miércoles 22 de septiembre de 2021
ACTUALIDAD Luto en Francia
03-12-2020 13:09
03-12-2020 13:09

Murió Valèry Giscard d’Estaing, ex presidente de Francia: tenía coronavirus

Tenía 94 años y un juicio por acoso sexual. Fue el creador del Consejo Europeo, permitió que Francia tuviera aborto legal durante las 12 primeras semanas de gestación y divorcio por mutuo acuerdo.

03-12-2020 13:09

Rodeado por su familia, en su preciosa casa de la  la comuna de Authon, en el departamento de Loir y Cher, falleció hoy de coronavirus el ex presidente de Francia, Valéry Giscard. Tenía 94 años y un pasado nutrido.

Hijo de un hombre con mano dura para las finanzas, la casualidad quiso que Giscard naciera en Coblenza, cuando su padre había sido trasladado a Renania con el Ejército de Francia para que cobrara al gobierno alemán las deudas pactadas en el Tratado de Versailles, tras la Primera Guerra Mundial.

Aunque siguió la carrera de su progenitor –también fue Inspector de Finanzas- le tiraba la política, como a bisabuelo y a su tío abuelo, François Georges-Picot, un diplomático intrigante que hubiera merecido unas líneas en una novela de William Somerset Maugham o al menos en un capítulo de Gérard de Villiers. 

Combatió en el frente, durante la Segunda Guerra Mundial y su arrojó le valió una condecoración, aunque sin duda haber sido copríncipe de Andorra e incluso Jefe de estado de ese pequeño país de los Pirineos lo alagaron.

Desde 1962 fue Ministro de Finanzas de Charles De Gaulle y, luego, de Georges Pompidou (1969-1974), pero su inflexibilidad lo hizo impopular y fue desplazado de la primera línea. Armó su propio partido, la Federación Nacional de Republicanos Independientes y vislumbró que si De Gaulle le daba la espalda, su futuro estaría mirando al resto de Europa. Abogó para que Gran Bretaña se uniera a la Comunidad Económica Europea, y jugó un papel decisivo para la creación del Consejo Europeo, que él mismo propuso y logró efectivizar cuando convenció al canciller alemán Helmut Schmidt para unirse a su postura –hablante nativo, su alemán fluido fue muy convincente. 

Fue el presidente más joven de Francia: tenía 48 años cuando llegó al cargo que mantuvo hasta 1981.  


Vio la posibilidad de llegar a la Presidencia de la República, derrotó a François Mitterand y se consagró en las elecciones de 1974, en donde sumó a Jacques Chirac como Primer Ministro, otra figura que lo respaldaría, con idas y vueltas y que mereció la última aparición pública de Giscard D´Estaing, el 30 de septiembre de 2019, cuando asistió a su funeral, en París.

Todos lo citan hoy como el gran liberal francés, luego del fin de la era dorada de “Los treinta gloriosos”. Conservador a ultranza, durante su mandato endureció la política inmigratoria del país. 


Con Giscard se terminó el “azul Francia” en la bandera nacional, cuando lo reemplazó, por un tono menos eléctrico


La Marseillesa se hizo más lenta y las pruebas atómicas en los atolones de la Polinesia, más intensas. Aprobó el aborto legal durante las 12 primeras semanas de gestación (Ley Simone Veil), el divorcio por mutuo acuerdo y llevó la mayoría de edad francesa, de los 21 a los 18 años. 

Con inflación y desempleo, condujo el timón durante la crisis petrolera de 1973. En 1981, lógicamente, perdió ante Mitterand. Sin embargo, no renunció a la política. Entre 1984 y 1989 fue diputado del partido Unión para la Democracia Francesa (UDF) por Puy-de-Dome y entre 1986 y 2004, presidente del consejo regional de Auvernia. Europeísta convencido, fue eurodiputado en el Parlamento Europeo desde 1989.  En 2001 asumió el mando de la Convención para Europa, responsable de redactar una Constitución europea, que sería rechazada por referéndum. En 2003 fue elegido miembro de la Academia Francesa.

Ya geronte, desde mayo enfrentaba la demanda judicial que le había entablado la periodista alemana Ann-Kathrin Stracke, de 37 años, por acoso sexual. Dijo que le había tocado las nalgas, no una sino tres veces, durante la entrevista que le hizo en su oficina de París, a fines de 2018.
En los últimos años, le habían hecho varias angioplastias. En septiembre, lo internaron por una infección pulmonar y, el 17 de noviembre, por una insuficienca cardíaca. Sin embargo, el parte médico fue categórico, según describió Le Figaro: “su estado de salud se había deteriorado y murió a causa de la COVID-19, tal y como ha confirmado su entorno familiar”.

Antes de morir, expresó su deseo de ser “velado en la más estricta privacidad familiar”.  Previendo el desenlace, Emmanuel Macron lo despidió ayer públicamente, emitiendo un comunicado desde el palacio del Elíseo: “su mandato de siete años transformó Francia"

"Siervo del Estado, político del progreso y la libertad, su muerte es un luto para la nación francesa", lamentó Macron. "Las indicaciones que dio a Francia aún guían nuestros pasos". 


Por su parte, su antecesor François Hollande, también hizo llegar a la prensa francesa sus condolencias: "Giscard d’Estaing fue un estadista que tomó la decisión de abrirse al mundo". Marine Le Pen, líder del ultraderechista partido Agrupación Nacional, no quiso quedarse callada y se pronunció diciendo que Giscard fue " el artífice de nuevas libertades públicas", cita Europa Press.

Valéry Giscard D’Estaing se casó con Anne-Aymone Sauvage de Brantes, en 1952. Tuvieron cuatro hijos.