viernes 02 de diciembre de 2022
BLOOMBERG Crisis energética

Alemania lanzaría un paquete de € 54.000 millones para contener los precios de la energía

Antes de que pueda entrar en vigor, el paquete deberá ser aprobado por la Cámara Alta del Parlamento el 16 de diciembre, dijeron los funcionarios.

22-11-2022 12:56

Alemania introducirá un límite en los precios del gas y la electricidad para las empresas y los hogares el próximo año, ya que la economía más grande de Europa busca contener las consecuencias de las medidas de Rusia para recortar el suministro de energía.

El paquete de medidas, que costará al Gobierno unos €54.000 millones (US$55.500 millones), entrará en vigor el 1 de marzo, según funcionarios del Gobierno. Los subsidios se pagarán con carácter retroactivo para enero y febrero, y los consumidores de gas también recibirán una subvención estatal única para diciembre, dijeron los funcionarios, que pidieron no ser identificados de acuerdo con las normas de información.

La ayuda a las cuentas de energía será financiada en parte por un impuesto extraordinario sobre las ganancias de la electricidad, con el que el Gobierno espera recaudar una cantidad superior a €10.000 millones de euros, dijeron los funcionarios el martes.

La crisis energética en Europa desencadenará varios años de escasez

Casi todas las formas de generación de energía, incluidas las energías renovables, se cobrarán con la excepción del gas y el carbón duro. Muchas empresas han advertido que el impuesto, que se aplicará con carácter retroactivo a septiembre, podría impactar las inversiones en el sector.

Alemania es el epicentro de la crisis energética europea. Décadas de dependencia de Rusia se han vuelto en contra después de que el Kremlin recortara las entregas en evidente represalia por las sanciones relacionadas con la guerra de Ucrania. La Administración del canciller Olaf Scholz ha puesto en marcha una serie de medidas para garantizar el suministro y poder sobrevivir al invierno.

En el caso de los hogares, el precio del gas se limitará a 12 centavos por kilovatio hora para el 80% del consumo, basándose en los niveles de uso del año pasado. Para los consumidores industriales, se subvencionará el 70% del consumo de gas. El precio de la electricidad se limitará a 40 centavos por kwh. Los límites estarán vigentes hasta abril de 2024.

La crisis energética en Europa da un giro inesperado

El inicio de los límites de precios en marzo podría suponer un alivio para las empresas energéticas, que han dicho que sería inviable organizar las operaciones a corto plazo hasta enero, como había planeado el Gobierno en un principio.

Los planes anteriores del ministro de Economía, Robert Habeck, para prohibir el pago de bonos a las empresas a cambio de las ayudas han sido abandonados. La restricción sólo se aplicará ahora a las empresas que recibieron una inyección directa de capital del Estado, como el gigante del gas Uniper SE.

Antes de que pueda entrar en vigor, el paquete deberá ser aprobado por la Cámara Alta del Parlamento el 16 de diciembre, dijeron los funcionarios.