miércoles 12 de mayo de 2021
UNIVERSIDADES Perfil Educación
19-06-2020 10:40

Diego Cabot: "Cristina es la líder absoluta del Gobierno y la que toma las decisiones"

El periodista participó de modo virtual del Ciclo de Entrevistas, organizado por estudiantes de Periodismo de la Escuela de Comunicación. Los secretos de "los cuadernos de las coimas", críticas por Vicentin y el poder de la vicepresidenta.

19-06-2020 10:40

Diego Cabot participó de manera virtual de una conferencia de prensa organizada por estudiantes de Periodismo de Perfil Educación. El prosecretario de redacción del diario La Nación aseguró que "la Oficina Anticorrupción está conformada para no acusar a Cristina Kirchner" y que la expresidenta es la verdadera dueña del poder en la Argentina. "Todos sabemos que Cristina es la líder absoluta del Gobierno y la que toma las decisiones", declaró en la Escuela de Comunicación.

Respecto de la investigación sobre los "cuadernos de las coimas", un trabajo por el que fue distinguido con el Premio Rey de España, el periodista y abogado sostuvo que "las defensas de la gran mayoría de los implicados tienen la intención de que el juicio no empiece nunca y que los hechos no se ventilen". Por último, se manifestó en contra de la intervención de Vicentin. "Es es un desastre jurídico lo que hicieron", advirtió Cabot en el Ciclo de Entrevistas a cargo de Rodrigo Lloret

—¿Sintió presiones o sufrió amenazas cuando realizó la investigación de "los cuadernos de las coimas"?

Siempre que uno publica algo interesante, hay al menos una persona que no quiere que eso se publique. Entonces, presiones vas a tener siempre, es el ámbito en que nos movemos los periodistas. Amenazas durante la investigación no tuve. Sí tuve que tener cuidados, pero amenazas no tuve porque nadie sabía en qué andaba. Ni siquiera mis compañeros del diario sabían. Trabajaba normalmente y después me iba a trabajar a la noche a mi casa hasta las 3, 4, 5 de la mañana. Fueron épocas de unas 16 o 18 horas por día de trabajo. El hecho de que nadie supiera, me otorgaba un gran manto de protección. Todo vino después, a partir de la publicación de la investigación. Me paso de todo, interrumpido por suerte por esta pandemia. En febrero me robaron tres veces, solamente en febrero. Me han robado computadoras, disco rígido. Pero yo prefiero no darle entidad a esto.

—¿Qué piensa sobre el accionar de la Justicia en esta causa?

—No sé, mi rol es calificar a la Justicia. La Justicia tiene sus tiempos y yo los entiendo perfecto, porque soy abogado. En este momento hay 130 o 140 imputados, todos los estudios buenos de abogados están contra una fiscal, que reemplazó a Stornelli. Por lo tanto, me parece que los tiempos en los que ha transitado la Justicia no son malos. Si uno ve otros casos de corrupción en donde hay involucrados personajes de este tamaño, me parece que los tiempos en los que ha ido la Justicia no son malos. Además, la defensa tiene la gran oportunidad de volver a interponer con los mismos recursos en diferentes tribunales y que la Justicia lo tenga que resolver dos o tres veces. Es un defecto del derecho procesal, muy bien utilizado por las defensas políticas y empresarias y que, justamente, hacen de su defensa la intención de que el juicio nunca empiece, no de la ventilación de los hechos para probar su inocencia. Si cualquiera de nosotros estuviera involucrado en un juicio que, según lo que dicen algunos abogados, está todo inventado, vos querés que empiece mañana, para probar tu inocencia. Sin embargo, las defensas de la gran mayoría de los implicados intentan que el juicio no empiece nunca, que los hechos no se ventilen, más que la posibilidad de probar la inocencia.

—¿Qué piensa sobre Marcelo D'Alessio y cómo se ensució la causa cuadernos?

