lunes 20 de septiembre de 2021
ACTUALIDAD PANDEMIA DE CORONAVIRUS
30-12-2020 00:00
30-12-2020 00:00

Covid-19: el primer millón de vacunas chinas llegaría en enero a la Argentina

El Gobierno firmaría el acuerdo final por 10 millones de dosis de Coronavac con el distribuidor de Sinovac en la región en los próximos días. Un segundo millón arribaría en febrero; el tercero, en marzo, y los siete restantes, en mayo.

30-12-2020 00:00

El primer millón de dosis de la vacuna china Coronavac estaría en la Argentina a partir del 20 de enero, si se cumplen los plazos del memorándum de entendimiento que negociaron desde el gobierno nacional con el Instituto Butantan, en Brasil.

El Ministerio de Salud de la Nación pretende firmar el acuerdo definitivo en el transcurso de los primeros días de enero, en principio, por un total de 10 millones de dosis de la vacuna china Coronavac que se entregarían en forma escalonada durante el resto del verano y hasta mayo con el fin de sumarse al Operativo Vacunación contra el coronavirus.

A razón de dos dosis por persona, se trata de un total de cinco millones que podrán inocularse a partir del acuerdo entre el Estado argentino y este instituto autónomo que opera bajo la conducción política del estado de San Pablo. El segundo millón de dosis arribaría el 20 de febrero, otro millón, en marzo, para completar el anticipo del 20 al 30% de dosis de Coronavac durante el verano.

Luego desembarcarían los restantes siete millones de dosis en mayo.

China enfrenta problemas para que el mundo confíe en sus vacunas

Se trata de una de las tres vacunas que produce China para poner fin a la pandemia de coronavirus. En este caso, el laboratorio responsable es Sinovac Biotech, quien selló un acuerdo de exclusividad con el Instituto Butantan para la producción y distribución de su inmunizante en Latinoamérica.

De hecho, tal como se informó desde el mismo centro paulista, no es solo la Argentina quien negocia su aprovisionamiento, si bien es cierto que es el contrato más avanzado. También Uruguay, Perú, Chile y Ecuador buscan hacerse con esta variante de la vacuna anticovid que presenta ciertas ventajas comparativas desde el punto de vista de la logística. La única posibilidad de cerrar un acuerdo con el instituto era a través del Estado y no mediante privados, señalaron a PERFIL.

butantan coronavirus 20201229

Mediante el acuerdo entre Sinovac Biotech y el Instituto Butantan, el laboratorio brasileño se transformó en una suerte de representante de la firma china en la región. De ahí que fallaran algunas gestiones encabezadas por privados que intentaron negociar la compra de Coronavac directamente en China. 

Para la Argentina, quien ofició de nexo con el Gobierno fue el rector de la Universidad de Buenos Aires, Alberto Barbieri. Tomó conocimiento de esta limitación para acceder a la vacuna de Sinovac durante una de las rondas de interconsulta con el Ministerio de Salud y ofició como puente para acercar a las partes a partir de su nexo personal con el titular del área, Ginés González García, y la labor coordinada de la Universidad de Buenos Aires (UBA) con el Instituto Butantan.

A comienzos de diciembre, los directores Dimas Tadeu Covas y Raúl Machado visitaron Buenos Aires. Entre las múltiples reuniones que mantuvieron, pasaron por la Cancillería donde los recibieron Felipe Solá, el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme, y el jefe de gabinete del ministerio, Guillermo Justo Cháves. En declaraciones públicas en su país, Covas la definió como "una vacuna para el mundo, no solo para Brasil".

Sandra Pitta: "Es preocupante que se aplique una vacuna con tan poca información"

El gobernador paulista, Joao Doria, también participó de la cita mediante videconferencia. Enfrentado políticamente con el presidente Jair Bolsonaro, el jefe estadual se ha movido por su cuenta para atacar la pandemia, desafiando, por momentos, las órdenes del primer mandatario, como ocurrió en el momento de las cuarentenas. Bolsonaro cuestionó, en las últimas horas, que Sinovac —pero tampoco Pfizer y Oxford— hayan presentado aún la documentación para su autorización nacional.

