lunes 26 de septiembre de 2022
ACTUALIDAD TRAS LAS ELECCIONES 2021

Las bancas que no fueron: el colectivo trans sigue su lucha por un Congreso más diverso

Las activistas denuncian a los políticos que se declaran "transfeministas" hasta la hora de confeccionar las listas de candidatos. Hoy se preguntan cuándo llegará el momento en que este sector de la sociedad quede debidamente representado en el Parlamento.

18-11-2021 21:45

Casi 30 candidatas trans compitieron en las Legislativas del 14 de noviembre en todo el país, pero solo dos estuvieron cerca de alcanzar una banca en una elección que desnudó un trato que raya la "violencia de género institucional" contra las mujeres trans dentro de los movimientos políticos.

Las activistas, que denuncian a los políticos que se declaran "transfeministas" hasta la hora de confeccionar las listas de candidatos, ahora se preguntan cuándo llegará el momento en que este sector de la sociedad quede debidamente representado en el Congreso.

"Las personas trans deberíamos tener al menos siete bancas. ¿Quién está ocupando nuestros lugares?", plantea la abogada Cristina Montserrat Hendrickse, activista por los derechos trans, en conversación con PERFIL.

Lucha por inclusión laboral trans: "No es sólo una oportunidad laboral, es un cambio de vida"

La Organización Mundial de la Salud estima que la personas trans constituyen el 0,5 % de la población total, aunque se estima que en la Argentina este índice es superior por el reconocimiento de la identidad de género como derecho humano y la consagración legal de acciones positivas como el cupo laboral trans.

Ante este panorama Hendrickse analizó: "Haciendo estimaciones solo con el porcentaje del 0,5 % calculado por la OMS podríamos proyectar que en Argentina existen por lo menos 225.000 personas trans. Si la Constitución Nacional en su artículo 45 establece que el número de diputados es de 1 por cada 33.000 habitantes o fracción mayor de 16.500 me pregunto ¿ Quiénes están ocupando nuestras siete bancas?". 

"Algunas expresiones políticas siquiera consideran la participación de personas trans en sus listas. Otras, que se precian de transfeministas y que realmente lo han sido al momento de tomar decisiones respecto de políticas inclusivas para el colectivo travesti trans, dejan de serlo a la hora de 'la lapicera', como se conoce en la jerga política a la conformación de las listas", contó. 

Daniela Castro, la primera funcionaria trans quiere ser diputada: "Ganar una banca sería histórico"

"Las travestis y trans, tan requeridas para decorar actos y la semana del Orgullo, terminan en el vagón de cola de las listas, se las excluye de la participación en el 'rosqueo' (negociaciones) de la conformación de listas o se ignoran sus voces si es que llegan a participar", agregó la activistas.

Hendrickse afirma que "habitualmente resultan ser las últimas en enterarse del orden que 'les tocó' en las listas, en una evidente ninguneo que configura violencia de género política y violencia de género institucional, si entendemos la misma como la que ocurre en los partidos políticos (según así lo define la ley 26485 de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales)", comentó.

"Lo que el patriarcado no hace mucho le dejaba reservado a las mujeres cisgéneros antes de la ley de paridad, hoy queda la exclusión (residual del patriarcado cis-heteronormativo) para las personas trans", agregó. 

Es ley el cupo y la inclusión laboral de trans y travestis en el Estado

Más de 28 personas trans se han postulado para ocupar cargos legislativos en las elecciones de 2021. Quienes estuvieron más cerca de llegar se postularon dentro de listas del Frente de Todos, como Paula Arraigada, que quedó a 4 lugares de ocupar una banca de legisladora en Ciudad de Buenos Aires y Daniela Castro, a 7 lugares de ocupar una banca de diputada nacional por la Provincia de Buenos Aires.

"¿Y las restantes 26? Bien, gracias", lamentó Hendrickse. "En total, de 28 candidatas trans en distintas expresiones políticas, ninguna accedió a una banca".

"Entiendo, como también creo que lo entienden demás hermanas trans, que ya es hora que seamos nosotras las que podamos hablar por nosotras mismas y con nuestras propias voces. Tenemos mucho para aportar, tenemos mucho para compartir, tenemos mucho para proponer", sostuvo.

Clara como suele ser habitualmente Hendrickse, deja en evidencia el uso político que se le da a algunos géneros en busca de votos, pero pocas veces con la intención de dar un lugar real a un sector que hoy necesita tener voz propia, quedar fuera de la boca de otros y hacerse escuchar por si mismas. 

“Yo nena, yo princesa”: la primera película sobre la infancia trans en el mundo

Para la activista, en las próximas elecciones los partidos políticos deberían "acordar" nuevos mecanismos que incluyan al colectivo trans "para cortar el círculo de la violencia de género política e institucional". Eso podría asegurar una "participación política efectiva, concreta y estadísticamente posible".

"Se hace necesario que en las listas de candidatos las personas trans ocupemos, al menos una por lista, el orden dentro de la primera mitad de la cantidad de bancas que cada partido o frente haya obtenido en la elección inmediatamente anterior. Es hora que se deje de decir y se pase a hacer, que se deje de prometer y se pase a realizar", reclama.

Lejos de dar un paso al costado, las personas trans están dispuestas a redoblar la apuesta por sus derechos: "No nos vamos a desencantar de la política ni la vamos a abandonar. Por el contrario, vamos a redoblar nuestros esfuerzos porque somos resilientes, porque somos resistentes, porque somos sobrevivientes", dijo Hendrickse.

"No nos van a cansar de insistir. Estamos hartas del capitalismo arco iris. Estamos hartas de la violencia institucional y política. Estamos hartas de que hablen de nosotras sin nosotras. Insistimos e insistiremos: Queremos hablar por nosotras mismas. Queremos que nos devuelvan nuestras siete bancas", finalizó.