viernes 07 de mayo de 2021
ACTUALIDAD Sin grieta
27-08-2020 18:46

Por unanimidad, votaron en CABA el protocolo para acompañar a pacientes terminales

La iniciativa tiene vigencia para los establecimientos asistencias públicos de la Ciudad, aunque no es obligatoria para los sanatorios y clínicas privadas. Los detalles

27-08-2020 18:46

Además del alivio impositivo a miles de bares y restaurantes de a Ciudad, que por 6 meses fueron eximidos del pago de Ingresos Brutos, la Legislatura porteña también aprobó este jueves 27 de agosto el "protocolo para el acompañamiento a pacientes en situación final de vida en contexto de pandemia", que permite que una persona internada con un cuadro crítico de Coronavirus o alguna otra enfermedad pueda ser visitada por algún familiar o allegado.

Con unanimidad y 58 votos positivos, las legisladoras y legisladores porteños aprobaron el plan de acompañamiento, que "deberá aplicarse en los efectores públicos de salud de la Ciudad", aunque el mismo no es obligatorio para los establecimientos privados.

El objetivo del protocolo, cuyos alcances ya habían sido adelantados por PERFIL en los últimos días, y que también habían recibido el visto bueno del Ministerio de Salud de la Nación, es brindar un procedimiento seguro que garantice el acompañamiento y la contención tanto para el paciente como para sus familiares.

Para poder llevar adelante el mismo, se establecieron una serie de requisitos que debe cumplir una persona para poder visitar a un paciente internado: tener entre 18 y 60 años; gozar de buena salud en general; no presentar factores de riesgo; y no estar embarazada.

Así es el protocolo para visitar enfermos de coronavirus

Si bien las visitas a los pacientes con otras patologías ya se encontraban permitidas, también están contempladas dentro del nuevo protocolo del Ministerio de Salud de la Ciudad. Según un comunicado de la cartera sanitaria porteña, la posibilidad de la visita será comunicada por el hospital a los familiares, quienes deberán seleccionar a una persona del entorno con las características adecuadas para que se acerque a la institución y pueda estar con el o la paciente internada.

Una vez allí, recibirá la explicación detallada del procedimientos y las circunstancias en las que se desarrollará el encuentro. Previo a ese momento, se informará sobre los tratamientos médicos y se anticipará el estado actual del paciente, para reducir el impacto emocional durante el acompañamiento.

La persona que ingrese en la visita, podrá llevar fotos, motivos religiosos, o algo de valor emocional para la persona internada.

Cuando la visita sea a pacientes con Covid-19, se deberán cumplir con las normas de bioseguridad correspondientes: la persona deberá utilizar el Equipo de Protección Personal, tal como lo hace el personal de salud. Cuando se realice la visita, la persona que ingresa será informada sobre los procedimientos adecuados y deberá firmar un consentimiento en el que se detallan las normas a cumplir y los potenciales riesgos que la situación supone.

El tiempo del acompañamiento se evaluará de acuerdo a las circunstancias propias de cada caso; y siempre que la condición del paciente lo permita, se debería brindar al allegado la posibilidad de entablar una comunicación con el resto de la familia a través de dispositivos digitales. En tanto, cada centro de salud deberá implementar el nuevo protocolo teniendo en cuenta las distintas características que pueden presentar las instalaciones, el personal de salud disponible, entre otros puntos clave.

La Ley aprobada este jueves en la Legislatura porteña tomó en cuenta la iniciativa del diputado Facundo Del Gaiso, del bloque Vamos Juntos (VJ), y la de la diputada María Luisa González Estevarena, también de VJ.

El jefe de Gobierno porteño saludó la votación de la iniciativa en sus redes sociales, destacando el marco unanime de apoyo político que el proyecto había tenido en su paso por el recinto: 

Larreta reconoció en este último ítem la mano de Elisa Carrió, que había reclamado con insistencia que se permitiera a pacientes en agonía despedirse de sus seres queridos: Ésta última fue una iniciativa de @elisacarrio, que trabajamos en equipo con los legisladores y las legisladoras. Todos coincidimos en que lo más importante es poder compartir ese momento. #DerechoADecirAdiós

 

 

Han sido miles los casos de pacientes terminales que no pudieron ser acompañados por sus seres queridos en esta pandemia, pero el que más trascendencia alcanzó fue el de la joven Solange Musse, en Alta Gracia, a la que no se le permitió ver al padre que había llegado a la provincia meditarrénea desde Neuquén. Recién cuando la chica había muerto, por cáncer, una autorización judicial permitió que el padre y otra familiar de Musse puedan ingresar a Alta Gracia para asistir al velatorio.

HB

En esta Nota