sábado 24 de septiembre de 2022
SOCIEDAD Efemérides 23 de septiembre

El fantasma de la Opera nació como folletín y fue la historia de amor más taquillera

Basada en hechos y escenarios reales, el romance gótico y oscuro entre un hombre genial y deforme y una cantante ambiciosa fascinó a la Francia de los albores del siglo XX.

Ayer 08:00

En un diario monárquico, conservador y xenófobo como Le Gaulois (que en 1929 compró Le Figaro) comenzó a aparecer por entregas una de las novelas francesas más famosas del siglo XX, El fantasma de la ópera.

Le Fantôme de l'Opéra, tal el título original de la obra de Gaston Leroux, fascinó a la alta sociedad francesa desde el primer momento.

La historia de un genio musical deforme que construye un laberinto en donde poder vivir secretamente, lejos del desprecio de la gente, pero moviendo los hilos de su micromundo funcionó como un imán para la sociedad francesa de los albores del siglo XX.

El fantasma de la ópera 20220922
Gastón Leroux, el autor (izq.) y Lon Chaney (der.) en la versión cinematográfica de 1925.

El fantasma de la Opera tuvo tanto éxito que sus ribetes folletinescos hicieron que el diario agotara en horas sus 30.000 ejemplares diarios, desde la entrega número 1, el 23 de septiembre de 1909, hasta las últimas líneas que salieron a la luz en enero de 1910. 

Con pinceladas de terror, misterio y crítica social este romance de ribetes góticos convertía en literatura varios grandes mitos: el amor nunca puede desentenderse de la tragedia; el hombre nace bueno, pero la sociedad lo vuelve malo; en los teatros –como en las iglesias- siempre hay fantasmas.

La mayor garantía del éxito de la novela fue que se basaba en hechos reales ¡y qué hechos!

 

 El fantasma de la Opera

 

Por un lado, la historia de la Opera Garnier, en el distrito IX de París, que se construyó sobre un lago subterráneo que planteó innumerables dificultades constructivas a su diseñador, el arquitecto Garnier, una obra que demoró casi 20 años y se inauguró en 1875 como la magna casa lírica que los franceses estaban esperando, la Opera de París.

El fantasma de la ópera 20220922
La Opera Garnier de Paris, el escenario de la ficción basada en hechos reales.
El fantasma de la ópera 20220922
El mejor escenario para los fantasmas...

 

El fantasma de la ópera 20220922

Y por otra parte, la historia de Erik, el hijo de un albañil de Ruán que había nacido deforme y que ni siquiera sus propios padres querían. 
Despreciado por todos, Erik abandonó su casa y lo que siguió fue sobrevivir como fuere. En una época que no podía disociar la belleza física de la belleza del alma, a Erik le resultó imposible encontrar su lugar y, perdido por perdido, se construyó un no lugar, un laberinto de túneles debajo de la Opera de París, para refugiarse del desprecio humano.

Luego de muchas peripecias como atracción monstruosa de feria, acróbata e incluso genio de la arquitectura (construyó en Persia un palacio tan maravilloso que el sha quiso asesinarlo para que no tuviera la posibilidad de hacer otro igual) regresó a Francia –enmascarado- y consiguió  que se lo contratara como ingeniero en la construcción de la Opera de Garnier. 

 

La historia de amor más taquillera

Abajo del lago también hizo para sí una casa secreta, lejos del mundo. Cuando la ópera se inauguró, sale a la luz otra de las grandes virtudes de Erik: la genialidad musical. Y la única manera que encontró de poder mover los hilos escénicos de la temporada lírica de París fue disfrazarse de fantasma y chantajear a todos, comenzando por los directores.

El fantasma de la ópera 20220922
Hace 35 años que El fantasma de la Opera se representa en el Majestic Theatre de Broadway; el 18 de febrero de 2023 será su última función.

Hasta que se enamoró de una cantante y no pudo comprender que en cuestiones de amor pueden haber zonas oscuras, admiración, ambiciones, pero nunca chantajes.

Con innumerables versiones teatrales, cinematográficas e  incluso televisivas, El fantasma de la Opera demostró ser una obra inoxidable y tan eternamente viva como las trágicas historias de amor no correspondido

En 1986, Andrew Lloyd Webber estrenó en un teatro del West End londinense su versión musical de la novela de Leroux y tuvo tanto éxito que dos años más tarde llegó a Broadway, en Nueva York. En la ciudad estadounidense encabezó la lista de las obras de mayor permanencia en cartel y en Londres fue la tercera. Luego salió a recorrer el mundo y fue vista por 140 millones de espectadores.

MM/fl