Si bien el entendimiento entre el instituto paulista y el laboratorio chino contempla la transferencia de tecnología para que la producción de Coronavac se realice plenamente en Brasil, esto no sería sino hasta 2022. Mientras tanto, el Instituto Butantan recibe el producto sin etiqueta, le da su certificado de calidad y lo empaqueta para su distribución. Acorde a lo que pudo saber PERFIL, se repartirán en frascos de 10 y 20 dosis.

butantan coronavirus 20201229

El 10 de diciembre, Doria confirmó el inicio de la producción de la vacuna en el instituto, con una operatividad plena de siete días a la semana, en turnos sucesivos, para producir hasta un millón de dosis por jornada de 24 horas. Hasta octubre, el instituto trabajaba a razón de dos turnos por día, de lunes a viernes.

Tras la firma del acuerdo con la firma China, a mitad de año, se incorporaron casi un 50 por ciento más de empleados a su planta estable de 244 profesionales para reforzar la capacidad de producción. Además, Sinovac Life Science proveyó seis máquinas para la extracción del compuesto de la vacuna.

El 3 de diciembre, el laboratorio chino envió los primeros 600 mil litros a granel de la vacuna para ser fraccionados en Brasil. Se espera que, entre marzo y abril, exporten otras grandes tolvas para trabajar con esa mecánica a lo largo del próximo año. Recién en 2022 dejaría de ser licencia china para pasar a ser brasileña.

La vacuna china Sinopharm muestra eficacia del 79%

Coronavac se trata de un inmunizador a virus inactivado, explican los especialistas, con una tecnología distinta a la de Sputnik V y la de Pfizer. Se puede mantener a temperatura fría entre los 2 y 8 grados y resiste hasta 25 días a temperatura ambiente.  Su aplicación consiste de 2 dosis con una diferencia de 21 días entre ambas y el componente no difiere de la primera a la segunda, como ocurre con otras vacunas.

La revista científica Lancet publicó, en noviembre pasado, los resultados positivos de Coronavac correspondiente a la fase 1 y 2 y el 19 de octubre, tanto el Gobierno de San Pablo como el Instituto Butantan, anunciaron que se trataba de la "más segura entre las vacunas que se encuentran en etapa final de estudios clínicos en Brasil". Tomaba como base los 744 voluntarios en China.

Del total de quienes recibieron la dosis o el placebo, apenas un 35% registró algún tipo de reacción adversa clasificadas como leves, desde fiebre baja a dolor local. "Ninguna reacción adversa grave fue registrada", informó el centro brasileño. Y se reportó entonces que la vacuna tenía la capacidad de producir una respuesta inmune a los 28 días de su aplicación en el 97 por ciento de los casos.

La fase 3 está culminando en Brasil con unos 11 mil funcionarios de la Salud y a punto de recibir el visto bueno de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), la ANMAT brasileña. 

Alberto Fernández y Ginés González García

El estado de San Pablo pretende arrancar su campaña local el 25 de enero. Habla de unas 11 millones de dosis. En simultáneo, deberá empezar a proveer a la Argentina en caso de que se firme el acuerdo en el futuro inmediato, tal como indicaron fuentes vinculadas a la operación a este medio.

Con más de un siglo de vida, el Instituto Butantan se ubica en la zona homónima de San Pablo y trabaja en coordinación con la UBA, en la Argentina, en estudios e investigaciones básicas en las áreas de biología y biomedicina. Es el principal productor de inmunobiológicos en Brasil, responsable de un gran porcentaje de la producción de sueros hiperinmunes y un gran volumen de la producción nacional de antígenos vacunales, que componen las vacunas utilizadas en los programas oficiales.

Además, abastece al sistema público de salud brasileño con el 90% del antiveneno, el 65% de todas las vacunas distribuidas en el país y produce 100 millones de dosis anuales para el programa de inmunización brasileño y el 100% de las dosis de la vacuna antigripal que utiliza el Ministerio de Salud de Brasil, reportó un comunicado de la Cancillería argentina correspondiente al día de la reunión. También asevera que es el mayor fabricante de vacunas contra la influenza del hemisferio sur.