miércoles 14 de abril del 2021
SOCIEDAD Pandemia
25-03-2020 06:29

El joven que volvió en Buquebus con coronavirus negó haber cometido un delito

Fue indagado este martes 24 de marzo por la justicia federal mediante una videoconferencia. Lo defiende el abogado Mariano Cúneo Libarona.

25-03-2020 06:29

Luca Singerman, el joven de 22 años que volvió en Buquebus con un resultado de coronavirus positivo, fue indagado este martes 25 de marzo por la justicia federal y negó haber cometido un delito contra la salud pública. Mediante un escrito presentado durante una indagatoria hecha por videoconferencia, y asistido por el abogado Mariano Cúneo Libarona, el joven se negó a responder las preguntas del juez federal de la causa, Luis Rodríguez. La indagatoria se realizó este martes a las 17 y fue ordenada por el magistrado, quien está de turno e interviene en el caso con la fiscal Alejandra Mángano.

Singerman volvió el jueves 19 desde Colonia, Uruguay. Recién cuando estaba por llegar al puerto de Buenos Aires alertó sobre su situación: dijo haberse enterado en el barco sobre el test que, según aseguró, se había hecho por prevención. Está imputado desde el viernes 20 de marzo por la justicia federal, con el requerimiento de instrucción de la fiscal Mángano, y permanece internado bajo cuarentena en el Sanatorio Agote de la ciudad de Buenos Aires. Los pasajeros y tripulantes de la embarcación Buque San Patricio de la empresa Buquebus debieron ser aislados y puestos en cuarentena en tres hoteles porteños.

Los 403 pasajeros del Buquebus seguirán la cuarentena en sus casas

De los delitos que puede enfrentar, el más grave de los previstos en el Código Penal contra la salud pública, es el que prevé hasta 15 años de prisión, que está contemplado en el artículo 202 del actual Código Penal que dispone entre tres y 15 años de cárcel para las personas que propaguen “una enfermedad peligrosa y contagiosa". En tanto que también se enfrenta a la posibilidad de que se le trabe embargo sobre su patrimonio, ante posibles demandas civiles por parte de los pasajeros y empleados de la firma que participaron del viaje.

Los hechos. En el anochecer del jueves, se recibió un llamado al 911 por una embarcación de Buquebus con pasajeros, uno de los cuales sería portador del virus COVID-19. Entonces, se organizó un operativo con el SAME y varios móviles policiales. Allí se lo aisló a Singerman, mientras que el resto de los pasajeros fueron trasladados en micros y con custodia policial al Hotel Panamericano, Escorial y Presidente. Todos fueron acomodados y aislados en las habitaciones de los hoteles para que no mantuvieran contacto entre sí, mientras que efectivos de la Policía de la Ciudad quedaron de consigna para cumplimentar el aislamiento ordenado.

AB/FF