lunes 03 de octubre de 2022
SOCIEDAD Memorándum con irán

El ex jefe de Interpol cruzó a Bonadio: “La investigación es pobre y parcial”

Ronald Noble apuntó contra el juez, defendió a Timerman, y reiteró que el memorándum nunca afectó las alertas rojas.

23-02-2018 17:44

El ex secretario general de Interpol, Ronald Noble, publicó este viernes una serie de mensajes a través de Twitter en los que desmiente a Tomás Farini Duggan, abogado de las familias de las víctimas de la AMIA, y sostiene “que las familias deben saber la verdad”.

En su descargo, el ex hombre fuerte de la organización internacional se definió como “un ex secretario general de Interpol imparcial, que pidió declarar bajo juramento”, y reiteró que el Memorándum con Irán "nunca debilitó las alertas rojas de AMIA”. Estas declaraciones fueron en respuesta a los dichos de Farini Duggan que en una entrevista expresó que “habría que ver si efectivamente es un ex funcionario neutral, que quiere dar a conocer los hechos que conoce”.

A su vez, Noble negó una supuesta “parcialidad” alegando que el hecho de que él diga “consistentemente la verdad sobre las alertas rojas e Interpol, no lo hace imparcial”. En esa misma línea, escribió que él “compartió públicamente pruebas que muestran que gente inocente fue acusada y detenida de manera errónea” y que “deben ser liberados y eximidos de sus cargos”.

En relación al juez Claudio Bonadio, el ex secretario general de Interpol afirmó que su investigación está conducida de “de manera pobre y parcial” y que, frente a esa investigación “Timerman está muy débil para defenderse a sí mismo de esas acusaciones, por lo que la Justicia requiere que el lo haga”.

En este sentido, Noble le cuestionó: “¿Por qué no confió en las declaraciones de Interpol y acepta la verdad de que nunca hubo intento alguno de nadie desde Argentina para levantar las alertas rojas de la AMIA?”, escribió en su cuenta de Twitter.

Respecto a la acusación de que los mails no habrían sido enviados por él, el ex funcionario de Interpol justificó que el correo "fue enviado desde Dubai a la casilla personal del entonces vicecanciller Eduardo Zuain, y luego traducido por el ministerio de Relaciones Exteriores y presentado al público" ante lo que aclaró: "Por ese motivo no puede encontrarse en las bases de datos del ministerio”. 

En esta Nota