martes 05 de julio de 2022
ACTUALIDAD desorden oficial

Los zigzagueos de Alberto Fernández se suman a las internas y desorientan a los propios

El Presidente volvió a hacer declaraciones que desconcertaron a los funcionarios más cercanos. Cruces entre funcionarios y cambios en la estructura económica que generan dudas.

21-05-2022 00:02

El movimiento zigzagueante de Alberto Fernández desconcierta ya hasta a sus funcionarios más cercanos. Alberto Fernández tira y afloja la cuerda en su relación con Cristina Kirchner, pero cuando logra acallar esta pelea interna, abre un debate que los propios creían haber logrado cerrar. No hay reunión de gabinete ni incipientes diálogos políticos entre los distintos sectores que logre acoplar un gobierno que muestra cada vez más desorden.

Julián Domínguez se enteró de la posibilidad de que su gobierno abra el debate por el aumento de las retenciones minutos antes de viajar a Córdoba. El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca no tardó en comunicarse con el Presidente. Sus declaraciones no tenían nada que ver con lo que el funcionario venía sosteniendo después de distintas charlas con el propio jefe de Estado, el jefe de Gabinete y el ministro de Economía.

No sólo se trata de una discusión con la oposición que rechaza una suba de las retenciones, sino de un debate interno que parecía adormecido, ya que las voces kirchneristas que pedían un incremento del gravamen  no se estaban escuchando. Domínguez resiste desde su cargo un aumento de retenciones y asegura insistentemente que no las habrá. “Dije hasta el cansancio que las retenciones no se van a aumentar”, se animó a decir en público, convencido de que no habría otra posibilidad ya que en sus diálogos con el Presidente, este último también repetía que no habrá subas.

Cerruti se cruzó con Aníbal Fernández, quien abandonó el chat grupal al asumir

Pero las declaraciones de Fernández generaron un nuevo ruido. “Necesitamos que los alimentos en Argentina recuperen el precio interno y tenemos que hacer algo para que los precios internos se desacoplen y el modo son las retenciones. Necesito que el Congreso entienda la problemática y acompañe llegado el caso, puedo mandar mañana el tema de retenciones al Congreso, pero lo voy a perder, si tengo a toda la oposición haciendo tractorazos”, dijo el jefe de Estado este viernes en declaraciones a Radio Con Vos. Sus declaraciones parecieron destinadas a habilitar una discusión que sus propios funcionarios se oponen y que el kirchnerismo aplaude. Por eso, Domínguez fue el encargado de desactivar rápidamente esta posibilidad. Habló con el Presidente y el jefe de Estado le aseguró que ese no fue el mensaje que quiso transmitir por lo que quedó habilitado a cerrar la discusión. “Antes de presentar el Plan GanAr en Córdoba, hablé con Fernández, Manzur y Cerruti. Desde que asumí, la preocupación del Presidente es el aumento de los alimentos para las y los argentinos. De ninguna manera se van aumentar las retenciones ni enviar un proyecto de ley”, escribió en las redes sociales minutos después de aterrizar en Córdoba para presentar una actividad junto al campo. Las declaraciones de Fernández también sorprendieron a sus aliados. Ni Sergio Massa, ni Cristina y Máximo Kirchner tenían en carpeta esta discusión que el kirchnerismo sí está dispuesto a dar.

Pero el desorden de la gestión también queda en evidencia hasta en lo más irrisorio. En la segunda reunión convocada por el jefe de Gabinete, Juan Manzur, los cruces se hicieron notar. Uno de ellos se dio entre la portavoz, Gabriela Cerrutti y el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández. La funcionaria le pidió a sus pares que suban a sus cuentas lo que el Presidente promociona desde sus redes sociales. “Si suben las cosas rápido, sí”, le respondió el dirigente. Cerruti le reprochó no estar en el chat de ministros y el titular de Seguridad cerró la discusión diciendo que se lo mande por mensaje privado. El mismo día que asumió, Fernández abandonó el chat en el que participan todos los funcionarios y se mueve con una autonomía que a muchos les gustaría controlar.

Las chicanas entre Sergio Massa y Martín Guzmán continuarán las próximas semanas 

En esa reunión, el pedido de Juan Manzur de acompañar al Presidente en el acto de este viernes junto a la UOCRA dejó al descubierto la desobediencia oficial. Además de que el intendente anfitrión, Fernando Gray, tuvo como buena excusa un encuentro con el Papa Francisco en el Vaticano, las principales ausencias fueron las del gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y la del ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro. Pero también faltaron las dirigentes K, Luana Volnovich (PAMI), y Fernanda Raverta (Anses). Algunos señalaron la silla vacía de Máximo Kirchner, pero desde su entorno aseguraron a PERFIL que el diputado nunca fue invitado.

En el entorno más íntimo de la Quinta de Olivos aseguran que el vínculo entre Alberto Fernández y Sergio Massa atraviesa uno de sus mejores momentos. Esto no impide que el titular de la Cámara de Diputados apunte contra el ministro de Economía, Martín Guzmán. El funcionario se siente envalentonado y no sólo le contesta las críticas al kirchnerismo, sino que también habló de “obviedad” cuando se refirió a un pedido del tigrense para adelantar la suba del mínimo no imponible. Esta batalla promete escalar.

El martes, Martín Guzmán recibió en su despacho al secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti. En ese encuentro, el ministro le anunció que en las próximas horas su área pasaría a depender de Economía. “Es lo que Feletti venía planteando. Se necesitaba alinear la política de precios con la política económica. No se puede pensar una política de precios por afuera del ministerio de economía”, dicen desde el entorno del secretario de Comercio que responde al kirchnerismo. Ahora Martín Guzmán no podrá mirar para otro lado cada vez que los números de inflación traigan malas noticias.

 

Idas y vueltas en el oficialismo

◆ Esta vez, Fernández se bajó del ring con Cristina Kirchner y aseguró que el enemigo es “la derecha”.

◆ Julián Domínguez llamó al Presidente para asegurarse que no subirán las retenciones y el jefe de Estado lo avaló para que sostenga la decisión que sus propias declaraciones pusieron en duda al decir que necesitaba un “acompañamiento de la oposición” en el Congreso.

◆ Juan Manzur pidió a los ministros que apoyen al Presidente y asistan al acto de la UOCRA pero los kirchneristas pegaron el faltazo.

◆ Sergio Massa mantiene un buen vínculo con Alberto Fernández pero apunta a Martín Guzmán.

◆ Ahora Roberto Feletti deberá responder al Ministerio de Economía.