—No tengo ni idea, yo no lo conozco a D'Alessio. No sé si se ensució la Causa Cuadernos. El tema D'Alessio no se pisa, no se toca con la causa cuadernos. Como periodista nunca hay que partir de una pregunta que contenga opinión. Yo no estoy de acuerdo con la pregunta y no creo que se haya ensuciado la causa cuadernos. Más allá de la opinión pública, es la Justicia la que va tendiendo un camino bastante claro dónde hay resoluciones de primera instancia, de Cámara, de Casación.

Diego Cabot en el Ciclo de Entrevista

—¿Cuál es su opinión respecto del listado de periodistas que han sido espiados durante el gobierno anterior?

—Sin duda, tener servicios de inteligencia al servicio de espiar periodistas o personas civiles haciendo su trabajo, es una vergüenza para la democracia. Pero no es nuevo. Los que estamos en esto sabemos a los que nos exponemos y toda la gente que interactúa con nosotros también lo sabe. Que se espíe a gente que trabaja honradamente es una barbaridad. Todos sabemos que en ese mundo se comercia información y cualquier punto de vista es inexplicable. Pero, por otro lado, todos sabemos que eso existe. A la política no le ha interesado depurar esa parte de la inteligencia argentina, porque le sirve ese tipo de información que se trafica ahí adentro. Eso es una de las grandes deudas de la política.

—¿Qué opina sobre la decisión del Gobierno de intervenir la cerealera Vicentin?

Es un desastre jurídico lo que hicieron. Yo creo que podrían haber ido, sin duda, por otro camino, más prolijo y, posiblemente, mucho más justo que ese. Ellos son el acreedor individual más grande pero no es que el Banco Nación tiene el 80 por ciento del concurso. La corporación internacional financiera, que es del Banco Mundial, un banco estatal holandés y otros bancos tienen más acreencia que la entidad de origen nacional. Pero el Banco Nación podría haber ido como líder del concurso y haber pedido la intervención en el marco del concurso preventivo y el cese de los órganos administrativos de la sociedad. Y eso es absolutamente legal y lo hubieran logrado con poco, simplemente, presentado un par de escritos en el juzgado. Me parece que este arrebato a la cuestión jurídica no hace más que meter mucho ruido en un país que si algo necesita es confianza. Las formas hay que cuidarlas en este tipo de cosas y el descuido en este caso me parece gravísimo.

—¿Por qué sostiene que la Oficina Anticorrupción está conformada para no acusar a Cristina Kirchner?

—Me he informado mucho respecto de cuales son los antecedentes de los que están al frente de la Oficina Anticorrupción. Y no creo que el organismo mantenga una posición firme de acusación en un juicio que la tenga como implicada a Cristina Kirchner. Me parece perfecto que la Oficina Anticorrupción sincere su postura y diga: “"o me retiro". No creo que pueda haber una actitud muy positiva de una Oficina Anticorrupción de este gobierno, acusando a la líder del oficialismo. Todos sabemos que Cristina es la líder absoluta del gobierno y la que toma las decisiones, las decisiones pasan por lo que ella pretende hacer y, de hecho, fue quien armó la estrategia para que Alberto Fernández sea presidente. Es algo que está bastante explícito.

—¿Le gustaría cerrar la entrevista con algún comentario final?

—Aprovechen la posibilidad que les da Perfil de aprender periodismo de la gente que lo hace. Esta no es una carrera para aprender de teóricos. El periodismo se hace con mucha pasión, si no hay pasión y esa cosa de entender que vamos a tropezar mil veces, no lo hagan. En la vida periodística hay que saber perder y saber desenamorarse de la historia porque a veces no esta tan fácil como creemos. Así que, avanti, saquen esa pasión para laburar en periodismo, sean sinceros con lo que necesitan, con lo que quieren o con lo que les interesa. Y finalmente sepan que van a perder muchas veces, que serán recordados por unas pocas que ganen, pero que van a perder mucho. Acostúmbrense a eso.


Por Liliana Chimentiy Carla Villalba
Estudiantes de la Escuela de Comunicación de Editorial Perfil.