viernes 01 de julio de 2022
ACTUALIDAD L’Osservatore Romano

El Papa Francisco expresó su preocupación por los refugiados: “Que el entendimiento y el diálogo se impongan”

“Dios es más grande que nuestras contradicciones”, señaló el Papa tras su viaje a Chipre y Grecia. Esta semana el lema del nuevo ejemplar es: “No hay ni debe haber muros en la Iglesia Católica”.

03-12-2021 15:15

Este nuevo ejemplar semanal del L´Osservatore Romano en lengua española, está enmarcado desde la portada al viaje apostólico que en estos días está llevando adelante el Papa Francisco en Chipre y Grecia. Con el título de tapa “No hay ni debe haber muros en la Iglesia Católica”, se introduce la cobertura especial de Silvina Pérez, directora de esta edición, y quien está cubriendo este viaje desde la comitiva periodística oficial vaticana.

La tarde del jueves 2 de diciembre, después de aterrizar en el aeropuerto internacional de Larnaca, el Papa llegó en automóvil a Nicosia para encontrar, en la catedral maronita de Nuestra Señora de las Gracias a los sacerdotes, los religiosos, las religiosas, los diáconos, los catequistas, las asociaciones y los movimientos eclesiales de Chipre. Después del saludo dirigido por el patriarca de Antioquía de los maronitas y los testimonios de dos monjas, una franciscana y una josefina, Francisco pronunció su primer discurso en tierra chipriota.

Papa Francisco 20211203

En el mismo, que se publica en forma completa con esta edición el Papa argentino expresó: “Comparto mi alegría de visitar esta tierra, caminando como peregrino tras las huellas del gran apóstol Bernabé, hijo de este pueblo, discípulo enamorado de Jesús, intrépido anunciador del Evangelio que, pasando por las nacientes comunidades cristianas, veía cómo actuaba la gracia de Dios y se alegraba de ello, exhortando ‘a todos para que permanecieran unidos al Señor con firmeza de corazón’ (Hch. 11,23). Y yo vengo con el mismo deseo: ver la gracia de Dios obrando en su Iglesia y en su tierra, alegrándome con ustedes por las maravillas que el Señor obra y exhortándolos a perseverar siempre, sin cansarse, sin desanimarse nunca. ¡Dios es más grande! Dios es más grande que nuestras contradicciones. ¡Adelante! Los miro y veo la riqueza de su diversidad. Es cierto, ¡una buena ‘macedonia’!. Todo diferente. Saludo a la Iglesia maronita, que en el curso de los siglos ha llegado en varias ocasiones a la isla y que, a menudo atravesando muchas pruebas, ha perseverado en la fe. Cuando pienso en el Líbano siento mucha preocupación por la crisis en la que se encuentra y noto el sufrimiento de un pueblo cansado y probado por la violencia y el dolor. Llevo a mi oración el deseo de paz que surge desde el corazón de ese país.

Esta edición incluye también una entrevista exclusiva de Silvina Pérez preparatoria a la visita del Papa Francisco a la isla de Lesbos. La directora de esta edición española del diario vaticano comenzó dicha nota diciendo que: “Poco a poco, el tsunami humano procedente del mar cargado de personas desesperadas en fuga se ha transformado en una corriente de retornos voluntarios de la isla considerada lugar emblema de la crisis migratoria del 2015 en el Mediterráneo oriental. Lesbos desde hace tiempo está en el centro del flujo de refugiados sirios que desde Turquía se dirigen hacia Europa a bordo de pateras, también en condiciones dramáticas. Hoy el número de llegadas en Grecia, y en particular en Lesbos, ha disminuido notablemente en 2021. Según los datos del Unhcr, 925 personas han entrado irregularmente en las islas del Egeo entre el 1 de enero y el 11 de abril de 2021, la mayor parte de los cuales ha desembarcado en la isla. En el mismo periodo del año pasado las llegadas fueron 7.591, lo que significa que hubo una disminución del 89%. Los números están disminuyendo, pero los problemas frente a una humanidad tan dramáticamente herida se han multiplicado y en primera línea está siempre él, padre Leone Kiskinis, único párroco católico de Lesbos”.

En la parroquia de Santa María Asunta en la archidiócesis de Naxos, Andros, Tinos y Mykonos, la vida se desarrolla como en cualquier otra comunidad católica del mundo: “En este particular momento histórico –observa el padre Leone– considero que se debe cuidar mucho la transmisión de la fe a las jóvenes generaciones; para mí es fundamental cuidar de los pobres, de los que viven en situaciones de necesidad y sufrimiento, independientemente de la nacionalidad de pertenencia”.

Como es habitual, en este ejemplar se incluyen las dos homilías personales tradicionales del Santo Padre, el Ángelus dominical y la Catequesis en oportunidad de la Audiencia General. “Renuevo mi más sincero llamamiento a quienes pueden contribuir a resolver” los problemas relacionados con la acogida de los migrantes “para que el entendimiento y el diálogo se impongan finalmente a cualquier tipo de instrumentalización”. Lo dijo el Papa —con el pensamiento dirigido en particular a “los que murieron en el Canal de la Mancha”, a “los que están en las fronteras de Bielorrusia, muchos de los cuales son niños”, y a “los que se ahogan en el Mediterráneo” — en el Ángelus recitado desde la ventana del Estudio privado en el Palacio apostólico vaticano el 28 de noviembre. Antes el Pontífice había comentado el Evangelio del primer domingo de Adviento. “Amar de hecho no es pretender que el otro o la vida corresponda con nuestra imaginación; significa más bien elegir en plena libertad tomar la responsabilidad de la vida, así como se nos ofrece”. Lo subrayó el Papa Francisco en la audiencia general del miércoles 1 de diciembre, prosiguiendo en el Aula Pablo VI las catequesis dedicadas a san José. Deteniéndose en la figura del hombre justo y esposo de María, el Pontífice se dirigió en particular a los novios y a los recién casados.