martes 05 de julio de 2022
ACTUALIDAD Polémica en el Gobierno

Paolo Rocca defendió la licitación del gasoducto: "No hubo corrupción ni direccionamiento"

El CEO del Grupo Techint desmintió la "licitación a medida" que se denunció desde el Ministerio de Desarrollo Productivo este viernes, en un off que derivó en la renuncia de Matías Kulfas.

07-06-2022 11:56

En el marco de los 20 años de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), Paolo Rocca se defendió de las acusaciones de direccionamiento a favor de Techint en la venta de caños para construir el gasoducto Néstor Kirchner y manifestó que "no hubo corrupción". 

"No hubo ni hecho de corrupción, ni direccionamiento del pliego ni nada por el estilo. Ustedes saben que yo no simpatizo con la ideología pero respeto un enfoque técnico cuando lo reconozco como tal y esto fue lo que se ha hecho", expresó el CEO de Techint.

Rocca no sólo negó que el gobierno haya terciado a su favor, sino que remarcó sus diferencias ideológicas. El último viernes, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner le dedicó un pasaje al empresario. “Muchachos, no podemos darles 200 millones de dólares para que se paguen ustedes mismos la chapa que fabrica una subsidiaria en Brasil”, dijo.

La cita era a Usiminas, la fabrica que construye la chapa que debe importar Tenaris (también de Techint) para armar los tubos. La empresa Techint tiene el 20% de Usiminas, según informó el periodista Carlos Pagni. 

El CEO habló frente a un nutrido grupo empresarial entre los que se destacaban Federico Braun de La Anónima, Martín Migoya de Globant, Carlos Miguens de Grupo Miguens y Héctor Magnetto, de Clarín, entre otros. Como cierre, el evento tendrá la palabra del ministro de Economía, Martín Guzmán

Paolo Rocca dio su versión respecto a la licitación para el gasoducto Néstor Kirchner

El empresario dedicado a la ingeniería y la construcción enumeró de qué manera accedió al pliego, que fue puesto en duda por el ex ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, quien aseguró que los funcionarios ligados al área de Energía del Gobierno Nacional beneficiaban a la firma del ítalo-argentino. 

"Salieron a buscar todo lo que podían ofertar los tubos y ni los chinos ni nadie pudieron llegar con una oferta consistente y en los tiempos previstos", expresó el empresario de origen italiano sobre los pormenores del proceso licitatorio. "Tenaris, que es líder en el mundo en lo que hace, llegó forzando toda nuestra cadena de abastecimiento de Brasil en Argentina, anticipando decisiones, tomando personal clave, para poder presentar la oferta", manifestó. 

Tenaris es la fábrica que Techint tiene en Valentín Alsina para fabricar los tubos que requiere la construcción del primer tramo de la obra clave del Frente de Todos que parte desde la localidad neuquina de Tratayén hasta Buenos Aires, en Saliqueló, por 563 kilómetros.

Graciela Ocaña: “Carrió no es la única, Techint tampoco puso plata en mi partido”

"La dirección de IEASA dio un licitación donde solo había un oferente, que es líder en el mundo. Recién ganamos un gasoducto mucho más grande en Qatar. IEASA podría haber decidido dos cosas: cancelar la licitación, olvidarse del gasoducto para 2023 y hacer otra licitación más adelante, o asignarnos a nosotros que fue lo que hizo".

"Después el sentido común se fue perdiendo en toda la grieta y creo que hoy está interviniendo la justicia y es muy probable que terminemos pagando en el invierno el gas a 28 dólares en vez de a 4 porque si la cosa sigue con atraso no se va a construir", aseguró. 

Las últimas investigaciones por corrupción que rozaron a Rocca

En las últimas semanas hubo dos causas judiciales que le trajeron dolores de cabeza al CEO de Techint, ambas en el ámbito internacional.

La primera de ellas ocurrió en Milán, Italia, donde la Corte decidió absolverlo junto a su hermano Gianfelice y su primo Roberto Bonatti, luego de decidir que había falta de jurisdicción para tratar la causa por sobornos a Petrobras a través de Confab, parte de Techint.

Los sobornos a la empresa petrolera brasileña también fueron investigados en Estados Unidos, donde Tenaris abonará 78 millones de dólares de multa para cerrar la investigación.