un artículo que menciona que el desfibrilador externo automático (DEA) puede aumentar la supervivencia, solamente “se recomienda” que se instale en los edificios públicos. Pantaleone afirma que la ley aún no está del todo reglamentada porque “no se especificó qué entidades son las que certifican el uso del DEA”.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4759

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.