martes 05 de julio de 2022
ACTUALIDAD Vaticano

El Papa Francisco reclamó a Rusia no usar los alimentos "como arma de guerra"

"Preocupa mucho el bloqueo de la exportación de grano de Ucrania, del que depende la vida de millones de personas", sostuvo el Sumo Pontífice.

03-06-2022 15:34

El papa Francisco pidió el desbloqueo urgente de los puertos ucranianos, en el marco de la invasión rusa, para permitir la reanudación de las exportaciones de trigo y evitar una crisis humanitaria mundial. "Que no se utilice el grano como arma de guerra”, fue la petición del Sumo Pontífice que encabeza una nueva edición del L´Osservatore Romano.

La misma fue pronunciada por el Papa Bergoglio en oportunidad de la tradicional Catequesis de los miércoles, a cien días del comienzo de la guerra, con diversos gestos, mensajes, discursos del Papa Francisco condenando la misma y llamando a la paz.

El Papa Francisco: “Tengo el corazón desgarrado por la masacre en Texas”

"Preocupa mucho el bloqueo de la exportación de grano de Ucrania, del que depende la vida de millones de personas, especialmente en los países más pobres", expresó Jorge Bergoglio. En ese sentido decidió realizar un "sentido" llamamiento para que se resuelva la cuestión y "garantizar el derecho humano universal a la alimentación".

"¡Por favor, que no se utilice el grano, un alimento básico, como arma de guerra!”, exclamó el líder de la Iglesia Católica.

La guerra en Ucrania propaga el hambre y reduce las raciones de alimentos
La guerra en Ucrania propaga el hambre y reduce las raciones de alimentos.

También en esa homilía, Francisco, prosiguiendo las enseñanzas dedicadas a los ancianos se lamentó por la paradoja de una política "que se muestra tan comprometida con definir los límites de una supervivencia digna" pero al mismo tiempo "es insensible a la dignidad de una convivencia afectuosa con los ancianos y los enfermos".

El texto completo del contenido de su mensaje en oportunidad de la Audiencia General se publica en forma completa y oficial con esta edición de L´Osservatore Romano. 

La paz es «el don que el mundo espera». Por esto el Papa Francisco renovó la invitación a unirse a él en la oración del Rosario que tuvo lugar el martes 31, en la basílica de Santa María Mayor, al finalizar Mayo.

Anteriormente, el Pontífice había recordado la solemnidad de la Ascensión, comentando el pasaje evangélico de Lucas que narra la última aparición de Jesús a los discípulos. El texto completo de su mensaje del Ángelus se publica en forma completa. En la oración del Rosario por la paz, entre los fieles que se reunieron con el Papa Francisco, estaban presentes varias categorías de personas, incluyendo familias de refugiados.

El Papa Francisco, introdujo la oración mariana con la siguiente invocación: “Oh María, Madre de Dios y Reina de la Paz, durante la pandemia nos reunimos en torno a ti para pedir tu intercesión. Te pedimos que ayudes a los enfermos y des fuerza al personal médico; imploramos misericordia para los moribundos y que seques las lágrimas de los que sufren en silencio y soledad. Esta tarde, al final del mes especialmente consagrado a Ti, estamos de nuevo ante Ti, Reina de la Paz, para suplicarte: concédenos el gran don de la paz, y haz que acabe pronto la guerra, que desde hace decenios hace estragos en diversas partes del mundo, y que ahora ha invadido también el continente europeo".

papa francisco
El Papa Francisco sufre de fuertes dolores de rodilla que lo obligan a estar en silla de ruedas y recibir ayuda para levantarse.

"Somos conscientes de que la paz no puede ser solo el resultado de las negociaciones ni una consecuencia de los acuerdos políticos, sino que es sobre todo un don pascual del Espíritu Santo. Hemos consagrado las naciones en guerra a tu Corazón Inmaculado y hemos pedido el gran don de la conversión de los corazones. Estamos seguros de que, con las armas de la oración, el ayuno y la limosna, y con el don de tu gracia, se pueden cambiar los corazones de los hombres y la suerte del mundo entero. Hoy elevamos nuestros corazones a Ti, Reina de la Paz: intercede por nosotros ante tu Hijo, reconcilia los corazones llenos de violencia y venganza, endereza los pensamientos cegados por el deseo de enriquecimiento fácil, que tu paz reine en toda la tierra”, agrega.

"Como líderes religiosos tenemos el deber de suscitar en la humanidad la voluntad de renunciar a la violencia de construir una cultura de paz", exhortó el Papa ante los líderes budistas de Mongolia, recibidos en audiencia del sábado 28 de mayo. "La violencia siempre genera más violencia, las armas producen muerte y la guerra nunca es la solución sino un problema, una derrota". Lo reiteró el Papa Francisco en el discurso dirigido a la delegación judía de B’Nai B’rith International, recibida en la audiencia del 30 de mayo, en la Biblioteca del Palacio apostólico. Ambos discursos del Papa Francisco se publican en forma completa y oficial con esta edición semanal del periódico vaticano.