Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
lunes 09 de diciembre de 2019 | Suscribite
SOCIEDAD / PNT
domingo 29 septiembre, 2019

Lamroth Hakol: 5780 razones para celebrar

Carta del rabino Fabián Skornik, miembro de la comunidad Lamroth Hakol.

Comunidad Lamroth Hakol Foto: Cedoc
domingo 29 septiembre, 2019

Cuando Dios creó el mundo, y decidió traer al hombre para que esté a cargo, lo hizo insuflando hálito de vida a través de sus fosas nasales. Ese acto creador nos marcó para siempre, y colocó a nuestra respiración como algo central para nuestra vida.

Claro que si hablamos de respiración todos pensamos que en eso somos especialistas y que no tenemos nada que nos diferencie. Parece el acto más rutinario y monótono de nuestra existencia. 

Hace 75 años Lamroth Hakol fue llamada a la existencia, nuestra comunidad fue fundada por un grupo de personas que quisieron darle vida y llenarla de aire que asegure su supervivencia. Comenzaba una aventura que requeriría de mucho trabajo y compromiso para transformarla en una realidad, que no solo existiera sino que trascendiera sus vidas. 

Comunidad Lamroth Hakol 20190927
Carlos Schuster, Presidente de Lamroth Hakol

Con entusiasmo y pasión trabajaron incansablemente para lograr el objetivo. Noches interminables, jornadas extenuantes, esfuerzos sin límite para llenar de futuro a esta nueva institución. Sabían lo que querían, pero no alcanzaba con eso, debían ser capaces de superarse sin dejarse abatir por cada dificultad que sin dudas aparecería en el camino. 

Era imprescindible que esta nueva creación lograra consolidarse y funcionar para asegurar la continuidad de nuestro pueblo en tiempos muy difíciles, con especial cuidado en construir las bases que sostengan una institución por muchos años. Se trataba no solo de pensar en el corto plazo, sino en proyectar un futuro, y poder hacerlo sin traicionar los valores que le dieron origen a esta aventura. 

Cada vez que pienso en esa generación, en los hombres y mujeres que dieron origen a nuestra comunidad, me surge una admiración y un respeto infinito. Lograron lo que parecía imposible, alcanzaron lo que pocos pudieron, iniciaron una institución que llegaría a ser líder en este país, y lo hicieron a base de sacrificio y trabajo, entrega y compromiso sin límites. 

Comunidad Lamroth Hakol 20190927
Rabino Fabián Skornik.

¿Cómo hicieron para lograrlo? ¿Qué les permitió tener éxito en su tarea? ¿Cómo fue que con tan pocos recursos y con tanta adversidad no se detuvieron ni se dieron por vencidos?

Existen dos clases de personas: las que suspiran y resoplan y las que inspiran y se inspiran. Los primeros parecen siempre cansados, con poca motivación, como si estuvieran esperando que todo termine lo antes posible, y así puedan explicar y justificar por qué las cosas no salieron bien. Esperan que todo acabe pronto y están dispuestos a tirar la toalla, porque siempre están cansados, abatidos. 

En cambio los segundos parece que siempre tienen más fuerzas para sacar pecho y vivir plenamente, siempre están listos para volver a empezar y dispuestos a intentarlo una vez más. Son personas que no entienden el fracaso, sino como una oportunidad de aprender algo nuevo para que la próxima vez salga mejor. Gente así posibilita el desarrollo de la vida, mejora la existencia y aporta para un mundo mejor. 

Lamroth Hakol: comunidad, compromiso y acción

75 años después sabemos que así fueron quienes fundaron Lamroth. Una generación que a pesar de todo supo encontrar el camino de la reconstrucción y la apuesta a la vida como guía y norte. Un grupo de gente que sin tener la tranquilidad económica asegurada dio prioridad a un proyecto compartido y supo posponer ciertas comodidades en pos de un sueño comunitario que tuviera lugar para bien de todos. 

No fueron tiempos sencillos, no tuvieron apoyos externos, no la tuvieron fácil. Pero lo consiguieron, algo especial había en ellos que fueron capaces de alcanzar lo que se proponían aunque el contexto era tan adverso. Hubieran podido encontrar mil excusas para justificar el abandono de la tarea, pero prefirieron encontrar fuerzas de dónde parecía que no había, y llegar a donde nadie pensaba que llegarían. 

Pero lo más grandioso que hicieron fue que lograron lo que pocos logran. No sólo fundaron y disfrutaron de esta hermosa comunidad, sino que lograron traspasar la antorcha para que las próximas generaciones puedan continuar con éxito el trabajo iniciado por ellos. No se contentaron con construir un refugio que los albergue y los contenga a ellos, sino que proyectaron un lugar que pueda trascenderlos y continuar existiendo más allá de sus propias vidas. 

Comunidad Lamroth Hakol 20190927
Lamroth Hakol posee el departamento de juventud más importante con más de 400 chicos todos los sábados sintiéndose parte de esta gran familia.

Hoy nuestra comunidad cuenta con más de 700 familias socias, que realizan actividades religiosas, culturales, sociales y deportivas, en 2 sedes ubicadas en Florida y Benavidez. Tenemos el departamento de juventud más importante con más de 400 chicos todos los sábados sintiéndose parte de esta gran familia. Asistimos con alimentos, medicamentos, ropa y todo lo necesario a más de 100 familias, mientras que servimos la merienda a 400 chicos carenciados todos los días del año. Brindamos cursos y talleres con salida laboral para que la gente recupere calidad de vida y dignidad. Acompañamos a todas las personas a celebrar los momentos más felices de sus vidas y a transitar de la mejor manera posible los más difíciles. 

Si bien parece que todos sabemos respirar, y que no debe haber grandes diferencias en la forma en la que lo hacemos, esa generación fue distinta. No resoplaron una y otra vez cuando las cosas no salían como esperaban. No suspiraban cada vez que perdían una oportunidad. No se daban por vencidos sintiendo que no tenían más aire para seguir adelante. 

Comunidad Lamroth Hakol 20190927
 La comunidad cuenta con mas de 700 familias socias, que realizan actividades religiosas, culturales, sociales y deportivas, en 2 sedes ubicadas en Florida y Benavidez.

Aprendieron a inspirarse en los más grandes personajes de nuestra historia, obteniendo fuerzas en los textos que nos cuentan sus vidas. Buscaron en ellos modelos, ejemplos y aprendizajes para desarrollar sus propias vidas y así alcanzar objetivos que parecían muy lejanos. Transformaron la historia de nuestro pueblo en alimento y nutriente cuando necesitaron sostén y apoyo. Supieron hallar el aire que necesitaban para llegar a la meta. 

Y al hacerlo nos inspiraron a quienes vinimos después, con tanta pasión y compromiso, que tuvimos todo mucho más fácil. Herederos de una gran generación debemos continuar su tarea, redoblando esfuerzos en pos del mismo objetivo, sabiendo que si ellos pudieron, nosotros también lo lograremos. Porque ellos se lo merecen, y porque nosotros lo necesitamos. Transformemos nuestros trabajo comunitario en ofrenda y reconocimiento a aquellos que nos precedieron y en fuente futura de inspiración para aquellos que vendrán detrás. 

Rabino Fabián Skornik

 


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4838

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.