BLOOMBERG
Internacional

Analistas brasileños elevan sus estimaciones para tasas de interés

La tasa de referencia Selic llegará al 12,75% en diciembre, por encima de las previsión anterior del 12,5%. Además, se está evaluando una revisión de las actuales metas de inflación para este año, para 2024 y 2025.

Lula da Silva
Lula da Silva asumió su tercer mandato presidencial. | AFP

Analistas de Brasil elevaron sus estimaciones sobre las tasas de interés para este 2023 y el próximo año mientras el Gobierno evalúa una revisión preliminar de las metas de inflación para calmar las tensiones entre el presidente Luiz Inácio Lula da Silva y el Banco Central.

La tasa de referencia Selic llegará al 12,75% en diciembre, por encima de la estimación anterior del 12,5%, según una encuesta semanal del banco central publicada el lunes. Los analistas también elevaron su pronóstico de las tasas para fines de 2024 de 9,75% a 10%.

Los encargados de política monetaria encabezados por Roberto Campos Neto señalaron que continuarán con tasas de interés del 13,75% durante más tiempo a medida que se frene gradualmente el aumento del costo de vida. Bruno Serra, miembro de la junta del banco central, indicó que un reciente aumento en las expectativas de los precios al consumidor es el principal desafío por delante y reiteró que la autoridad monetaria no tendrá “indulgencia” en su lucha contra la inflación.

Afinidades y diferencias entre Biden y Lula

Los miembros del equipo económico están evaluando una revisión anticipada de las actuales metas de inflación de 3,25% para este año y 3% para 2024 y 2025, según dos funcionarios gubernamentales con conocimiento del tema.

El Consejo Monetario Nacional, el organismo gubernamental responsable de fijar esas metas, se reunirá el jueves. Los objetivos de inflación se discuten tradicionalmente en junio y el grupo debe definir una meta para 2026. El banco central tiene un voto minoritario en el consejo.

Lula ha estado intensificando sus ataques contra la política monetaria, que calificó de una “vergüenza”. El presidente criticó la tasa de interés del banco central, de 13,75%, y sugirió una meta inflacionaria de 4,5% para reactivar la economía.

Brasil y Argentina, dos modelos tributarios, dos ideas de la economía

La inflación anual se desaceleró a 5,77% en enero, aunque los costos de transporte y los precios de los alimentos están repuntando nuevamente. Las lecturas subyacentes, que eliminan los elementos más volátiles, se frenaron, pero los banqueros centrales dicen que siguen por encima de sus objetivos.

Los analistas de la encuesta también elevaron sus pronósticos de los precios al consumidor hasta superar los objetivos, y ahora prevén que la inflación anual alcance un 5,79% este año, un 4% el próximo y un 3,6% en 2025.