miércoles 08 de febrero de 2023
ACTUALIDAD JUICIO A LOS RUGBIERS

El forense que hizo la autopsia a Fernando Báez Sosa dijo que lo mataron "con mucha saña" y "no había forma de salvarlo"

Diego Duarte explicó que los golpes que recibió el joven esa madrugada fueron determinantes y le causaron "un derrame cerebral". Dijo que incluso si hubiera sido atendido de inmediato no podrían haberlo salvado.

09-01-2023 19:55

Diego Duarte, el médico forense que le practicó la autopsia a Fernando Báez Sosa, el joven asesinado a la salida de un boliche de Villa Gesell tres años atrás, dio detalles durante el juicio por su muerte y explicó en su declaración las lesiones dentro y fuera del cuerpo de la víctima.

Cuando el Tribunal lo llamó a testificar, los padres de Fernando, Silvino Báez y Graciela Sosa, decidieron retirarse de la sala debido a que prefirieron evitar ver las imágenes de la autopsia.

Duarte comenzó relatando cuando se enteró de la causa: "Trabajamos con un protocolo que cumplí. La autopsia se llevó a cabo en la morgue del hospital de Pinamar. Primero vi a la víctima en Villa Gesell. Yo tomé conocimiento del caso, supe que Fernando estaba en el hospital de Villa Gesell y como vivo en la esquina del hospital, crucé para ver cómo estaba", dijo.

Nueva jornada del juicio por Fernando Báez Sosa: por nueva evidencia podrían investigar a los rugbiers sobreseídos 

"Hice un examen previo para tener la visualización de con qué me iba a encontrar en la autopsia. Fernando yacía en una cama, presentaba múltiples agresiones en la parte del rostro. Pedí que se le realice una tomografía computada para ver un panorama general de lo que presentaba el cuerpo. El resultado tardó un rato en llegar. Yo lo vi y tenía una importante hemorragia por dentro del cráneo. Además, tomé imágenes con mi celular particular para tener una aproximación de las características de las lesiones que aún conservo en mi teléfono", explicó el médico.

El médico dijo que poseía imágenes nuevas en su celular y el fiscal García solicitó al Tribunal que el testigo exhibiera dichas fotos. No obstante, tras unos minutos los jueces rechazaron por unanimidad el pedido ya que no están presentes en el expediente ni serán agregadas después de la declaración. 

"Es una sorpresa que nos afecta en demasía", argumentó Hugo Tomei, abogado de los acusados, luego de tomar conocimiento de las fotografías.   

Luego de varios minutos, Duarte continuó con su testimonio de la autopsia. 

Juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa 20220108
Los acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa.

Fernando "murió producto de un traumatismo grave de cráneo producto de múltiples golpes": el testimonio del médico forense

El Tribunal dio pase a que en la pantalla de la sala del TOC 1 de Dolores comiencen a exhibirse las imágenes del procedimiento. Según consignó NA, ninguno de los ocho acusados giró para ver las fotografías.

Duarte confirmó que Fernando "no presentó daños óseos", pero que los golpes fueron suficientes y determinantes para causarle "un derrame cerebral". También detalló que "se detectó mucho sangrado y mucho coágulo en cerebro, cerebelo y tronco encefálico; compatible con la aplicación de golpes".  

"En cara y cráneo presentaba la mayoría de los golpes. Son áreas centrales porque allí se alojan la mayoría de las funciones del organismo", explicó

Durante su declaración, Tomei le hizo una pregunta acerca de si se podía saber cuántas veces fue golpeado Fernando, sobre lo que Duarte respondió: "No se puede medir la intensidad de los golpes en la autopsia. Tampoco se pueden determinar la cantidad de golpes que recibió la víctima".

Caso Báez Sosa: el fundador del club donde jugaban los rugbiers dijo que la muerte de Fernando "fue un accidente" 

Tal como reconoció la testigo anterior, la médica que atendió a Fernando en la vía pública, el forense sostuvo que el rostro de la víctima tenía una marca de zapatilla: "Es por un traumatismo de alta energía, contra un cuerpo que ofrece resistencia. Está en el piso, y al aplicar compresión, queda marcada".   

El especialista dijo que el cuerpo "tenía golpes en el tórax, producto de un golpe directo” y que también “se observó una laceración o desgarro en el hígado". Una pregunta realizada por el abogado Améndola, sobre si Fernando hubiese sobrevivido si la golpiza ocurría en la puerta de un hospital, Duarte respondió que "no" con seguridad.   

Al salir del Tribunal, Duarte habló con la prensa y relató brevemente lo que contó frente a los jueces: "Tratamos de dejar en claro las causales de la muerte de Fernando, quién tenía lesiones incompatibles con la vida en el sistema nervioso".   

"Murió producto de un traumatismo grave de cráneo producto de múltiples golpes. No fue solo un golpe, es una sumatoria de todas las lesiones que tuvo en diversos órganos", dijo.   

Por último, se mostró emocionado hasta las lágrimas al sostener que nunca había visto algo igual: "Fue con mucha saña, no había forma de salvarlo. Es muy fuerte, porque soy padre".