sábado 12 de junio de 2021
SOCIEDAD señalan a barrabravas
03-04-2021 00:58

Vélez Sarsfield: allanaron el club por una fiesta clandestina y acusan al presidente

La justicia porteña investiga la realización de un evento masivo en los quinchos del predio de Liniers, sin cuidados ni protocolos. También imputaron al jefe de seguridad de la entidad.

03-04-2021 00:58

Luego de que la Fiscalía Especializada en Eventos Masivos de la Ciudad de Buenos Aires allanara las instalaciones del Club Atlético Vélez Sarsfield e imputara al presidente de la entidad, Sergio Rapisarda, al jefe de seguridad, Eduardo Capucetti, y a tres personas más por la realización de una fiesta clandestina que habrían organizado barrabravas de ese club, un integrante de la comisión directiva dijo que se había tratado de una “fiesta de cumpleaños”. 

Mariano Lizardo, secretario de actas y encargado del departamento jurídico de Vélez, señaló que “no era una fiesta clandestina, sino una fiesta de cumpleaños cuyo permiso fue solicitado por un socio y autorizada por el club -con los protocolos correspondientes debido a la pandemia de coronavirus- como ocurre habitualmente, para usar las instalaciones del quincho”.

Según la Justicia porteña, a los directivos velezanos se los responsabilizó por los delitos de propagación de pandemia y desobediencia, enmarcados en los artículos 205 y 239 del Código Penal, además de una contravención denominada desvirtuación del rubro, establecida en el artículo 129 del Código de Contravenciones porteño.

“Como autocrítica tenemos que decir que fallaron los controles en el ingreso. Hay personas de la agencia de seguridad allí, pero a nadie le debe haber llamado la atención que ingresaran entre 80 y 100 personas para ir a un quincho donde entran 500, y cuando a esa hora hay cerca de mil socios terminando sus actividades deportivas diarias”, explicó Lizardo.

“El desborde empezó cuando L-Gante (un músico de trap) empezó a tocar y se viralizó su actuación de inmediato, ya que es muy conocido en YouTube (videos con más de 3 millones de vistas) y ahí se empezó a juntar mucha gente en un lugar semi abierto”, agregó el dirigente.

“Una vez que se recibió la denuncia en la Fiscalía Especializada en Eventos Masivos de inmediato comenzó la investigación que, en un principio, se hizo en base a las imágenes que circulaban en la redes sociales. Una horas más tarde se solicitó el allanamiento a las instalaciones del club donde había tenido lugar la fiesta. El allanamiento fue autorizado por el juez  Penal, Contravencional y Faltas Nº 14, Gonzalo Viña”, aseguró la fiscal Ramírez, en declaraciones a PERFIL. Según explicó la funcionaria judicial, “el procedimiento fue llevado a cabo por el Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal y la Policía de la Ciudad, para poder preservar la prueba, pudiendo obtener las filmaciones de las cámaras de seguridad del Club y otros elementos de prueba”.

En cuanto al procedimiento del jueves, Lizardo afirmó que “no fue exactamente un allanamiento, del que nunca se avisa antes, sino que fue una inspección ocular y registro domiciliario acordado. Los esperamos acompañados por dos técnicos de nuestro sistema de seguridad y les dimos todo lo que pidieron: los videos correspondientes al horario solicitado y también el reporte magnético del ingreso de los socios”, agregó.

De todas maneras, y más allá de la afirmación de Lizardo, la Fiscalía continuará con el análisis de las imágenes, tomará testimonios de los vecinos del club, entre otras medidas.